Tópicos

28/02/2017 - 16:30

Los estudiantes con necesidades educativas especiales: incluidos o excluidos

0 comentarios

Gladys Milena Vargas Beltrán
,

UNESCO estima que alrededor de 40 de los 115 millones de niños y niñas que están fuera de la escuela en el mundo tengan alguna discapacidad. Y que solamente el 2% de los niños y niñas en esta situación consiguen concluir sus estudios. La tasa mundial de alfabetización de personas adultas con discapacidad llega apenas al 3%, y al 1% en el caso de las mujeres con discapacidad (PNUD, 1998).

 

+Lea: 

Educación intercultural bilingüe: la inclusión del otro

PFPD Estrategias efectivas de inclusión del niño con dificultades en el aula regular. En alianza con el Instituto Colombiano de Neurociencias

La atención educativa para personas con discapacidad en los Planes de Desarrollo Territorial 2012-2015

Formar docentes para la no exclusión

 

Estas cifras son alarmantes teniendo en cuenta que es una responsabilidad del sistema educativo, garantizar el derecho a la educación de todas las personas sin importar su condición. En Colombia esta cifra es aún más preocupante si se tiene en cuenta que sólo 0,32% de los estudiantes que asisten a la escuela tienen alguna necesidad educativa especial NEE.

 

Es necesario tener en cuenta que esta cifra depende en gran medida del tipo y grado de discapacidad, sumado a que muchos padres y familiares de estos estudiantes los matriculan sólo en primaria, negándoles el acceso al bachillerato en muchas ocasiones.

 

+Conozca los libros: 

Inclusión educacional como investigación-acción. Un discurso interpretativo

Integración escolar para población con necesidades especiales

Las TIC para la igualdad. Nuevas tecnologías y atención a la diversidad

 

Por otro lado, y no menos preocupante, es el bajo nivel de preparación de nuestros maestros en torno a la formación de niños y jóvenes con necesidades educativas especiales. En este sentido, muchos de ellos manifiestan desconocer los medios y las metodologías.

 

+Conozca las revistas Inclusión e innovación educativa con uso TIC y Educación e inclusión

 

En este punto, es importante recordar que en la Conferencia General de la Unesco (1960), en la Convención sobre los Derechos del niños (1989), en el Marco de la educación para todos, en la Declaración de Jomtién (1990) y en la de Dakar (2000), se indica casi al unísono, que está prohibido “destruir o alterar la igualdad de trato en la esfera de la enseñanza y, en especial, excluir a una persona o a un grupo del acceso a los diversos grados y tipos de enseñanza; limitar a un nivel inferior la educación de una persona o de un grupo; instituir o mantener sistemas o establecimientos de enseñanza separados para personas o grupos; o colocar a una persona o grupo de personas en una situación incompatible con la dignidad humana”.

 

En este orden de ideas valdría la pena preguntarnos ¿cómo estamos trabajando este tema en la escuela?, ¿estamos generando mecanismos de trabajo para incluir a los niños y jóvenes con NEE en nuestra institución?, ¿existe una cultura de la inclusión en nuestra escuela?, ¿cómo estamos formando a los maestros para que asuman este compromiso tan importante?.

 

Estas y otras preguntas deberían ser parte de los consejos académicos y directivos, de las reuniones con los maestros y padres de familia. Ahora es el momento de empezar y generar estrategias que impulsen una transformación en la escuela en torno a la inclusión.

 

Referencias

Organizacion de Naciones Unidas (1998), Informe sobre el desarrollo humano 1998. Madrid: Mundi-Prensalibros.

 

Foto de Roberto Ortega. Tomada de Flickr

 

 

 

 

 

 

Agregar comentario

Debes iniciar sesión o registrarte para poder realizar comentarios.
PUBLICIDAD

Recibe nuestras novedades

PUBLICIDAD