Tópicos

11/08/2014 - 14:45

Publicado en

Publicado en: 

La atención educativa para personas con discapacidad en los Planes de Desarrollo Territorial 2012-2015

0 comentarios

Martha Patricia Mahecha-Aguilera
,

Este artículo tiene el propósito de compartir con la sociedad en general, los resultados obtenidos de un estudio hecho a los Planes de Desarrollo Territoriales 2012-2015 de las 94 entidades territoriales certificadas, ETC, focalizando 20 entidades, sobre aspectos educativos fundamentales en relación con la atención de las personas con discapacidad, que deben tenerse en cuenta para su formulación y posterior ejecución, en relación con la una política pública de educación inclusiva, que responda al Plan de Desarrollo Nacional 2010-2014, Prosperidad para todos.

 

En el marco del Convenio 193 de 2012 realizado entre el Ministerio de Educación Nacional, MEN, y la Organización de Estados Iberoamericanos, OEI, a través de un contrato con la Universidad Santo Tomás, USTA, se realizó un estudio sobre Los planes de desarrollo territorial 2012-2015 en relación con la atención educativa para personas con discapacidad en las 94 entidades territoriales certificadas.

 

+Lea: Los estudiantes con necesidades educativas especiales: incluidos o excluidos

 

El estudio tuvo como objetivo describir cómo los planes de desarrollo territorial incluyen la atención a personas con discapacidad en el sector educativo, por lo cual, las categorías teóricas de análisis de entrada, fueron: política pública, planes de desarrollo y atención educativa a las personas con discapacidad. Se revisaron los planes y documentos soportes de las 94 ETC, pero el análisis en profundidad se focalizó en 20 de ellas, a saber: Risaralda, Pereira, Magdalena, Santa Marta, Chocó, Quibdó, Caquetá, Florencia, Tolima, Ibagué, Putumayo, Santander, Bucaramanga, Cauca, Popayán, Bogotá, Bolívar, Cartagena, Valle y Cali.

 

Metodológicamente, el estudio se abordó haciendo, inicialmente, un inventario sobre los diversos elementos de los planes de las 94 ETC: objetivos, enfoque asumido al respecto, índice de población con discapacidad y matrícula según el tipo de discapacidad, según datos del DANE (Censo 2005) y del SIMAT (septiembre de 2012). En segundo lugar, se llevó a cabo el análisis de contenido de los diagnósticos, que fueron la base para la elaboración de los planes de las 20 ETC, que fueron focalizadas para este estudio, con lo cual se determinaron los alcances de los planes en educación para la atención a la población con discapacidad. Luego, se definieron los ejes analíticos para el estudio del diseño y ejecución de los Planes de Desarrollo Territorial. Durante el análisis se examinó si existían proyectos diseñados o en ejecución para la atención a personas con discapacidad. Finalmente, se llevaron a cabo visitas a las 20 entidades territoriales certificadas para verificar la información recolectada y analizada. Allí se trabajó con los equipos regionales responsables de la atención educativa de esta población, tanto de las Secretarías de Educación como de las Instituciones Educativas.

 

+Conozca el libro Las TIC para la igualdad. Nuevas tecnologías y atención a la diversidad

 

Los resultados del estudio son un insumo para el Documento de Orientaciones técnicas, pedagógicas y operativas para la atención educativa de la población con necesidades educativas especiales, NEE, (discapacidad) que está elaborando el MEN, específicamente sobre lo que tiene que ver con: 1) la mirada desde la política pública, que debe estar presente en los planes de desarrollo territorial sobre la atención educativa de la población con discapacidad, 2) la prevalencia del enfoque de derechos e inclusión que se debe reflejar en su construcción, 3) las percepciones de sujeto y sociedad que se tienen para construir la política y, 4) las orientaciones en relación con el currículo flexible y evaluación pertinente, para las instituciones educativas.

 

Analizar la evolución del proceso y compromiso de los gobiernos con la población con discapacidad y la atención educativa requerida, fue un punto de partida fundamental, puesto que desde allí, es posible identificar qué tan pertinentes y adecuadas son las políticas que se dan y las orientaciones para su aplicación, a nivel territorial. Se hizo una revisión de lo acontecido nivel internacional, desde la Conferencia General de la UNESCO (1960), pasando por la Convención sobre los Derechos de los Niños (1989), Jomtién (1990), Declaración Iberoamericana de Cartagena de Indias (1992), Declaración de Salamanca de la Unesco (1994), Dakar (2000), la Convención de las Naciones Unidas de los Derechos de las Personas con Discapacidad (2006) en Nueva York, reunión de la UNESCO en Ginebra-Suiza (2008) Educación inclusiva, el camino hacia el futuro, terminando con la reglamentación para la atención educativa a las personas con discapacidad, tanto a nivel nacional como internacional, que se dio en la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU (2006).

