Tópicos

04/06/2014 - 09:30

Publicado en

Publicado en: 

La danza del eterno presente

Entrevista con Ganna Mitchenko, Ana Mar del Sur.

0 comentarios

Revista Magisterio
,
Ganna Mitchenko

Ganna Mitchenko es Ucraniana y aunque tiene una maestría en Economía, el destino hizo de la Danza su profesión. Especialista en diferentes estilos de Danza Oriental, representó a Colombia en el pasado Festival Internacional de Danza Oriental en Rakkas, Estambul obteniendo el primer lugar en estilo turco y el tercero en folclor egipcio. Su nombre artístico, Ana Mar del Sur, es una evocación de los parajes más amados de su natal Ucrania, en la lengua de su esposo, colombiano. 

La Danza Oriental tiene muchos matices y géneros diferentes que has abordado a lo largo de tu vida como bailarina profesional y Maestra de Danza. ¿Podrías ilustrarnos un poco al respecto? 

La Danza Oriental comprende bailes de diferentes países. Podemos hablar del folclor de Egipto, Túnez, Marruecos, Turquía en todas sus variantes, Irán, Irak, Arabia, desde luego, además de la danza moderna de estos mismos países, hablando solo de Oriente Medio. Las escuelas modernas de Danza Árabe, norteamericanas, Rusas, Argentinas (de las más famosas en Latinoamérica), etc., tienen, así mismo, diferencias particulares, en términos de la manera de expresar el movimiento, de entender la música y coreografiarla. Por ejemplo, las escuelas de Argentina tienen una fuerte influencia del Ballet y por eso su estilo está lleno de arabesques y extensiones. Si hablamos de las escuelas norteamericanas, está presente la influencia de los inmigrantes de diferentes partes de Oriente Medio, de Turquía, de Egipto, de Marruecos, pero, además, está esa visión norteamericana del espectáculo, que incorpora más elementos (sables, aros, candelabros, serpientes, etc.) y mucha fuerza física. Entonces, hablar de Danza Árabe es hablar de cosas muy diferentes, dependiendo del país en el que te encuentres.

¿Cómo encuentras a Colombia en el panorama internacional de la Danza Árabe? 
 
Hay una gran fortaleza a nivel de técnica. Se trabaja mucho en los detalles y hay gente muy talentosa. Creo que sería interesante generar una especie de sinergia entre las escuelas… de cooperación que abra la posibilidad a las chicas de sentirse parte de un ambiente que soporta su ejercicio. En Estados Unidos, por ejemplo, las escuelas organizan, conjuntamente, fiestas mensuales a las que todas las chicas pueden asistir, sin importar su nivel, y expresarse a través de la danza sin ser juzgadas… eso es importante. Aquí hay un movimiento muy fuerte en Cali, en Medellín y también, aunque menos, en Bogotá y sería muy interesante esta clase de cooperación que permita a las bailarinas sentirse más cómodas con su baile. Por otra parte, aquí está muy desarrollada la Danza del Vientre como espectáculo, con gran fuerza, impacto y expresividad, incorporando el uso de elementos… pero, creo que sería interesante que la enseñanza se enfocara más en el folclor de Medio Oriente, porque en el folclor están las bases que aportan visiones diferentes también interesantes para las bailarinas (yo, personalmente trabajo en este sentido). Pero, en general, debo decir que en Colombia hay chicas muy fuertes y talentosas y pienso que se trata de un movimiento que seguirá creciendo. 

En mayo obtuviste el Primer puesto en la categoría de baile turco y el Tercer puesto en la categoría de baile egipcio en el Festival Internacional de Danza Oriental en Rakkas, Estambul. Cuéntanos acerca de esta experiencia.
 
Sí. La competición constaba de dos partes: la primera parte era una competencia on-line, en la que te inscribes y recibes una pieza musical que debes coreografiar. Gané como coreógrafa y tuve el honor de ser invitada a Turquía en representación de Colombia para presentar mi coreografía en una gala. Yo era la única representante de América Latina. Había diferentes categorías: Egipcia moderna, Estilo turco, Folclórica… Yo participé en la categoría de folclor y gané el tercer lugar en baile egipcio de bastón y participé en danza moderna y obtuve el primer lugar en estilo turco. Creo que había más de cien concursantes aunque no podría precisarlo. Pero lo más estimulante es que se trata de uno de los más grandes festivales en Estambul y para mí como maestra y como coreógrafa fue una gran oportunidad de aprendizaje… 



    Agregar comentario

    Debes iniciar sesión o registrarte para poder realizar comentarios.
    PUBLICIDAD

    Recibe nuestras novedades

    PUBLICIDAD