Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_1.png

13 preguntas sobre el bullying y su manejo en la escuela

Magisterio
08/09/2016 - 10:45
0
Foto de Twentyfour Students. Tomada de Flickr

¿Por qué las acciones desarrolladas por las escuelas en diversos países, aún parecen insuficientes para contener el bullying?

Porque generalmente, las escuelas desarrollan acciones puntuales, por medio de conferencias, actividades de investigación o encuestas, publicación de pancartas. Sin embargo, las medidas más eficaces son las discutidas, planeadas, aplicadas y evaluadas por la comunidad escolar. La escuela sola no logra resolver la cuestión del bullying sin la participación, orientación y asistencia de la familia, sin la formación de un equipo inter y multiprofesional para el seguimiento y orientación de los casos, sin el apoyo de instituciones que aseguren los derechos infantiles y juveniles, sin el compromiso efectivo del Gobierno en la creación de políticas públicas y la aplicación de inversión en proyectos concretos que ofrezcan oportunidades de cambios significativos en la vida de niños y adolescentes, en la capacitación de profesionales de la educación, salud, asistencia social, entre otros, para el desarrollo de programas preventivos, en campañas mediáticas que valoren la familia, la escuela y sus profesionales, que incentiven a los jóvenes por medio de ejemplos positivos, para tomar actitudes de solidaridad, tolerancia, respeto a sí mismo y al otro, de dignidad y honestidad.

¿Cuál debe ser el papel del profesor en la contención del bullying?

El papel del profesor, indiscutiblemente, es el conocimiento. Este puede adquirirlo por iniciativa personal o por capacitación profesional. La escuela debe comprometerse en proporcionar a sus docentes y demás profesionales cursos de capacitación continuada, para que sean capaces de identificar, intervenir, encaminar y prevenir el bullying y promover una educación para la cultura de la paz.

¿El profesor debe incentivar a la víctima a reaccionar ante el bullying?

El profesor debe incentivar a la víctima a reaccionar ante el bullying desde que sea por medio del diálogo. Es importante que el niño aprenda a posicionarse asertivamente, que busque la ayuda de compañeros o de adultos; que denuncie los hechos; que aprenda a exteriorizar sus sentimientos; que no reaccione con agresividad o violencia; que no reproduzca los ataques.

¿Qué tipo de actividades pedagógicas son más eficaces para enfrentar el bullying?

Con seguridad aquellas que valoran a la persona humana, sus sentimientos, sus emociones, o sea, el estímulo de la paz personal e interpersonal. Las asambleas de estudiantes para discutir problemas escolares y la búsqueda de soluciones; las acciones de interiorización y vivencia de valores humanos; las actividades solidarias, recreativas, deportivas y culturales son algunos ejemplos de actividades que pueden realmente enfrentar el bullying.

¿Cómo deben los profesores trabajar el tema del bullying en el salón de clase?

En primer lugar, los profesores deben entender que las acciones puntuales no son capaces de resolver el problema. Por eso, las escuelas deben implantar programas de antibullying, compuesto por un conjunto de estrategias que intervengan y prevengan, contemplando la participación de toda la comunidad escolar. Sin embargo, los profesores deben introducir el tema en las discusiones dentro del salón de clases, abordando los siguientes aspectos: qué es bullying y cyberbullying; diferencias entre el bullying, el juego y los conflictos; quiénes son los involucrados; causas y consecuencias; qué se debe hacer frente a los ataques, cómo denunciar y dónde buscar ayuda; elaboración de reglas de antibullying; formación de grupos voluntarios para auxiliar a los compañeros dentro y fuera de los salones de clase; escuchar sugerencias de los estudiantes y aplicarlas cuando sean viables, entre otras.

+Lea Bullying y el proceso del chivo expiatorio 

¿Cómo pueden los profesores aclarar a los estudiantes qué es el bullying?

Los estudiantes no tienen claro qué es el bullying. Necesitan entender que el hecho de que un compañero sea criticado, discriminado o excluido del grupo no significa que sea víctima de bullying. Las críticas son naturales y suceden frecuentemente, la discriminación es un mal que necesitamos eliminar de nuestra sociedad y muchos no pertenecen a un grupo porque no tienen afinidades y nadie es obligado a participar donde no quiere. Es fundamental que los estudiantes sepan reconocer una acción agresiva y los criterios del bullying; repetición de los maltratos con el mismo blanco, desequilibrio de fuerzas o de poder entre las partes, ausencia de motivos e intencionalidad de causar daño. El profesor debe orientar sobre la importancia del respeto por las diferencias, de ideas, de gustos, de religión, de orientación sexual, de biotipo, etc.

¿Por qué los autores de bullying necesitan menospreciar a otro(s)?

Cuando observamos los modelos de comportamiento que son ofrecidos a los jóvenes, bien sea por parte de la familia, de la escuela, de la política, de los medios, de la sociedad, percibimos que cuando se menosprecia o se interioriza al otro genera en la persona sentimientos de superioridad, de dominación, de poder. Aquel que menosprecie al otro puede actuar así por aprendizaje o experiencia. De esta manera, puede ser por necesidad o dificultad de lidiar con el otro, lo que hace que muchos se anticipen y ataquen antes de ser atacados.

¿Por qué parece ser tan difícil eliminar el bullying de las escuelas incluso con tanta información disponible?

