Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_magisterio_1115x116.png

Claves para entender las tendencias curriculares

Por Giovanni Iafrancesco Villegas
Magisterio
12/12/2017 - 14:30
0
Foto de creativeart. Tomada de Freepik

Actualmente en educación, en especial en los países no industrializados y de baja producción científica y técnica, producto de los avances tecnológicos, de los cambios culturales y de la diversidad social, se ha iniciado un proceso de renovación educativa y curricular y de ésta se intenta de algún modo trazar un camino, definir unos procedimientos de análisis de la nueva realidad (o idealidad en algunos casos) a corto y a mediano plazo.

 

+Lea: ¿Cuál es la importancia del diseño curricular por competencias en relación al mejoramiento de la calidad institucional?

 

Los cambios educativos y curriculares de finales de siglo, por lo menos en Iberoamérica, se apoyan, como lo indica Alexander Sanvicens Marfull (1986) de la Universidad de Barcelona en:

 

• Las actuales tendencias que pueden advertirse en el curso de la sociedad de hoy, en su cultura, en su educación y en el proceso de sus currículos, para tratar de determinar, más o menos nítidamente, aquello que, con cierta posibilidad, prevalecerá o tendrá lugar a continuación.

• Los cálculos demográficos, económicos, sociopolíticos, profesionales, escolares (índices escolares, centros, deficiencias zonales o sectoriales, alumnos, profesores, resultados educacionales, medios posibles), etc., para advertir necesidades y previsiones de variada índole (matemática aleatoria, estadística predictiva, etcétera).

• La simulación de situaciones diversas y el modo de afrontarlas, con resultados y consecuencias (dinámica de sistemas, técnicas de simulación, etcétera).

• El comportamiento de la población humana frente a diversos problemas como la evolución de los indicadores económicos la repercusión de los medios masivos de comunicación social, la problemática ecológica y la educación ambiental, la problemática axiológica, las nuevas tendencias investigativas cualitativas aplicadas a la educación, las necesidades de los contextos en los que se hace la educación formal, informal y no formal, etcétera.  

•  Las consideraciones prospectivas que deben tenerse en cuenta para la sociedad del próximo siglo en relación con el avance tecnológico de alta calidad y complejidad (principalmente de índole electrónica e informática) y el dominio que se prevee del sector “servicios” frente al sector productivo” que obligará a la población activa a consumir servicios e información y a disminuir la producción agrícola e industrial.

• Evaluar el impacto que producirá la sociedad tecnológica e informatizada sobre la sociedad agrícola e industrial, púes esta será la nueva sociedad.

 

+Conozca el libro Nuevas tecnologías en educación infantil

 

• Manejar el tiempo libre que irá aumentando a consecuencia de la disminución del tiempo productivo que se utilizará seguramente mal y generará problemas en la juventud.

• Atender el posible cambio demográfico y ocupacional en poblaciones futuras donde predominará la tercera edad y habrá mayor desempleo.

• Crear las condiciones para asumir las tareas que implican las futuras estrategias de excelencia y los servicios personalizados con la filosofía “hacer las cosas a la medida” y no masificadas.

• Facilitar el paso de la producción en masa y de la comunicación de masas (información de la civilización industrial) a las realizaciones e interacciones sectorizadas, individualizadas que ya se presentan, incluso en la educación, con internet.

• Prever el desempleo estructural que originará la automatización y el manejo de nuevas tecnologías y las tensiones inevitables que de ellos se originan: desinterés, desmotivación, deshumanización.

• Tomar postura frente a los nuevos intereses y rumbos que está cogiendo y cogerá la espiritualidad y las religiones.

• Calcular qué ocurrirá con la cultura de la información con la necesidad de nuevos lenguajes comprensivos, con el futuro sentido práctico (practopía para A. Toffler).

•  Situar a la educación en una prospectiva positivista, imaginativa, humanizadora, en vez de construir un futuro, desde la educación mecanicista, progresista, estatalista y continuista.

Currículo y plan de estudios

• Definir y estructurar proyectos y procesos que motiven al aprendizaje autónomo y la construcción del conocimiento.

