Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_magisterio_1115x116_eduinclusiva.png

3 pasos para mejorar la orientación educativa de los estudiantes nuevos

Por Celia Carrera Álvarez , Por Consuelo Santamaría Repiso , Por Paloma Matías Benayas , Por Teresa López López
Magisterio
24/10/2019 - 15:15
0
By Freepik

Las actividades para facilitar la adaptación del alumnado que se incorpora por primera vez al centro educativo surgen de forma espontánea en los educadores, pero una programación reflexiva que se recoja en los documentos de planificación docente y en la que se especifiquen objetivos y algunas actuaciones básicas a realizar con las familias y los nuevos alumnos, es un claro valor añadido a la calidad educativa. 

No resulta difícil imaginar que cuando un niño y su familia se incorpora por vez primera a un colegio o a un grupo-clase, atraviesan por una particular situación que se puede facilitar si se le presta la suficiente atención. Generalmente hay dos situaciones en las que las actividades de acogida son importantes: las destinadas a la acogida de los grupos nuevos que se forman y las diseñadas para la adaptación de un nuevo alumno o un pequeño grupo a clases ya consolidadas como suele suceder con alumnos que repiten curso, se trasladan de centro educativo, localidad e incluso provienen de culturas o idiomas diferentes.

Nuestra intervención como orientadores va a caber tanto en la colaboración para el diseño de esos planes de acogida como en el desarrollo de las actividades con tutores, familias o directamente en el aula buscando estrategias que favorezcan la adaptación del alumnado nuevo. 

Al equipo directivo puede competer informar al profesorado y orientador de las nuevas incorporaciones y coordinar el plan de acogida y el desarrollo de las actividades previstas. 

+Conozca el libro Familia y escuela. Orientación y tutoría escolar

Procedimiento 

1º Conocimiento del Plan de Acción Tutorial (PAT) o documentos en los que se hayan recogido las actuaciones de acogida planificadas por el centro educativo. 

ANUNCIO
banner_web_rim_digital.jpg

2º Delimitación con jefatura de estudios de las tareas concretas de asesoramiento y participación del orientador. En actividades relacionadas con la acogida del alumnado y sus familias, tanto con los nuevos grupos que se forman al inicio de las etapas educativas como con el alumnado de nueva incorporación en el resto de los niveles. 

3º Desarrollo de las tareas planificadas. La colaboración del orientador puede concretarse en tareas de asesoramiento a los tutores para la elaboración y/o desarrollo del plan de acogida, o extenderse a la participación directa en actividades del mismo. Por ejemplo, en educación infantil nos pueden solicitar apoyo para organizar las reuniones con familias o la presencia e intervención en las mismas. En otros niveles se pueden diseñar con los tutores actividades de acogida en el aula para un alumno que llega a un grupo ya formado o podemos asumir la participación directa con aquellos alumnos o familias de alumnos con necesidades específicas de apoyo. 

Título tomado del libro: Agenda de trabajo del Orientador. Autores: Celia Carrera Álvarez; Teresa López López; Paloma Matías Benayas, Consuelo Santamaría Repiso. pp. 33-34. 

Foto de Freepik