Tópicos

27/10/2017 - 15:15

Clima escolar y la calidad educativa

0 comentarios

Proantioquia - Fundación para el desarrollo
,

La literatura es extensa y plantea múltiples vías para el mejoramiento de la calidad educativa. Sin embargo, hay un elemento que se ha vuelto transversal a toda la discusión: el clima escolar.

 

Entendemos un ambiente de aprendizaje como un espacio intencionado para el desarrollo de competencias, por medio de experiencias, interacciones y colaboración. Por su parte el clima refleja los niveles de interacción en el aula y las relaciones entre los actores educativos que se dan en los diversos ambientes de aprendizaje dispuestos en una escuela específica.

 

En ese sentido, la comprensión y mejoramiento de esta variable hacen parte de la gestión

estratégica educativa. Su importancia radica en la necesidad de mejorar las relaciones entre los actores de las comunidades educativas, sus percepciones sobre la escuela como ambiente protector y las prácticas de convivencia dentro de los establecimientos educativos. Todos estos enfoques son, en esencia, reflexiones sobre calidad y pertinencia en los contextos escolares.

 

+Lea: El clima escolar como primera dimensión de la escuela constructora de paz

 

Unesco (2012) hace especial énfasis en la relevancia del clima escolar, porque existe una asociación directa entre buenas condiciones de esta variable y los aprendizajes; y el rendimiento académico y el logro. Adicionalmente, López (2014) señala que el clima escolar incide en la construcción de ambientes propicios para el intercambio de ideas y saberes, la formación ciudadana y el desarrollo de prácticas escolares coherentes con el contexto Sandoval (2014), Unesco (2012), Bosco, E. B. (2012), López (2014), entre otros, señalan una relación significativa entre la percepción del clima social escolar y el desarrollo emocional y social de alumnos y profesores. La percepción de la calidad de vida escolar también se relaciona con la capacidad de retención de estudiantes de los centros educativos.

 

Esta correlación se debe principalmente a los siguientes elementos: sensación de bienestar general, sensación de confianza en las propias habilidades para realizar el trabajo escolar, creencia en la relevancia de lo que se aprende en la escuela, identificación con la escuela, interacciones con pares y con los profesores.

 

Por otra parte, el clima escolar contempla los ambientes de aula como una de las variables centrales. Estos propician actividades para que los estudiantes sean los protagonistas del proceso de aprendizaje. En este sentido, ellos pueden enfrentarse a problemas cotidianos, usar materiales concretos para modelar situaciones o crear propuestas para el desarrollo comunitario.

 

+Lea: Los grupos interactivos y el clima escolar

 

Así pues, como propone Otálora (2010) y Vite (2014) los ambientes cumplen cuatro principios fundamentales que son:

 

  • Posibilitar el encuentro y las relaciones.
  • Facilitar el contacto con materiales diversos para estimular un amplio abanico de aprendizajes cognitivos.
  • Ofrecer distintos sub-escenarios según los objetivos de clase y el desarrollo de competencias socioemocionales y afectivas.
  • Permitir la interacción y participación de todo el grupo en la construcción del propio ambiente.

 

En estas líneas, nuestras aproximaciones al clima escolar tienen que ver con dos grandes enfoques: la creación, mantenimiento y mejoramiento de las relaciones; y la promoción de ambientes innovadores de las escuelas. Lo primero apunta al reafianzamiento de la escuela como espacio privilegiado para la construcción de ciudadanía (plenamente pertinente en los marcos del posconflicto) y, lo segundo, a la dinamización de las prácticas escolares para posicionar a la escuela como un escenario deseable, en el que se previene la deserción escolar desde acciones que sitúan a los estudiantes como los protagonistas de su propio proceso educativo.

 

Esta reflexión hace parte del texto: Hacia una educación para el siglo XXI en Antioquia: Seis líneas para la dinamización educativa regional en la educación básica y media. Descargue el texto completo AQUI.

 

Videoconferencia: Desarrollo emocional y ambiente escolar

 

Fragmento tomado de: Proantioquia (2017) Hacia una educación para el siglo XXI en Antioquia: Seis líneas para la dinamización educativa regional en la educación básica y media. Medellín

 

Algunas lecturas recomendadas 

Ávila Martínez, A. F., Bromberg Zilberstein, P., Pérez Salazar Estupiñán, B., Villamil Peñaranda, M. E., Velásquez Lasprilla, A., & Ortíz Fernández, M. J. (2015). Clima escolar y

victimización en Bogotá, 2013: encuesta de convivencia escolar.

BOSCO, E. B. (2012). La relación entre el clima escolar y los aprendizajes en México. Ponencia presentada en el X Congreso Nacional de Investigación Educativa. Mesa 10:

Interrelaciones Educación-Sociedad. Recuperada de http://www.comie.org.mx/congreso/memoriaelectronica/v10/pdf/area_tematica_10/ponencias/0103-F.pdf

López, Verónica (2014). Convivencia Escolar Verónica López. UNESCO: Apuntes, Educación y Desarrollo. No. 4. Recuperado de http://www.Unesco.org/fileadmin/MULTIMEDIA/FIELD/Santiago/pdf/APUNTE04-ESP.pdf

Mendoza, K. H., & Ballesteros, R. R. (2014). El clima escolar como elemento fundamental de la convivencia en la escuela. Escenarios, 12(2), 7-18.

MOVA (2015). Caracterización de los maestros de Medellín. Documento inédito. Medellín

Otálora Sevilla, Y. (2010). Diseño de espacios educativos significativos para el desarrollo de

competencias en la infancia. CS, (5), 71-96. Recuperado de http://www.scielo.org.co/pdf/recs/n5/n5a04.pdf

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo -PNUD- (2015). Construye-T. Proyectos para la reducción de la pobreza y competitividad productiva. Recuperado de http://www.mx.undp.org/content/mexico/es/home/operations/projects/poverty_reduction/construye-t.html

 

Rodríguez, M. J. L. Programa Golden5i: una mirada positiva al desarrollo del alumnado.

Convives: Atención a la diversidad, 15. Recuperado de https://www.ceapa.es/sites/default/files/uploads/ficheros/publicacion/revista_convives_n_10_junio_2015.pdf

 

Sandoval (2014). Convivencia y clima escolar: claves de la gestión del conocimiento.

Última década. vol.22 no.41. Recuperado de http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0718-22362014000200007&script=sci_arttext

 

Secretaría de Educación Pública -SEP- (2017). Construye-T. Recuperado de http://www.construye-t.org.mx/

 

Treviño, E., Bogoya, D., Glejberman, D., Castro, M., Espinosa, G., Tamassia, C., & Pardo, C.(2009). SERCE: Segundo Estudio Regional Comparativo y Explicativo: los aprendizajes

de los estudiantes de América Latina y el Caribe; reporte técnico

 

Unesco (2012). Análisis del clima escolar. ¿Poderoso factor que explica el aprendizaje en

América Latina y el Caribe? Recuperado de http://www.Unesco.org/fileadmin/MULTIMEDIA/FIELD/Santiago/pdf/analisis-del-clima-escolar.pdf

 

Vite, H. R. (2014). Ambientes de aprendizaje. Ciencias Huasteca Boletín Científico de la

Escuela Superior de Huejutla, 2(4). Recuperado de https://www.uaeh.edu.mx/scige/boletin/huejutla/n4/e1.html

 

Foto de  javi_indy. Tomada de Freepik

 

 

Agregar comentario

Debes iniciar sesión o registrarte para poder realizar comentarios.
PUBLICIDAD

Recibe nuestras novedades

PUBLICIDAD