Tópicos

22/04/2017 - 20:15

¿Qué significa educar?

0 comentarios

Lorenzo Tébar Belmonte
,

Educar es una palabra “talismán”, polisémica, que se orienta hacia la utopía. Se impone una selección de definiciones para descubrir el común denominador que las preside y los ricos matices que el término encierra, con respecto de otros que pretenden suplantarlo. Veamos algunas:

 

  • “La educación no es una acción ajena a la persona, sino un auto-realizarse mediante el conocimiento, la opción y la decisión. No se puede educar desde fuera, desde allí sólo se puede estimular. El estudiante es quien pone en obra la propia historia vital, porque es la persona triádica: quien es, conoce y quiere: “¡No vayas hacia afuera, vuélvete a ti mismo! En el hombre interior vive la verdad. Esfuérzate, pues, para ir hacia donde está encendida la luz misma de la razón” (San Agustín: De Magistro, 430).

 

+Lea: Los cuatro pilares de la educación para el siglo XXI

,

  • “La educación es, ante todo, el instrumento mediante el cual la sociedad regenera una y otra vez las condiciones de su propia existencia. La sociedad sólo puede sobrevivir cuando existe suficiente cohesión entre sus miembros. La finalidad de la educación es formar en nosotros, precisamente, este ser social” (E. Durkheim: Educación, moral y sociedad, 1902).

 

+Conozca el libro Educación para la paz

 

  • El hombre no comienza fácilmente a pensar, pero tan pronto lo hace, ya no se detiene. Quienquiera que haya pensado, pensará siempre. Nunca queda en reposo el entendimiento que se ha ejercitado en la reflexión… Que el hombre vea con sus ojos, que sienta con su corazón y que ninguna autoridad lo gobierne, fuera de su propia razón”. (J.J. Rousseau: El Emilio, 1762).

 

  • “La educación es el estímulo del hombre para manifestar su ley interior a conciencia, en libertad y en autonomía, como ser pensante, reflexivo y en proceso de concientización”. (F. Froebel: La educación del hombre, 1826).

 

+Lea: La educación y la construcción de la paz

 

  • “La educación aspira a que el niño se desarrolle lo máximo posible, dentro del seno de una comunidad benévola, para que más tarde sea un hombre fuerte y que, como adulto, sin hipocresía ni intereses egoístas, trabaje en una sociedad armoniosa y equilibrada”. (C. Freinet: La escuela francesa moderna: 1946).

 

+Conozca el libro Foucault, la pedagogía y la educación

 

  • “La liberación es un parto doloroso. La superación de la contradicción es el parto que trae al mundo a un hombre nuevo que se libera –ni opresor ni oprimido- que es el hombre nuevo. La pedagogía del oprimido debe ser elaborada con él y no para él”. (P. Freire: La pedagogía del oprimido, 1997).

 

  •  “¿Qué es la Educación y por qué es deseable?: Se desea formar para la plenitud humana a todos y a cada uno de los hombres. Que todos los hombres sean educados integralmente, no en una materia, ni en unas pocas cosas, ni siquiera en muchas, sino en todas aquellas que perfeccionan la naturaleza humana, para que así todos sean rectamente formados e íntegramente educados. Que sepan reconocer lo verdadero y no se dejen engañar por lo falso; a amar lo bueno sin dejarse seducir por lo malo; a hacer lo que se debe hacer y preservarse de lo que se debe evitar; hablar sabiamente de todas las cosas; saber actuar siempre con prudencia y no temerariamente, con las cosas, con los hombres y con Dios y así no apartarse del objetivo de su felicidad”. (J.A. Comenio: Pampaedia, 1670).

 

  • “La cuestión de la mayor libertad posible en educación es muy importante. La coacción en educación es la destrucción de la originalidad y del interés intelectual. El deseo del conocimiento es connatural al joven, pero es destruido generalmente cuando se le quiere forzar por encima de su deseo o de su capacidad de asimilación”. (B. Russell: Educación y orden social, 1932).

 

  • La educación es el proceso por el que un hombre se ayuda a sí mismo, o a otro, para que llegue a ser lo que él puede ser. La educación se debe definir como el proceso para cambiar a un hombre para mejor”. (M. J. Adler: La reforma de la educación, 1990).

 

+Conozca la Revista Educación y familia

 

  • -“Los tres ejercicios esenciales de la formación de la persona son: la meditación, en busca de vocación; el compromiso, el reconocimiento de su encarnación; y el despojamiento, iniciación a la donación de sí y a la vida en otro. Es la persona la que hace su destino, nadie más, ni hombre ni colectividad, pueden remplazarla”: E. Mounier: Revolución personalista y comunitaria, 1931).

 

  • La educación es un arte moral (o más bien una sabiduría práctica en la cual va incorporando un arte determinado. Los dos grandes errores contra los que debe luchar la educación: El primero es el olvido o la ignorancia de los fines. La supremacía de los medios sobre el fin, y la ausencia de toda finalidad concreta y de toda eficacia real, parecen ser el principal reproche que se puede hacer a la educación contemporánea” (J. Maritain: La educación en este momento crucial, 1965).

 

  • “La educación, como todo tipo de relación social, está fundada en el amor, una relación que depende de la capacidad de ver al otro”. (H. Maturana, 1999).

 

  • La educación es un camino de interioridad. La educación se ve obligada a proporcionar las cartas náuticas de un mundo complejo y en perpetua agitación y, al mismo tiempo, la brújula para poder navegar por él”. (J. Delors: La educación encierra un tesoro, 1996).

 

  •  “Se puede pensar legítimamente que el futuro de la humanidad está en manos de quienes sepan dar a la juventud razones para vivir y razones para esperar”. (GS, 31- Vaticano II).

 

  • “Puesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben construirse los baluartes de la paz”. (Preámbulo de la Carta fundacional de la UNESCO).

 

Educar, es ciencia y es arte, pero en esencia es un acto de esperanza, que acoge, ama, cree y confía en el otro, como ser creado a imagen de Dios. Es una experiencia de mediación humanizadora, que ayuda a crecer, potenciar y lograr una vida en plenitud. Educar es un trabajo que se convierte en misión, gracias a una entrega gratuita a los demás por vocación (Feuerstein, R., 2008). La educación se juega en la constante interacción de vivencias que forjan a la persona, para afrontar cada etapa de la vida con libertad, autonomía, responsabilidad y esperanza. La educación abarca todas las dimensiones del ser humano, para contribuir a su plena realización. La relación es el alma de la educación. (M. Buber, 2001).

 

Título publicado por Lorenzo Tébar Belmonte:

+El profesor mediador del aprendizaje

 

Foto de Marcelo Saavedra. Tomada de Flickr

 

Agregar comentario

Debes iniciar sesión o registrarte para poder realizar comentarios.
PUBLICIDAD

Recibe nuestras novedades

PUBLICIDAD