 

ANUNCIO
banner_formacion_2019_web_336x280.png

+Lea: La importancia del diseño curricular en la institución educativa

 

Frente a este contexto actual y de cara al futuro que nos espera, el sistema educativo debe tener previsibilidad; entonces debe evaluar muy bien su presente, para proyectarse al futuro con seguridad.

Ésta es parte de la lamentable crisis educativa que vivimos en nuestras instituciones educativas:

 

1. Hay desnivel entre la educación y el desarrollo sociocultural.

2. Hay inadaptación educativa a las nuevas formas, estructuras y funciones que demanda el desarrollo sociocultural.

3. Hay anquilosamiento en las instituciones educativas secularmente establecidas,

4. Son deficientes las actuales metodologías y procesos pedagógicos por la insuficiente preparación de los educadores.

5. Aún existe masificación del estudiantado en los centros educativos y pésimo servicio al proceso de formación integral.

6. La administración educativa es pésima y no facilita el desarrollo pedagógico y educacional.

7. Los currículos no son pertinentes y los planes de estudio están compuestos por programas desfasados, poco útiles.

8. No se ha sistematizado la investigación en educación y como reflejo no se han dinamizado la pedagogía y actualizado la didáctica.

9. Existen problemas para la profesionalización docente, que a pesar de que ha mejorado la cobertura, la calidad deja mucho que desear.

10. No existe el apoyo político ni financiero para enfrentar los retos que demanda una educación de calidad.

11. No se ha armonizado la formación tecnológica con la formación humanística y hay crisis en el desarrollo del ser, en la apropiación del saber y en la aplicación de este saber en el quehacer ocupacional.

Frente a estos problemas educativos (pocos en comparación con los que en realidad existen de forma específica en ciertas regiones y centros educativos) es necesario hacer ciertas previsiones educacionales, en las cuales el currículo juega papel preponderante y fundamental:

1. Debe modificarse el concepto de escuela cerrada valorando las relaciones escuela-medio, escuela-sociedad, escuela instituciones, y promoviendo actividades culturales.

2. Debe incrementarse la educación no formal (para-escolar, extraescolar, no normatizada) y la informal a la par que se perfecciona la educación formal.

3. Debe generarse interés por los conocimientos globalizadores y de síntesis, compensando los de especialización y de análisis, ya que éstos últimos son necesarios pero no suficientes.

4. Es conveniente desarrollar nuevas competencias para que la juventud adquiera aptitudes polivalentes y adaptativas como respuesta a un mundo de cambios constantes.

5. Debe promoverse la capacitación pragmática y simplificada (no hay tiempo para más) en diversos lenguajes, especialmente el informático y el científico técnico para estar a la par con el avance mundial.

6. Es necesario ofrecer y asegurar la educación permanente y continuada y llegar con ella a todos los sectores marginados:

adultos, campesinos, indígenas, personas especiales, personas con necesidades de re-educación, etcétera.

7. Debe brindarse educación individualizada para facilitar procesos de formación integral y debe hacerse en ambientes personalizantes respetando la vocacionalidad y llegando a todas las clases sociales.

8. Debe humanizarse la educación, sin privarse del desarrollo científico y tecnológico apoyando estos procesos con el desarrollo de la autonomía, la creatividad, la formación artística, la práctica deportiva, el desarrollo de los procesos intelectivos.

9. Hay que formar éticamente en los valores morales y sociales.

10. Deben financiarse todos estos procesos de cualificación educativa y aumentar la cobertura de beneficiarios de la misma.

11. Debe cambiarse la actual administración educativa y desde la planeación estratégica ponerla al servicio del desarrollo pedagógico, de los proyectos educativos institucionales y de la cualificación educativa.

12. Deben establecerse nuevos criterios e indicadores de evaluación para poder hacer seguimiento a las transformaciones educativas que se van realizando.

 

+Conozca el libro Nuevos fundamentos para la transformación curricular

 

Título tomado del libro: Currículo y plan de estudios. Autor: Giovanni Iafrancesco. pp. 37-43

 

 Foto de creativeart. Tomada de Freepik