Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_1.png

5 formas de transmitir la solidaridad a los más pequeños

Magisterio
30/08/2018 - 14:00
0
Foto tomada de Adobe Stock

En sociología, la solidaridad se refiere al sentimiento de unidad basado en metas o intereses comunes, a la aplicación de lo que se considera bueno para los demás, en definitiva, habla de compartir . Asimismo, hace referencia a los lazos sociales que unen a los miembros de una sociedad entre sí.

En estas fechas, como parte de “El Espíritu Navideño” es muy habitual oír hablar de este sentimiento, por lo que hoy, he decidido dedicar el cuarto especial de esta temporada a la solidaridad, a explicar algunos de sus beneficios y dar 5 pautas muy sencillitas para desarrollarla en los más pequeños en estas fechas.

¿Por qué ayudar a los otros?
La solidaridad hace que el cerebro libere determinadas sustancias químicas, como la dopamina, serotonina y oxitocina, que hacen que el individuo se sienta mejor. Ayudar, dar una mano a otro cuando lo necesita hace que el organismo libere químicos que hacen que el individuo se sienta bien consigo mismo. Stephen Brown, profesor asociado de medicina preventiva de la Universidad de Stony Brook, tras realizar varios estudios, sostiene que esa solidaridad presenta los siguientes beneficios:

  • Las personas solidarias viven más
  • Ayudar a otros contribuye a aliviar el estrés
  • Produce químicos agradables en el cerebro
  • Disminuye los síntomas de la depresión
  • Como ves ¡dando, recibimos mucho!. Ahora veamos 5 formas de desarrollar la solidaridad con los más pequeños

1. Colaborar con una ONG, donando parte de vuestro tiempo
Las organizaciones de voluntariado no suelen aceptar menores de 12 años, aunque hay excepciones. Si los padres formáis parte de una ONG que hace actividades de  voluntariado y os lleváis a vuestros hijos a realizar alguna actividad de este tipo, estaréis transmitiéndoles vuestros valores a través de la mejor forma posible, el ejemplo. Además, compartiréis un tiempo precioso que seguro no les será indiferente.

Si todavía no colaboras con ninguna asociación, puedes buscar la que más se adapte a vuestros intereses en la web de la Coordinadora ONG para el Desarrollo España (  www.congde.org) o en la Guía de Ongs ( www.guiaongs.org).

Algunas ONG tienen programas específicos para niños, aquí te dejo dos de ellas:

YMCA, desarrolla programas para niños de 9 a 15 años. Su objetivo es el entendimiento entre los pueblos y contribuir a crear una sociedad basada en la justicia y la paz. Está presente en más de 125 países. Más información:  www.ymca.org
La ONG “El desierto de los niños” organiza viajes a Marruecos en los que niños españoles forman parte de un convoy que lleva material escolar, tizas, balones etc. a niños de ese país y conviven con ellos. Más información:  www.raidaventura4x4.com

2. Donar juguetes usados
Antes de la llegada de juguetes nuevos con la Navidad, tenemos la oportunidad perfecta para donar algunos de los que tenemos en casa y compartirlos con otros niños. Es importante implicar al niño en la  donación de juguetes: seleccionad juntos los juegos que vais a dar a otros  niños y preparadlos entre toda la familia. Probablemente habrá que limpiarlos, hacerles algún arreglillo, empaquetarlos y llevarlos a algún lugar. No se trata solo de vaciar el cajón de juguetes que ya no usa, sino de asimilar que está compartiendo sus pertenencias con otros niños, y disfrutar de esa experiencia.

Sin duda, en internet, podrás encontrar mucha información sobre campañas de donación de juguetes. Te doy algunas sugerencias de entidades y propuestas donde informarte, ya que cada año suelen hacer este tipo de campañas de recogida de juguetes.

Cruz Roja. Llevan a cabo una campaña solidaria a lo largo de todo el año, con el nombre “El juguete educativo”. Su objetivo: que ningún niño se quede sin su juguete. Y muy importante a tener en cuenta: sensibilizan en el juguete educativo, nuevo, no bélico y no sexista.

ANUNCIO
banner_magisterio_336x280_1.jpg

Otras ONGs que suelen llevar a cabo campañas de recogida y donación de juguetes son: Unicef, Aldeas Infantiles o Intermón Oxfam. También Cáritas gestiona campañas de donación de juguetes y cuenta con puntos de recogida en todo el país.

3. Donar ropa, libros, muebles…
Tirar lo viejo para dar espacio a lo nuevo regenera el feng-shui. La renovación de la casa debe ser constante como ocurre en la vida misma. Al finalizar el año es un momento perfecto para hacer esa limpieza general y deshacernos de aquello que ya no utilizamos. Muchas cosas estarán viejas, pero seguro que algunas se encuentran en muy buen estado y pueden ser utilizadas por otras personas.

He encontrado este blog de Hazloposible, donde recoge información de 17 organizaciones que recogen TODO TIPO de objetos. Estoy convencida de que sea lo que sea que puedas donar, encontrarás el lugar perfecto para hacerlo: Desde móviles, ordenadores, material informático, hasta ropa, gafas, material de cuidado del bebé, o incluso ¡aceite usado!.

 4. Donar alimentos

Es una forma sencilla, económica y efectiva de ayudar a los demás. En esta época del año también es usual ver recogida de alimentos tanto en supermercados, como en escuelas o asociaciones. Te facilito la web de la Federación Española de Banco de Alimentos: http://www.bancodealimentos.es/colabora por si te interesa informarte de cómo colaborar. Otras organizaciones como Cáritas también realizan este tipo de actividades. Como siempre te digo, en internet seguro que encontrarás la forma de ayudar que mejor encaje contigo y con los tuyos.

5. Ayuda a quien tengas cerca 
A pesar de que termino de daros una lista de organizaciones con las que colaborar, creo que la ayuda más efectiva es la más directa, es aquella que se hace al vecino, a un conocido, o a un familiar. Como decía al comienzo, la solidaridad crea un lazo social, y nada mejor que contribuir en nuestro entorno más cercano, sin la necesidad de mediación de terceros. En el proceso de ayudar se libera la hormona oxitocina, llamada “hormona de la compasión”, que es liberada por la mujer también durante el parto y el orgasmo. Se activan circuitos en el cerebro que despojan al individuo de las emociones negativas. Como se suele decir: Ayudar a los demás, es ayudarse a uno mismo...

Tomado del Blog Maestra de corazón de Belén Piñeiros. 5 formas de transmitir la solidaridad a los más pequeños