Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_1.png

Buscando la libertad

Por Bruno Iriarte
Magisterio
14/07/2017 - 14:45
0
Foto de Periodico 26. Tomada de Flickr

Cuántas veces nos han repetido hasta el cansancio el casi mito de que en Japón ante una huelga, los empleados deciden en vez de ir a trabajar, hacerlo por el doble de tiempo con la intención de perjudicar la rentabilidad de sus patrones. O más acá, en los trenes de Argentina, muchas veces los operarios deciden levantar los molinetes en forma de protesta para en vez de interrumpir el servicio y complicar a los usuarios, afectar otra vez la rentabilidad de las empresas que lo administran y forzar una negociación inmediata. Dicho esto, mejor hablemos de educación.

 

Cuántas veces en los últimos años hemos escuchado casi como un latiguillo acerca de la falta de libertad que tienen en las escuelas, los profesores (el cuerpo docente en general) y ni hablar los estudiantes. Al punto que muchos ensayos, libros, charlas TED, y demás cosas dentro del universo educativo han comparado con justa razón, a la escuela con una cárcel.

 

+Lea: La investigación: hacia la autonomía profesional docente

 

ANUNCIO
copia_de_post_facebook_-_magisterio_1.png

En nuestro viaje fuimos testigos de frecuentes huelgas docentes en los países que visitamos. La mayoría absoluta de esas huelgas han sido para lograr condiciones dignas de trabajo, reclamo al que adherimos sea en el país que sea. Sin embargo, y para no hacer más extenso nuestro artículo, creemos por las conversaciones que hemos tenido con estudiantes, padres, profesores y personas por fuera de la comunidad educativa, que las huelgas han perdido su autenticidad y su credibilidad ante la opinión pública, la que acusa muchas veces a los docentes de tomar de rehenes a los estudiantes en la negociación por mejoras para un trabajo que es de los más difíciles en cuanto a responsabilidad y profesionalismo.

 

Ahora bien, quienes hayan leído hasta acá se preguntarán, ¿qué tienen que ver entre sí esta ensalada de párrafos? Bueno, somos conscientes que ante la situación actual de escuela-falta de libertad-curriculum con contenidos absurdos (y para eso podemos hacer un artículo entero)-huelgas docentes-profesores vs estudiantes-profesores vs padres-profesores vs opinión pública-profesores Vs gobierno de turno, es tiempo de replantear muchas cosas desde el aula. No podemos esperar que las soluciones a los problemas educativos vengan de funcionarios que siguen sin entender lo que realmente pasa en una escuela, que ya no solo cumple una función, sino que se ha cargado de funciones y que hoy no se sabe muy bien para qué sigue ahí.

 

+Conozca la Revista Globalización, Cultura y Educación

 

Así entonces, desde el aula podemos enfrentarnos como docentes a nuestras magras condiciones laborales, no interrumpiendo nuestro trabajo, sino intensificando, y junto con los estudiantes crear nuevos espacios por fuera de lo que nos impone un ministerio a veces obsoleto. Debatiendo y planteando clases (por decirle de alguna forma) que se salgan del libreto; donde ya no enseñen lo que los chicos no necesitan ni aprendan de la misma manera que aprendían nuestros abuelos en un mundo sin globalización, sino que enseñemos (otra palabra que deberíamos cambiar) a cuestionar, a crear, a compartir, y a celebrar la diferencia, usando la escuela como un trampolín para el triunfo en la vida.

 

+Lea: El liderazgo pedagógico y el oficio del rector

 

El autor

Docente a bordo de @lakombicholulteca que junto a Annaid Rodríguez recorren América Latina, buscando experiencias de educación no tradicional para reflexionar acerca de la escuela que queremos. Actualmente en Perú.

 

Foto de Periodico 26. Tomada de Flickr