Tópicos

28/07/2017 - 14:30

El grupo de narración oral y su proyección social como semillero de convivencia

0 comentarios

Blanca Isabel Triana
,

“Los cuenteros, con el poder de la palabra llenan de fe y esperanza a comunidades en estado de vulnerabilidad. Por medio de historias, los jóvenes llevan mensajes de convivencia y amor a ancianos, a niños huérfanos y a personas con VIH-SIDA”. Así fue destacado este proyecto al recibir el Premio Nacional del Convenio del Buen Trato (2002) por promover acciones de tolerancia y convivencia. “La tolerancia, el respeto, la convivencia pacífica y la solidaridad, entre otros valores, también son noticia, en medio de los horrores que produce la violencia”, expresaron las entidades que conforman el Convenio: Casa Editorial El Tiempo y las Fundaciones Restrepo Barco y Rafael Pombo.

 

El conjunto de actividades emprendidas por el grupo se realizaron durante la jornada contraria y en vacaciones. En los últimos años se integraron al grupo estudiantes con discapacidad auditiva, acompañados por la intérprete y quienes narraban los cuentos por medio de señas, después de una de las visitas expresaron: “Nos emocionó mucho estar con las personas con VIH, nos sensibilizó visitar a las personas con retraso mental. Nos da gusto sentirnos útiles y colaborar en su recreación (cuenteros, Vladimir, Julio César, Daniel).

 

En la primera fundación que visitamos, conocimos al médico César Tulio Gallo Meneses, Ginecólogo y Obstetra, persona con VIH, a quien un citomegalovirus le afectó la retina y perdió la visión. Es un excelente comunicador y compartía con los cuenteros los encuentros, respondía las preguntas sobre su vida, sobre la sexualidad en general y fue invitado al colegio a realizar conferencias a los estudiantes, profesores y a los padres de familia. De este intercambio de saberes le surgió la idea de escribir el libro: “Apostándole a la vida. Relatos que despejan dudas y promueven una sexualidad sana”, publicado por la Editorial Magisterio.

 

Algunos cuenteros, incluso desde diferentes lugares del mundo, expresan lo importante que ha sido para sus vidas esta experiencia, que promueve el respeto, la cooperación, el buen trato, la convivencia pacífica y la escucha respetuosa. Prioriza también el fortalecimiento de la Inteligencia Emocional, la Intra e Interpersonal, la Lingüística, la Corporal y la Espiritual, entre otras.

 

La cuentería es una de las formas más integradoras socialmente: comunica, entretiene y facilita la convivencia pacífica, propiciando así un cambio cultural en los pueblos. Algo que se puede destacar y que lo vimos con el tiempo, fueron las competencias laborales que se fueron desarrollando, como las interpersonales, las condiciones intelectuales asociadas con la atención, la concentración, la memoria, la creatividad, puesto que fueron la base para sus trabajos iniciales cuando terminaron la educación secundaria.

 

Uno de los más sentidos homenajes a la palabra y en él a la importancia de la cuentería, es el texto “La literatura” del escritor chino Han Yu, donde expresa: El más perfecto de los sonidos humanos es la palabra…

 

Y para finalizar, quiero recordar al escritor Hans Christhian Andersen, quien crea en uno de sus cuentos este marcador de comienzo: Ahora voy a contarles una historia que oí cuando era niño, y cada vez que he pensado en ella, siempre me ha parecido más bonita. Existen historias que, al igual que ciertas personas, embellecen con los años. ¡Y esto es muy agradable!

 

Foto de Israel Hergón. Tomada de Flickr

 

 

Agregar comentario

Debes iniciar sesión o registrarte para poder realizar comentarios.
PUBLICIDAD

Recibe nuestras novedades

PUBLICIDAD