Porque no existe una receta lista, ya que el bullying es un comportamiento y no una enfermedad. Si fuera una enfermedad tendría un remedio o una vacuna. Como comportamiento es necesario identificar sus causas que pueden estar relacionadas con las dinámicas escolares y familiares. En cuanto a la información disponible sobre el asunto, no toda es confiable y eficiente. Hay mucho más especulación que eficacia. Las ideas son demasiado simplistas. Es necesario entender que son numerosos los factores que colaboran en la participación del bullying, bien sea como autor o blanco. Por lo tanto, las acciones deben ser amplias, que involucren a toda la comunidad escolar -profesionales, padres y estudiantes

ANUNCIO
banner_formacion_web_336x280_1.png

+Lea: Profe, los otros niños me dicen mariquita: Bullying o acoso homofóbico escolar y juvenil. Experiencia y estrategias en España

¿Cómo pueden enfrentar el bullying las escuelas?

Las escuelas deben, en primer lugar, diferenciar el bullying de los juegos cotidianos, de los actos de indisciplina y falta de civilidad, de los conflictos y de los diversos acontecimientos del universo escolar. Segundo, entender que no todo lo que ocurre en la escuela es bullying, existen otras formas de violencia que deben ser enfrentadas y prevenidas. En tercer lugar, entender que acciones puntuales no resolverán el problema, siendo necesario el desarrollo de programas antibullying y que estos hagan parte del proyecto político pedagógico escolar.

¿Las escuelas deben castigar a los estudiantes que practican el bullying?

La función de la escuela no es de castigar, pero sí de educar. Ya está comprobado que el castigo no resuelve el problema, si así fuera, el 80% de los jóvenes delincuentes no serían reincidentes como lo muestran los estudios. La escuela debe concientizar a los autores de bullying sobre la acción practicada y que va en contra del reglamento interno escolar -en este sentido, la escuela debe aplicar las sanciones previstas, responsabilizando al autor por sus conductas-. Además de eso, es necesario un proceso re-educativo junto con los autores y en alianza con la familia, donde se puedan tratar las causas del comportamiento intimidatorio, mediar y resolver el problema. Los casos graves, obviamente, se salen de la competencia de la escuela y deben ser enviados a las instituciones competentes para que estas tomen las medidas necesarias, lo que no exenta a la escuela de actuar internamente. En caso de que esto suceda, la escuela podrá ser responsabilizada legalmente por omisión.

+Lea: Intimidación entre escolares

¿Qué tipo de sanción debe ser aplicada al autor de bullying?

Todo dependerá de la gravedad de sus actos. En la esfera escolar, de acuerdo con el reglamento interno, podrá recibir desde advertencia verbal, suspensión, convocatoria de los padres, hasta solicitar la transferencia de escuela. En la esfera judicial, desde advertencia y reparación de los daños hasta la aplicación de medidas socio-educativas y ser internado en establecimientos educativos, cuando sea considerado un acto de infracción. Las prácticas de bullying pueden acarrear a los autores y/o sus responsables legales, sanciones administrativas, de trabajo, civiles o criminales, dependiendo del grado y extensión de los daños causados a las víctimas. De acuerdo a la legislación brasilera, aquel que cause daño al otro, por acto ilícito, queda obligado a repararlo. Por lo tanto, las prácticas de bullying son susceptibles a sanciones de acuerdo con la constitución federal, código civil, código penal o código del consumidor, entre otras leyes.

¿Cómo deben las escuelas desarrollar programas antibullying?

Las escuelas deben desarrollar programas antibullying de manera que involucren a toda la comunidad escolar. El programa debe tener como prioridad al niño, que debe ser tratado con dignidad y respeto, proporcionándole un ambiente seguro para que se pueda desarrollar plenamente. Debe también tener como prioridad la capacitación profesional para que todos los adultos de la escuela, desde el portero hasta el gestor sepan identificar e intervenir inmediatamente ante cualquier sospecha o confirmación de bullying. El programa también debe priorizar una amplia discusión del tema con la comunidad escolar, donde todos puedan participar de la elaboración de reglas claras contra el bullying e incluirlas en el reglamento interno escolar; desarrollar estrategias preventivas por medio de actividades que promuevan la interiorización de valores y actitudes de tolerancia y respeto a las diferencias individuales y socioculturales, solidaridad y empatía; concientizar sobre los derechos y deberes de los niños y adolescentes, padres y profesionales; intensificar la supervisión en las áreas de riesgo; formar grupos de apoyo; incluir a los involucrados en actividades culturales, deportivas, artísticas; promover la cultura de la paz, entre otras que atiendan la especificidad de cada escuela.

+conozca el libro El manual de convivencia y la prevención del bullying

¿Cómo deben actuar las escuelas frente al bullying?

La escuela necesita estar cargada de toda la información para resolver los casos de bullying. Para eso, es necesario que se establezcan alianzas con diversas instituciones y actores sociales -familia, agencias de protección infantil, asistencia social, salud, Ministerio Público-, para no correr riesgos de procedimientos y seguimientos equivocados. Es necesario proteger, orientar y cuidar de los involucrados por medio de estrategias que intervienen y previenen.

+Conozca el libro Prevenir, atender y tratar el bullying

Fragmento tomado del libro: Cómo entender y detener el bullying y el cyberbullying en la escuela. Autor: Cléo Fante. pp. 57-63.

Foto de Twentyfour Students. Tomada de Flickr