Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_1.png

Un libro proyecto

Magisterio
03/10/2018 - 11:15
0
Foto de Pixabay

Proyecto Planeta Tierra es más que un libro de aventuras. Tiene la particularidad de involucrar al lector en el desarrollo de la historia permitiéndole decidir qué caminos recorrer hasta llegar a alguno de los diecisiete finales posibles. Los acontecimientos se desarrollan en un colegio donde los protagonistas son estudiantes que plantean posibles soluciones de un modo colaborativo a problemas no sólo ecológicos, sino sociales.

Además del título, Proyecto Planeta Tierra es el nombre de la nueva asignatura de bachillerato encargada de explicar las preocupaciones ambientales y de escoger las mejores propuestas para solucionarlas. El objetivo es que los estudiantes logren ser parte del comité que integrarán cincuenta niños de todas partes del mundo para determinar el futuro del planeta.

El libro está diseñado para que los lectores se enriquezcan de diversas formas dado a sus componentes

+Lea: Educación Ambiental. Una experiencia que busca una mejor calidad de vida

El componente lúdico 

La participación en dinámicas, el sentirse con poder de decisión y el aprender a trabajar en equipo son fundamentales para el desarrollo de los niños. Cuando la experiencia es agradable se optimiza el gusto por aprender. Dado al estilo de narrativa hipertextual, es decir, la forma en que está escrito el libro la cual no es lineal sino que varía dependiendo de lo que decida el lector, este deja de ser pasivo y adquiere capacidad de decisión que lo empodera y responsabiliza del desarrollo que cobre la aventura abriéndole las puertas a la interactividad. La lectura se vuelve parte de un juego en el que las consecuencias de las decisiones asumidas llevan a distintas situaciones dentro de un mismo contexto escolar, donde las experiencias van desde tareas escolares, pasando por la penosa situación de verse envuelto en problemas y tener que ir a rectoría, hasta tener la oportunidad de aprender de la rectora, del profesor, de los amigos y de los compañeros.

Proyecto Planeta Tierra es el nombre de la nueva asignatura de bachillerato encargada de explicar las preocupaciones ambientales y de escoger las mejores propuestas para solucionarlas.

El hecho de sentirse jugando mientras se lee a temprana edad estimula las ganas de leer. Además,  si esa lectura incita a la toma de decisiones, se le abre una gran puerta a la lectura crítica la cual es indispensable para forjar no solo buenos lectores, sino mejores ciudadanos a futuro.

El componente tecnológico

No es un secreto que la tecnología consume cada vez más tiempo en las personas. A 2018 llevamos ya un poco más de una década con el fenómeno de los teléfonos inteligentes y cada vez son más rápidos y llamativos. En 2015 el uso del internet llegó a 1/3 de la población mundial. Sin embargo la efectividad de la comunicación ha disminuido considerablemente. Existen tantas distracciones que llegar al aburrimiento es cada vez más fácil. El joven contemporáneo es arrastrado fácilmente por estímulos diversos que hacen de la concentración algo difícil. La rapidez le quita terreno a la precisión, la memoria se deteriora y tanto la transmisión del conocimiento como la capacidad de incentivar la lectura crítica se dificultan considerablemente.

Innovar es indispensable hoy en día. La adaptabilidad a los cambios hoy más que nunca es fundamental para subsistir. Todas las industrias a nivel mundial se han visto en la necesidad de innovar para seguir en el mercado. Las compañías que han crecido más en los últimos años se lo deben precisamente a su constante re-invención. La educación no puede ser una excepción. Es necesario proponer opciones novedosas.

Un tercio de las aventuras del libro está en internet. Una de las opciones que tiene el lector lo saca del libro físico y lo sitúa en la red mundial, donde además, hay espacio para sugerir actividades a docentes. El hecho de ser un libro híbrido (físico y digital) lo hace más versátil y atractivo pues entra en el terreno que llama más la atención a la juventud. Ya sea en una computadora, teléfono “inteligente” o tableta, el lector podrá continuar su lectura y seguir tomando decisiones que lo lleven por aventuras distintas y lo motiven a seguir encontrando soluciones. Por lo tanto, el apropiarse del libro, de su contenido, le va a ser más fácil puesto que es “amigable” con lo que conoce.

