Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_1.png

Cómo comenzar un proyecto ABP desde los intereses de los estudiantes

Magisterio
23/08/2018 - 10:45
0
Foto de Creative alotofpeople. Tomada de Adobe Stock

Uno de los elementos clave, que sin embargo  más duda plantea en el desarrollo de la metodología ABP, es el referido a tomar en cuenta la opinón del alumnado a la hora de comenzar un nuevo proyecto.

¿Ellos van a decidir sobre qué van a estudiar? - me preguntan con extrañeza los compañeros en cursos de formación y los alumnos y alumnas de la Facultad de Educación cuando propongo esta clave ABP: los estudiantes en eje de las decisiones.

El lunes pasado fue uno de esos días que estuvimos discutiendo esta posibilidad con los alumnos de Grado Primaria de la Facultad de Educación de la UMU.

¿Es posible comenzar un proyecto ABP a través de los intereses de los alumnos?

No son pocos los defensores de metodologías tradicionales que no creen que el alumno tenga porqué ( ni sea capaz) de decidir sobre lo que él mismo desea aprender.  Transformar la escuela es una tarea que no está exenta de riesgos, y los asumo.

Estoy totalmente decidido a explorar. Los que deseamos el cambio no podemos engañarnos, darnos placebos que nos consuelen. Si realmente nos creemos la importancia de dar participación al alumnado, de establecerlo como "el centro" del aprendizaje, de hacer que sean sus motivaciones las que "guíen el proyecto" hacia un aprendizaje memorable ... es preciso poner en práctica estrategias participativas que vayan más allá de preguntarles ¿qué queréis aprender?

A la hora de comenzar proyectos ABP es muy productivo  proponer dinámicas narrativas que puedan conseguir aflorar los intereses de nuestro alumnado y hacerles partícipes de sus aprendizajes desde el minuto uno de su entrada en el aula. El objetivo es claro: implicarles, persuadirles, enamorarlos de una idea. Es decir, motivarles hacia una experiencia memorable de aprendizaje y disfrute.

Las dinámicas creativas y participativas, por añadidura, desarrollan otros valiosos aprendizajes competenciales casi imposibles de conseguir de otra manera: sentido de iniciativa y aprender aprender.

Para iniciar la propuesta de un desafío que les apasione, sin duda, es esencial, como en tantas otras cosas, hacerles partícipes, darles voz. Conseguir un elemento que les mueva. A veces, nos amenazan las dudas:

  • ¿Quiere esto decir que pueden querer aprender de lo que sea? Sí.
  • ¿Y si sus propuestas están alejadas del currículo? El currículum es amplio, todas tienen elementos curriculares. Y si nos olvidamos del currículo oficial. 
  • ¿Cómo rendiremos cuentas a las instituciones educativas?. Los estándares de aprendizaje son la referencia.

Todas estas preguntas dirigen a otra respuesta que engloba a las anteriores:

En un proyecto ABP es positivo tomar al currículo como  un aliado, como un recurso  guía donde inspirarnos, desde donde beber y, desde luego, como un  texto que leeremos  con la intencionalidad de escudriñar sus narrativa para encontrar los elementos que nos hagan centrarnos en los intereses manifestados por los alumnos.

  • ¿Cómo tener potentes ideas generativas desde donde poder arrancar el proyecto?
  • ¿Cómo visualizar realistas productos finales?
  • ¿Qué preguntas, a modo de hilos conductores, plantearemos para que respondan y nos lleven, cual camino amarillo, hasta el producto final?

Diseñar proyectos es una actividad intrínseca e intensamente creativa.

Unir intereses  de los alumnos, exigencias curriculares y utilidad en la resolución de problemas reales, es un trabajo de la más exquisita delineación docente...pero también una actividad que nos produce los resultados de aprendizaje más memorables,

  • ¿Quiere esto decir que los proyectos serán cerrados? No. Un proyecto siempre debe estar abierto, en modo prueba...que permita así introducir elementos más allá de los predecibles, que posibilite introducir otras voces más allá de las escolares,  que nos lleve a escenarios que eran desconocidos.

Es preciso sacar la caja de las herramientas creativas y ponerlas en acción para implicar a los aprendices, persuadirles de que van adquirir un conocimiento único y personalizado , motivarles hacia un aprendizaje perdurable y emocional, mostrarles experiencias auténticas y sorprenderles con decisiones que les hagan abrir los ojos... como nunca antes miraron el aprendizaje.

Otra de las claves repetidas para el éxito del ABP es que los proyectos de aprendizaje que se desarrollen deben estar vinculados a la existencia vital del alumnado, a sus emociones, a sus intereses como niños.

ANUNCIO
banner_formacion_web_336x280_1.png

Se trata de crear una nueva narración para el aprendizaje que movilice al alumnado a la acción. Una de las formas de cumplir estas exigencias es haciéndoles partícipes en la toma de decisiones de lo que van a aprender: aprender mientras aprenden.