 

Los antecedentes del proyecto muestran que este ha sido un camino de esfuerzos para lograr el reconocimiento de la necesidad de una educación con enfoque de derechos e inclusión. También, a nivel nacional, los antecedentes del proyecto muestran las posibilidades que se han abierto en nuestro país, no solo propiciando estudios en relación con las personas en discapacidad, sino estableciendo las normas que soportan su atención desde la Constitución Política (1991). Es claro que, a partir de allí, se establece, para todos los colombianos, la igualdad en el acceso a las oportunidades, lo cual ha sido reforzado por las Sentencias de la Corte Constitucional, que han reconocido los derechos de las personas con discapacidad. En este mismo sentido, se revisó la política pública de los últimos gobiernos, más específicamente, el Plan de Desarrollo Nacional 2010-2014 Prosperidad para todos, el Plan Decenal de Educación 2006-2016 Pacto social por la educación y el Plan Sectorial de Educación 2010-2014 Educación de calidad, el camino para la prosperidad.

 

Alcances de los planes de desarrollo para la atención educativa a la población con discapacidad

Los alcances de lo establecido en los planes de desarrollo analizados para la atención educativa, se analizaron bajo las siguientes categorías: Currículo, evaluación, recurso humano, infraestructura e intersectorialidad.

 

Como parte fundamental de los métodos para la organización de los procesos educativos exitosos, el currículo escolar es el elemento básico que posibilita o no la formación de las competencias, desempeños necesarios y la construcción de conocimiento en el aula escolar. Por lo anterior, de la planeación, análisis y aplicación del currículo depende gran parte de la dinámica educativa. Es así como visibilizar la idea de currículo que se tiene en los planes y qué orientaciones generan en cuanto a la atención de las personas con discapacidad, propician una base fundamental para analizar porque los currículos potencian procesos novedosos o limitan el ingreso equitativo para las personas con discapacidad en el servicio educativo.

 

El recurso humano y la infraestructura son también criterios básicos para el análisis de la pertinencia de las orientaciones dadas desde la política, porque son los diversos equipos de trabajo conformados por profesionales idóneos, los que deben apoyar la atención a personas con discapacidad, como son los maestros y el personal de apoyo pedagógico (profesionales de diferentes áreas disciplinares). Así mismo, la infraestructura se constituye en aspecto determinante porque es necesario que las ETC trabajen para la eliminación de las barreras físicas que impiden el acceso y permanencia de las personas con algún tipo de discapacidad a las instituciones educativas. Sin estos aspectos definidos en los planes, la atención a las personas con discapacidad no se puede dar con la eficiencia, eficacia y calidad requeridas.

 

La intersectorialidad se consideró otro componente necesario para responder a la demanda de atención de forma integral. Se estudió así si los diagnósticos contenían categorías que posibilitaran el trabajo mancomunado entre diversos sectores de la entidad territorial para lograr el trabajo intersectorial de complementariedad, la coordinación en la atención y la optimización de recursos.

 

Desde todos estos aspectos, es significativo mirar algunas cifras que se obtuvieron como resultado del estudio y que pueden ser indicativas de lo que se planea y lo que se ejecuta en la realidad. En relación con los elementos presentes en los diagnósticos que sirvieron de base para la construcción de los Planes de Desarrollo Territorial se encontró lo siguiente:

 

En cuanto a las categorías currículos y evaluación que deberían considerarse en los planes, de las 20 ETC, en el 75% de ellas no aparece ninguna mención al respecto. Solamente en el 5% aparece la necesidad de hacer una adaptación curricular y la capacitación docente, como requerimientos para formar competencias adecuadas según las necesidades de las personas con discapacidad; así mismo, se hace la observación de que en sus regiones existen currículos no flexibles y no incluyentes.

 

Respecto al recurso humano, en el 70% de las ETC no aparece este aspecto como parte importante del diagnóstico. Solamente el 15% menciona la necesidad de tener profesionales de apoyo pedagógico y en el 20% manifiestan que la entidad carece de profesionales de apoyo.

 

En relación con la infraestructura, el 70% no hace ninguna mención al respecto. Solamente el 20% de las entidades expresa la preocupación por la falta de una infraestructura adecuada; solo el 5% se refiere a buscar estrategias para dar cumplimiento a la norma ICONTEC 4595, por la cual todas las instituciones escolares deben estar adecuadas para permitir la accesibilidad para las personas con discapacidad.

 

Finalmente, en lo relacionado con la intersectorialidad, en el 65% de los planes no se hace ninguna mención a este aspecto. En el 15% se evidencia la ausencia de articulación entre los distintos sectores y se expresa la necesidad de tener mayor interacción y articulación con los sectores del deporte y la cultura. El 5% de las ETC planea la articulación en lo relacionado con las TIC, así mismo, resaltan y reconocen la vinculación de la familia y la sociedad a la atención a personas con discapacidad.