+Conozca el  libro Proyectos ambientales escolares

El componente pedagógico

ANUNCIO
banner_formacion_web_336x280_4_0.png

En las decisiones que el lector va tomando en el libro siempre hay consecuencias así como las hay en la misma vida. Algunas veces no se ven los resultados esperados, y otras veces es evidente cómo las malas elecciones llevan a situaciones no deseadas. El aprender que toda decisión por simple que parezca lleva a consecuencias, es fundamental. El creciente uso de redes sociales y aplicaciones de chat ha llevado a que hoy en día la comunicación se haya vuelto muchas veces impersonal y a que no se vean las consecuencias de lo que hacemos de una forma tan inmediata y real. Toda elección va a llevar a ciertas experiencias que harán reflexionar sobre las decisiones tomadas, lo cual va de la mano con la responsabilidad real en el día a día. Reflexiones que al hacerlas introspectivamente, se vuelven en la mayoría de los casos más fructíferas que el hacerlas por orden de la autoridad del momento. Todos los finales están lo suficientemente elaborados para incentivar la reflexión acerca de las propias elecciones hechas en el transcurso de la historia propiciando que el joven crezca forjado en asumir la responsabilidad de sus propias elecciones.

Aunque es un libro completo donde se desarrollan múltiples aventuras que giran en torno a un mismo eje, es posible llegar a algún final en pocas páginas. También es posible volver a empezar la lectura una y otra vez escogiendo diferentes caminos. Esto lo hace propicio no solo para estimular la lectura, sino para ser trabajado con niños de diversas edades. A su vez, dado a su rico contenido, se le puede sacar provecho en diversas asignaturas y temas de clase.

El componente ecológico

Más allá de la fantasía y de los temas en la literatura infantil, este libro está basado en hechos que suceden actualmente. Se citan los problemas ambientales más relevantes y se proponen posibles soluciones dando pie al debate y a la generación de nuevas ideas para un cambio así sea solo a modo personal o grupal. El hecho de compartir el mismo momento histórico lo hace además más llamativo para despertar ese sentido de pertenencia no sólo del planeta como tal, sino del colegio, del curso y/o del grupo de trabajo para a su vez, incentivar la competencia sana hacia la implementación de ideas beneficiosas para todos sus miembros. De este modo, se muestra la ecología como algo que no nos es ajeno y se plantea la posibilidad de que cada quien aporte lo que considere útil para mejorar su entorno mientras se incentiva la comunicación para eventualmente solucionar diversos inconvenientes del diario vivir.

El componente contextual

Es muy complicado aislar a quienes nos escuchan de todo lo que les rodea para obtener toda su atención. Hay muchas cosas pasando por la cabeza del estudiante. Si se trata de imponer el objeto de estudio, así este sea aprendido de memoria, la persona creará un bloqueo y le será difícil encontrarle la utilidad que amerita en su vida.

El lograr que un estudiante sienta conexión por algún tema, facilita atraer su atención y orientarla hacia el contenido que se quiere compartir. Teniendo esto en cuenta, y dado que el universo del joven estudiante se basa en el colegio y sus experiencias, la representación de situaciones colegiales, en donde la juventud pasa gran parte de su vida, incentiva las ganas de seguir leyendo ya que las aventuras planteadas están basadas en hechos que han sucedido y siguen sucediendo en todo colegio.

Yéndonos más específicamente al desarrollo del libro, en un punto de la historia el lector-protagonista tiene que escoger un compañero de trabajo. Las opciones (el deportista social y popular, el inadaptado que le gusta la música protesta, el nuevo al cual le hacen bullying o la niña bonita de la clase) han de motivar a distintos tipos de lectores para que, de acuerdo a sus intereses, se entusiasmen para continuar leyendo mientras se encuentran con diferentes situaciones que incluyen la resolución de conflictos, el trabajo en equipo, el deporte, la música, los vikingos, entre otros temas.

Por otro lado, y a nivel más global, Proyecto Planeta Tierra plantea un objetivo que nos atañe a todos: trabajar juntos por una causa en común que es ayudar al planeta. Este componente es fundamental para que más allá de la ficción, se incentive a que los mismos lectores de un modo u otro replanteen su cotidianidad y eventualmente proponga sus propias soluciones.

Finalmente, y dado a que el libro se basa en cooperar con la generación de ideas para lograr objetivos en común, La Editorial Magisterio, la cual por muchos años se ha encargado de aportar al mejoramiento del acto educativo y a la formación de docentes por medio de sus publicaciones, invita a los educadores de distintas áreas y asignaturas al igual que a la comunidad educativa a que compartan sus experiencias con el libro en las aulas de clase para así divulgarlas y lograr entre todos retroalimentarnos de este libro proyecto.

Foto de Pixabay

 

ANUNCIO
banner_formacion_web_336x280_4_0.png

Reciba nuestro boletín

Síganos

ANUNCIO
24.png