El silogismo es claro: si damos opciones para que los alumnos decidan sobre lo que van a aprender, la acción de aprender adquirirá rutinas que  harán cotidiano el hecho de tomar decisiones sobre hechos que influyen en su vida y que  terminarán eliminando el sentimiento que los aprendizajes escolares son algo impuesto, cerrado, empaquetado y alejado de su realidad.

Un error que se suele cometer es no aportar orientaciones previas (con la ingenuidad de que ellos que decidan lo que quieran) o, por el contrario  intentar controlar  tanto lo que los alumnos van a preguntar o responder que anulemos el posible desarrollo de la creatividad, de la sorpresa, de la emoción.  .

Experiencia: mind mapping para tomar decisiones sobre qué vamos a aprender.

Voy a narrar, brevemente la experiencia que desarrollé hace unos días con mis alumnos de grado primaria.

Nos gusta pensar siempre en clave cooperativa. Así, mis alumnos casi veinteañeros, trabaja estas experiencias desde doble perspectiva: la  de alumnos y la de maestros.

Hoy les tocó el rol de alumnos de primaria.

  • Repartí entre ellos etiquetas autoadesivas (los socorridos posit) para que cada uno tuviera una.
  • Les solicité que tuvieran sus smartphones conectados y que buscaran de forma individual y en un tiempo de cinco minutos  una noticia periodística que les llamese la atención, buscándolas en periódicos en línea de ámbito nacional o local.
  • Una vez localizada, les solicité que, en un tiempo de cinco minutos, escribieran el título de la noticia en el posit y preparará (por ejemplo en su cuaderno o ficha de "notas de los proyectos") un breve argumento del porqué han elegido esa noticia. Los argumentos los condensarán en tres frases. (En grupos que necesiten ser más guiados, la ficha de notas  puede ser orientada: argumentos por interés personal, social, cultural, científico, mediático...)
  • Como los equipos de trabajo son de cuatro alumnos ( agrupamiento ideal para trabajar en grupos cooperativos),  a continuación, con su "compañero par", comentaron la noticia elegida y le explicaron los motivos de su elección. También en un periodo de cinco minutos. Cada pareja debió estar muy atenta pues, porque posteriormente  tuvo que explicar los motivos que les habían llevado  a elegir cada noticia. Es decir, los argumentos fueron  intercambiados con la intención de crear interdependencia en el desarrollo del trabajo.
  • Una vez terminada esta actividad de parejas, los integrantes de cada equipos, y durante unos nuevos cinco minutos, compararon las noticias elegidas por su equipo y comprobaron si tener algún tipo de relación, y si así era, cual era el criterio que las unía..
  • Cada equipo , durante cinco minutos, expuso en la cabecera de la clase. El primer par del grupo presentó la noticia. Siempre de forma cruzada. Es decir, cada uno presentaba la noticia elegida por su compañero, Una vez presentada la dejaba adherida en un lugar de la pizarra que elegía,  Así lo hicieron también sus compañeros de equipo,
  • Las reglas de elaboración del mapa eran sencillas: si entre ellas hay vinculación la dejaban adheridas en espacios muy próximos. Si no era así, las alejaban tanto como distancia conceptual o temática hubiera. Siempre argumentando distancia y criterios. También pudieron escribir, rodear, colorear o dibujar, iconos y diagramas que visualizarán los criterios de unión que existían.
  • Todos los equipo realizaron su exposición y aportación al mapa visual, que se fue creando en la pizarra, en un proceso similar al anterior. Cada grupo de expositores recordaba las condiciones de relación que ya habían discutido  antes en el seno de sus respectivos equipos, pero ahora compartiendolas  con la  totalidad de la clase.
  • Conforme se iban adhiriendo los posit, se fueron formando caminos, recorridos, poblaciones e islas que reunían aquellos temas que tenían algún punto en común. El profesor, durante los últimos cinco minutos de la clase, realizó un recorrido por el mapa creado, a modo de resumen.

De esta forma hicimos un mapa visual en el que se encontraron  cinco temas de interés para el aula. A partir de ellos, cada grupo decidirá ( en próximas sesiones ) el título de  su proyecto y el producto a desarrollar.

En próximos post, desarrollaremos la siguiente fase en la creación del proyecto.

En esta ocasión, realizamos la actividad partiendo de las  noticias de la semana, pero teníamos otros opciones, claro está, cada una con una dinámica de construcción creativa diferente.  Si queremos que los alumnos participen, seguro que podemos encontrar tantas maneras de diseño como  docentes creativos haya. Mis alumnos hicieron otras propuestas. Aquí os las dejo:

  • Un video polémico
  • Una reunión con los padres, madres y familiares.
  • Un proyecto anterior que haya gustado mucho y nos lleve al desarrollo de proyectos "en espiral".
  • Una charlas de las empresas que conformen el tejido productivo de la localidad.
  • Una visita al centro de salud, a una zona natural, al barrio...
  • Una encuesta que analice las necesidades del barrio.

Tomado de: Blog Transformar la Escuela

Foto de Creative alotofpeople. Tomada de Adobe Stock