 

Ejes analíticos en los planes de desarrollo

Los ejes que se seleccionaron para el análisis de los planes de desarrollo, por considerarlos básicos para el diseño y desarrollo eficaz de cualquier acción educativa, fueron: 1) fundamentación conceptual del plan, 2) concepción de subjetividad, 3) intencionalidades o propósitos y, 4) metodología para la ejecución del plan.

 

Tanto la fundamentación como la subjetividad, que tienen que ver con la orientación u horizonte y la noción de sujeto, son elementos conceptuales que se refieren al enfoque que tiene el plan de la ETC, sobre las personas con discapacidad. De allí se desprende no solo la conceptualización pedagógica sino también el tipo de atención que se ofrece. En este aspecto se encontró que en lo referente a lo pedagógico, en el 75% de los planes no aparece información. En un 15% se evidencia la voluntad de construir una educación inclusiva; en un 5% se expresa la intención de implementar una pedagogía flexible y la necesidad de la ampliación de la cobertura para personas con discapacidad. Sobre el tipo de enfoque que se puede evidenciar en los planes, el 80% adopta un enfoque de derechos e inclusión y solo el 5% tiene todavía un enfoque tradicional médico terapéutico. En uno de los planes analizados no se explicita ningún enfoque. En cuanto a las nociones de sujeto con discapacidad, el 80% de los planes asumen a las personas con discapacidad como sujetos de derechos y valorados a partir de la diferencia. Solamente el 5% lo ve como alguien segregado, objeto de cuidado y vulnerable. En el 5% de los planes no se hace mención alguna a este aspecto.

 

Como consecuencia de lo anterior, aparecen las intencionalidades que se propone la entidad territorial y tienen que ver con la utopía de sociedad y los propósitos que se establecen en los planes para la atención a personas con discapacidad. En cuanto a utopía de sociedad por la cual trabajar, el 60% coincide en que sea una sociedad incluyente y equitativa, el 25% busca una sociedad del conocimiento y en el 30% no aparece ninguna referencia a este asunto. Los propósitos, en el 100% de los planes, están orientados a garantizar derechos. En el 35% se busca disminuir la segregación y en el 25% no aparecen propósitos explícitos para la atención a personas con discapacidad.

 

Por último, se analizó la metodología de ejecución, las estrategias y medios que disponen en sus planes las entidades territoriales para la atención a personas con discapacidad. Es muy diciente constatar que el 30% de los planes opta por una educación con calidad y equidad, sin explicitar estrategias particulares; el 25% propone realizar un trabajo intersectorial, el 15% opta por hacer adaptaciones tecnológicas, dar dotaciones, establecer políticas públicas, modelos sociales y definir medios de capacitación en general.

 

Conclusiones

Entre las conclusiones del estudio en relación con los diagnósticos hechos por las entidades territoriales para poder elaborar sus planes de desarrollo, es importante señalar que es evidente que el 71% de estos dejan por fuera aspectos fundamentales como el currículo, la evaluación, el recurso humano, la intersectorialidad e infraestructura. Es claro que sin considerar incidir en estos elementos, ningún plan podrá ser de calidad, efectivo y eficaz. Por lo tanto, se cuestiona: 1) cuál es el objetivo de los diagnósticos, 2) quién los realiza 3) cómo interviene la comunidad en general y los equipos en particular, en este trabajo preliminar, 4) qué incidencia tiene este diagnóstico en la elaboración del plan territorial, de los programas sectoriales y de los proyectos específicos de implementación y, 5) qué valor tiene a la hora de tomar decisiones sobre el mejoramiento de los servicios y el desarrollo de la entidad territorial.

 

En cuanto a los planes de desarrollo de las ETC que se analizaron, es importante enfatizar que:

