Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_1.png

Cátedra de paz en la Universidad

Por Luz Dary Ruiz Botero
Magisterio
20/10/2017 - 15:30
0
Foto de Freepik. Tomada de Free Photo

A la paz en plural por sus múltiples acepciones, a la paz diversa según las vivencias de las personas y sus concepciones, al paso de la paz después de la guerra, es a lo que alude Paz-Es, que es la denominación de una cátedra de paz que orienta el grupo de investigación en Estudios en Desarrollo Local y Gestión Territorial de la Facultad de Ciencias Sociales de la Institución Universitaria Colegio Mayor de Antioquia.

Esta iniciativa retoma la Ley 1732 de 2014, "por la cual se establece la cátedra de la paz en todas las instituciones educativas del país". Así mismo, el Decreto 1038 de 2015, que la reglamenta y plantea en su Artículo 9:

En desarrollo del principio de la autonomía universitaria, las instituciones educación superior desarrollarán la cátedra de la paz en concordancia con sus programas académicos y su modelo educativo, para lo cual podrán definir las acciones educativas que permitan a la comunidad contar con espacios de aprendizaje, reflexión y diálogo para la vivencia de la paz.

Además reconoce el contexto de negociación política actual que vive Colombia como un momento histórico y una oportunidad para que la educación se vincule y haga su aporte con las nuevas generaciones que serán las herederas de estos procesos y las encargadas de construir la paz en un futuro próximo.

+Lea: ¿Qué debemos saber acerca de la cátedra de la paz?

Componentes Cátedra de paz: Paz-Es

La cátedra se estructura desde cuatro componentes que dialogan con las funciones sustantivas de la educación superior en el país: docencia, investigación y extensión.

Un componente formativo que incluye cursos electivos, diplomados desde módulos, eventos, conversatorios e intercambios. Se proyecta una cátedra de paz abierta e itinerante entre instituciones de educación superior de los municipios de Medellín y Envigado y el departamento de Antioquia (G7).

Un segundo componente investigativo desde el que se desarrollan en la actualidad proyectos como: “Iniciativas colectivas de paz en Medellín entre 1980 y 2015”, en alianza con el Instituto Popular de Capacitación (IPC) y la Universidad Internacional Tierra Ciudadana (UITC) y “Cartografía de saberes y prácticas pedagógicas, investigativas y comunitarias en y para la construcción de paz”, que promueve el Colectivo por la paz. También con la articulación de trabajos de grado de estudiantes de pregrado y maestría, interesados en estos temas.

El tercer componente es el de interacción social, desde el cual se participa en algunos colectivos de la ciudad, el país y América Latina, que trabajan y reflexionan por la paz y la consolidación de una verdadera democracia, así como desde relaciones con otras universidades y grupos de investigación.

Finalmente, el componente de comunicación y difusión, desde el cual se organiza información de apoyo a la formación e investigación y se promueve la difusión de material pedagógico que aporte a la información pertinente de la ciudadanía en general.

+Conozca el libro Educación para la paz

Esta cátedra, con su énfasis pedagógico, se dota de sentidos desde tres supuestos o postulados que orientan su desarrollo:

  1. La necesidad de cambiar las preguntas que se obnubilan con la guerra, sus actores, sus causas y efectos, para fijar la atención en las iniciativas de las comunidades para sobrevivir al conflicto armado, en las formas y sentidos de resistencia desde la base de los territorios que alzan su voz ante la inhumanidad, en los repertorios de acción de las comunidades que defienden sus territorios de los grupos armados y persisten en condiciones de vida dignas.
  2. La creación de pistas para la formación de las nuevas generaciones que se constituyen en dispositivos pedagógicos. Se parte del supuesto de que si la guerra atrofia los sentidos de las personas para no ponerse en riesgo, quizás construir la paz implique activar de nuevo los sentidos en favor de la reconciliación. Ese activar los sentidos en grupos de jóvenes permite descubrir que la paz sí tiene olor, como lo percibe Jaqueline Granada, estudiante de Planeación del Desarrollo Social:

¿A que huele la paz?

La paz huele a campo

A moras al lado del camino

A leche cuajada

Al fogón de leña

A maíz pilado

A café descerezado

A aguapanela caliente

Al cuero de la silla del caballo.

ANUNCIO
banner_formacion_web_336x280_4.png

La paz huele a campo

A los mejores recuerdos de mi niñez.

Medellín, junio de 2016

  1. El supuesto de que para generar aprendizajes significativos en pro de la construcción de la paz se requiere una dosis mayor de emociones que de razón y cognición, pues desde ahí parece más posible la vinculación de las nuevas generaciones con la historia del país.

Sensaciones de miedo, humillación y esperanza como constantes en tiempos de guerra y maneras de explicar geopolíticamente el mundo desde Moisi (2009), pero también como posibilidades de conexión de la juventud con los sucesos pasados, presentes y futuros. Ahí las narrativas, desde las historias de vida en contextos adversos, son potentes para la vinculación de las nuevas generaciones con la historia política del país y una posibilidad de socializar la esperanza ante la desconfianza, el miedo y la humillación.

+Lea: Paz, olvido y memoria

Supuestos de la cátedra de paz: paz-Es

La cátedra ha asumido el desafío planteado por Stephane Hessel en su texto ¡Comprometeos!: “En el fondo, para mí el problema esencial entre una generación vieja y una generación joven radica en luchar contra la desesperanza. Uno se puede sentir tentado a decir: Es demasiado tarde, ya no hay nada que hacer, estamos perdidos. Sin embargo, hemos conocido un sinfín de problemas que han podido superarse, no hay razón para que lo que hoy parece probablemente perdido no pueda ser probablemente salvado”.

Lea: 

Ideas para la construcción de la Paz en Colombia. Parte 1

Ideas para la construcción de la Paz en Colombia. Parte 2

Ideas para la construcción de la Paz en Colombia. Parte 3

Luz Dary Ruiz Botero.  Docente-investigadora de la Institución Universitaria Colegio Mayor de Antioquia.

Referencias

Freire, Paulo (2002). Pedagogía de la esperanza. Un reencuentro con la pedagogía del oprimido. Argentina: Siglo XXI Editores.

Hessel, Stéphane (2011). ¡Comprometeos! Ya no basta con indignarse. Barcelona: Imago Mundi.

Moisi, Dominique (2009). Geopolítica de las emociones. Bogotá: Grupo Editorial Norma.

Nussbaum, Martha C. (2012). El ocultamiento de lo humano. Repugnancia, vergüenza y ley. Madrid: Katz Editores.

Ruiz, Botero Luz Dary. (2016) Darle cuerpo a la paz activando los sentidos. 21 de junio. Disponible en: http://www.colmayor.edu.co/load.php?name=Articulos&mod=vernoti&id=490

Tomado de Revista Internacional Magisterio No. 81

Foto de Freepik. Tomada de Free Photo