Tópicos

14/07/2017 - 17:00

La evaluación de estudiantes con necesidades especiales

0 comentarios

Alexis López
,

El proceso de evaluación debe ser inclusivo. Es decir, la evaluación permite que todos los estudiantes demuestren sus aprendizajes independientemente de sus condiciones. Cuando se habla de estudiantes con necesidades especiales, se habla de estudiantes con diferentes tipos de discapacidades: cognitivas, físicas, emocionales o afectivas, entre otras. Estas discapacidades pueden ser tanto permanentes como temporales. También se incluyen estudiantes con problemas de disciplina o con déficit de atención, y a estudiantes que tengan algún impedimento de lenguaje o cuya lengua materna no sea la misma que se utiliza en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

 

Si usted tiene estudiantes con necesidades especiales, se deben considerar los siguientes tres aspectos: 1) ¿Cuáles son las necesidades del estudiante? 2) ¿Qué impacto tienen las necesidades del estudiante en las expectativas que se tienen (estándar, objetivo, etc.)? y 3) ¿Qué tipo de ayuda o apoyo necesita el estudiante para demostrar sus aprendizajes? Para ayudar a los estudiantes con necesidades especiales para que puedan demostrar sus aprendizajes en las evaluaciones, se les puede ofrecer una serie de apoyos o modificaciones. El propósito de estos apoyos o modificaciones es minimizar los efectos de la necesidad del estudiante; su intención no es la de reducir las expectativas de aprendizaje.

 

+Lea: Los estudiantes con necesidades educativas especiales: incluidos o excluidos

 

Existen cuatro tipos de modificaciones que se pueden emplear con estudiantes con necesidades especiales: 1) modificaciones en el proceso de evaluación, 2) modificaciones en la forma como se contesta la evaluación, 3) modificaciones en el tiempo asignado, y 4) modificaciones en el contexto de la evaluación. A continuación se describe cada una de ellas.

 

Modificaciones en el proceso de evaluación

Este tipo de modificaciones permite que los estudiantes tengan acceso a la información necesaria para completar la evaluación o para hacer la tarea. En esencia se buscan formas alternas para evaluar al estudiante tales como las auditivas, multisensoriales, táctiles, y visuales, entre otras. Algunos ejemplos de modificaciones en el proceso son:

 

  • Simplificar las instrucciones.
  • Repetir las instrucciones.
  • Leer las instrucciones a los estudiantes.
  • Usar letra más grande.
  • Simplificar el lenguaje usado en las actividades.
  • Usar glosarios.
  • Usar diccionarios.
  • Usar intérpretes.
  • Usar máquinas.
  • Usar lupas.
  • Usar grabaciones.
  • Usar lectores electrónicos
  • Usar la lengua materna (Esto para estudiantes que no hablen español como lengua materna o primera lengua. Esto incluye el uso de braille y lenguaje de señas).

 

+Conozca el libro Integración escolar para población con necesidades especiales

 

Modificaciones en la forma como se contesta la evaluación

Este tipo de modificaciones permiten que los estudiantes completen la tarea o la actividad de evaluación. Algunos ejemplos de este tipo de modificación son:

 

  • Marcar la respuesta directamente en el folleto (y no en la hoja de respuesta).
  • Señalar respuestas en vez de marcarlas.
  • Dar la respuesta de manera oral.
  • Usar computador en vez de usar lápiz y papel.
  • Permitir que el estudiante tome notas.
  • Usar organizadores gráficos para escribir respuesta.

 

Modificaciones en el tiempo dado

En este tipo de modificaciones se permite que los estudiantes tengan el tiempo suficiente para completar la tarea o la actividad de evaluación. Algunos ejemplos son los siguientes:

 

  • Dar más tiempo.
  • Tomar descansos frecuentes.
  • Tomar la evaluación en varias sesiones.

 

+Conozca la Colección Inclusión

 

Modificaciones en el contexto de la evaluación

Este tipo de modificaciones permiten que los estudiantes tengan las condiciones necesarias para tomar la evaluación. Algunas opciones son:

 

  • Usar salones especiales-
  • Tomar la prueba individualmente o en grupos pequeños.
  • Usar audífonos.
  • Usar luz especial.

 

Es esencial que el tipo de apoyo o de modificación sea apropiado según el tipo de necesidad que tenga el estudiante. Lo más importante es asegurar que el tipo de apoyo le permita al estudiante demostrar sus aprendizajes, pero no debe incidir en el tipo de desempeño que obtenga. Es decir, no debe darle ninguna ventaja sobre los estudiantes que toman la evaluación regular y no debe reducir las expectativas de aprendizaje que se tengan.

 

Referencias:

Wiggins, G. P. (1993). Assessing student performance: Exploring the purpose and limits of testing. San Francisco: Jossey Bass.

López, A. A. (2008). Potential impact of language tests: Examining the alignment between testing and instruction. Saarbrucken, Germany: VDM Publishing.

 

Título tomado del libro: La evaluación como herramienta del aprendizaje. Autor: Alexis López. pp.126-128

 

Foto de ALES. Tomada de Flickr

 

 

Agregar comentario

Debes iniciar sesión o registrarte para poder realizar comentarios.
PUBLICIDAD

Recibe nuestras novedades

PUBLICIDAD