Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_1.png

5 consejos para estimular los dos hemisferios cerebrales a la luz de la neurociencia

Por Raúl Ernesto Salas Silva
Magisterio
03/10/2016 - 09:15
0
Foto de CONICYT. Tomada de Flickr

Aunque los dos hemisferios procesan la información de manera diferente, aprendemos mejor cuando ambos están comprometidos en el aprendizaje. Así como podemos atrapar más pelotas con ambas manos, así también atrapamos más información con ambos hemisferios procesando e integrando el aprendizaje. Los profesores deberían diseñar clases que incluyan actividades dirigidas a ambos hemisferios de tal modo que los estudiantes puedan integrar el nuevo aprendizaje en un todo significativo. He aquí algunas maneras para hacerlo en la planificación diaria:

1.  Aborde conceptos verbal y visualmente: Cuando enseñe nuevos conceptos alterne la discusión con modelos visuales. Escriba en la pizarra palabras claves que representen los atributos del concepto, luego use un diagrama simple para mostrar las relaciones entre las ideas claves y entre los conceptos. Esto ayuda a los estudiantes a adjuntar a la información las pistas tanto verbales como visuales, aumentando la probabilidad de que surja el sentido y el significado. Cuando muestre una película o una cinta de video, muestre el segmento más pequeño con el máximo significado, luego detenga la cinta y discuta con los estudiantes lo que ha mostrado.

2. Diseñe ayudas visuales efectivas: La manera como colocamos la información en una ayuda visual (transparencia en un retroproyector, pizarra, rotafolio) indica las relaciones de conceptos e ideas que son procesadas por el hemisferio derecho. La colocación vertical implica un paso o una secuencia de tiempo, o una jerarquía.

Así, escribir: Arica - Iquique - Antofagasta es apropiado para indicar el orden (de norte a sur) de esas ciudades de Chile. Escribirlos horizontalmente implica a una relación paralela que es apropiada para identificar las tres ciudades portuarias del norte de Chile. Evite escribir la información en ayudas visuales al azar cuando una relación paralela o jerárquica entre los elementos es importante para que los estudiantes la recuerden. (Consulte el curso virtual  Los organizadores gráficos como estrategia didáctica en el aula. Aprendizaje visual).

3. Discuta los conceptos lógica e intuitivamente: Los conceptos deben ser presentados a los estudiantes desde diferentes perspectivas que estimulen el uso de ambos hemisferios. Por ejemplo, si ud. está enseñando acerca de la Guerra Civil, hable sobre los eventos factuales (lógicos), tales como principales causas, batallas, e impactos económicos y políticos. Cuando los estudiantes entiendan eso, cámbiese a actividades que provoquen más el pensamiento (intuitivo), tales como preguntando qué habría sucedido si Lincoln no hubiese sido asesinado, o ¿sería Estados Unidos como ahora si los estados confederados hubiesen ganado la guerra? (Conozca el libro Estilos de aprendizaje a la luz de la neurociencia).

Después de enseñar los conceptos básicos en aritmética, pídale a los estudiantes que diseñen un sistema numérico que tenga otra base fuera del 10. Este es un sencillo e interesante proceso que ayuda a los estudiantes a entender el esquema de nuestro sistema numérico decimal. En literatura, después de leer parte de un cuento o juego, pídale a los estudiantes que escriban un final probable usando los hechos ya presentados. En ciencias, después de dar algunos hechos acerca de la estructura de la tabla periódica de los elementos pídales a los estudiantes que expliquen cómo experimentarían con un nuevo elemento para determinar su lugar en la tabla. (Lea Neurociencias en la educación de futuro).

ANUNCIO
banner_formacion_web_336x280_1.png

4. Evite mensajes conflictivos: Esté seguro de que sus palabras, tono y caminar combinen con sus gestos, expresiones faciales, y lenguaje corporal. El hemisferio izquierdo interpreta las palabras literalmente, pero el hemisferio derecho evalúa el lenguaje corporal, el tono y el contenido. Si ambas interpretaciones hemisféricas son inconsistentes, se genera un mensaje conflictivo. El estudiante desistirá interiormente de resolver el conflicto y no estará más centrado en el aprendizaje.

5. Diseñe actividades y evaluaciones para ambos hemisferios: Los estudiantes de diferente preferencia hemisférica se expresan de maneras distintas. Deles opciones a los estudiantes en las pruebas y para hacer sus tareas de manera tal que puedan seleccionar la opción que mejor se acomoda a sus estilos de aprendizaje. Por ejemplo, después de completar una unidad principal de la Guerra Civil, los estudiantes podrían escribir un informe final sobre aspectos particulares de la guerra, hacer dibujos, crear y presentar juegos o escribir canciones de los eventos importantes, o construir modelos que representen batallas, la rendición en Appomattox, etc. (Conozca la revista Neurociencias y procesos de formación).

Tomado de: Salas Silva, Raúl Ernesto. Estilos de aprendizaje a la luz de la neurociencia. pp. 197 - 198

Ilustración de Marcos Gasparutti. Tomada de Flickr

Foto de CONICYT. Tomada de Flickr