  • Existe una fractura entre los diagnósticos hechos y los planes diseñados.
  • Los diagnósticos, por desconocer aspectos fundamentales, no aportan tampoco al diseño de políticas, programas y proyectos que afecten al sector educativo y, más específicamente, a la inclusión de personas con discapacidad en una educación de calidad, con cobertura, permanencia y equidad.
  • Es muy positivo que el 100% de los planes territoriales expresan enfáticamente estar orientados a implementar una política de derechos e inclusión en educación.
  • Aun así, el 75% no explicita su fundamentación ni enfoque sobre discapacidad y mucho menos establece metodologías o estrategias apropiadas y efectivas para implementar una verdadera educación incluyente.
  • Los planes se quedan en buenas intenciones, puesto que, desde su mismo origen (diagnósticos, programas y proyectos), no se han previsto los aspectos fundamentales que posibilitarían hacer las trasformaciones radicales y de todo tipo que son necesarias para, realmente, brindar una educación incluyente, de calidad, equitativa y con la cobertura suficiente a la población en discapacidad en cada entidad territorial.
  • Sin embargo, como se verificó en las visitas, los equipos de trabajo en las entidades territoriales, en su gran mayoría, son profesionales comprometidos con los procesos de inclusión que se vienen adelantando, muchas veces por propia iniciativa.
  • Si los planes son una importante herramienta de programación, porque establecen una guía orientadora para las acciones de los gobernantes y habitantes de un territorio, es fundamental tener claro, entre otras cosas, el horizonte de sentido de la intervención en la realidad e incluir y/o mejorar las condiciones pertinentes, es decir, que se hagan los ajustes razonables en función de las necesidades individuales (Convención ONU, 2006) en el currículo, la evaluación, el recurso humano idóneo, la intersectorialidad y la infraestructura para la atención a las personas con discapacidad.

 

Recomendaciones

Por todo lo anterior, se recomienda:

 

  • Tener en cuenta los resultados arrojados por este estudio para analizar qué se debe reformular, por qué y cómo, para establecer las herramientas necesarias y poder ejecutar a cabalidad el mandato de una educación incluyente, pertinente, de calidad, con la equidad y cobertura necesarias.
  • Consolidar y fortalecer los equipos de trabajo que atienden esta población, garantizándoles permanencia, formación/capacitación, recursos e incidencia en la planeación territorial e institucional.
  • Promover el enfoque de derechos e inclusión en la ejecución de los planes.
  • Fortalecer las instituciones educativas para que se organicen a nivel territorial para prestar un mejor servicio distribuyendo estratégicamente responsabilidades y recursos por tipos de discapacidad.
  • Impulsar la cooperación intersectorial y conformar redes de apoyo para la operacionalización de los planes de desarrollo educativo incluyente, valorando el aporte de la familia y la sociedad civil.
  • Complementar esta investigación indagando los planes sectoriales de educación formulados a nivel territorial, los documentos de programas y proyectos relacionados, para poder emprender acciones realmente eficaces que mejoren los procesos y resultados.

 

Referencias

Consejo Nacional de Política Económica y Social (COMPES). (2004). Política pública nacional de discapacidad. República de Colombia Departamento Nacional de Planeación.

Consejo Nacional de Política Económica y Social. (2004). Política Pública Nacional de Discapacidad. Documento Conpes Social 80. Recuperado de: http://www.mincultura.gov.co/?idcategoria=7373, el 3 de octubre de 2012. Colombia.

Departamento Administrativo de Planeación. (2001). Guía para la elaboración del plan de desarrollo municipal. Recuperado de http://www.avancemosjuntos.com/sitio/wp-content/uploads/2012/05/guia_plan_de_desarrollo.pdf

Ministerio de Educación Nacional República de Colombia. (2006). Fundamentación conceptual para la atención en el servicio educativo a estudiantes con Necesidades Educativas Especiales. NEE Guía. Bogotá.

Ministerio de Educación Nacional República de Colombia. (2009). Plan Nacional Decenal de Educación 2006 – 2016. Los Diez Temas y sus Macro Objetivos. Recuperado de: http://www.plandecenal.edu.co/html/1726/w3-channel.html, el 4 de Octubre de 2012. Colombia.

Ministerio de Educación Nacional República de Colombia. (2009). Plan Sectorial de Educación 2010-2014, “Educación de calidad – El camino para la prosperidad”. Documento N°9. Recuperado de: http://www.mineducacion.gov.co/1621/articles-293647_archivo_pdf_ plansectorial.pdf, el 3 de Octubre de 2012. Colombia.

Ministerio de la Protección Social. (2008). Categorización de la variable de Discapacidad. República de Colombia Dirección General de Promoción Social

Portafolio de Modelos educativos Flexibles. Portal Colombia Aprende http://www.colombiaaprende.edu.co/html/mediateca/1607/article-85440.html

Presidencia de la República de Colombia. (2010). Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014: Prosperidad para todos. Recuperado de: http://wsp.presidencia.gov.co/Publicaciones/Documents/InformePresidente2011.pdf el 10 de octubre de 2012.

 

La autora

Coordinadora del componente de investigación del contrato C-00414-12 entre la OEI y la USTA, en el marco del Convenio 193 de 2012 entre el MEN y la OEI. Docente e Investigadora, Doctoranda en Ciencias Sociales y Humanas de la Pontificia Universidad Javeriana.

 

Foto de la IEV. Tomada de Flickr

 

Agregar comentario

Debes iniciar sesión o registrarte para poder realizar comentarios.
PUBLICIDAD

Recibe nuestras novedades

PUBLICIDAD