Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
editorial_magisterio_cajiao.png

Cómo darse cuenta que un estudiante practica el bullying

Magisterio
30/01/2019 - 11:30
0
Foto de Pixabay

De la misma manera, para saber si un estudiante practica el bullying es necesario observar su comportamiento y participación. Una vez más, es necesario cautela para no crear estereotipos o equívocos en la identificación.

En general, el practicante, presenta características peculiares de comportamiento que lo diferencia de los demás compañeros, como irritabilidad,  gresividad e impulsividad. Sus actitudes abusivas, intimidadores y prepotentes despiertan la atención de los adultos de la escuela. Sienten la necesidad de llamar la atención, conquistar la popularidad y el respeto. Constantemente, está involucrado en problemas y malentendidos, subyuga, domina, constriñe, humilla y persigue a los más tímidos y vulnerables. Desafía, irrespeta, provoca, perturba el ambiente escolar y a sus compañeros. Pueden tener mayor estatura y fuerza física que la víctima lo que seguramente le facilitará la dominación. También pueden tener menor estatura y fuerza física, pero emocional y socialmente pueden estar en ventaja, ya que muchos del grupo apoyan sus acciones.

Constantemente, está involucrado en problemas y malentendidos, subyuga, domina, constriñe, humilla y persigue a los más tímidos y vulnerables. Desafía, irrespeta, provoca, perturba el ambiente escolar y a sus compañeros.

+Lea: ¿El bullying tiene más incidencia en nuestros días?

¿Cuáles son los factores que los autores de bullying utilizan para ejercer poder sobre sus víctimas?

Generalmente, los autores se aprovechan de su estatura y/o fuerza física; estatus social; reclutan a otros elementos del grupo para victimizar, conocen una debilidad de la víctima o de su familia, liderazgo y/temor en el grupo; disimulación y manipulación que los mantiene libres de sospecha, entre otros.

¿Cuáles son los principales blancos de bullying?

Cualquier estudiante puede llegar a ser una víctima de bullying, desde aquel que se destaca en la clase por su desempeño en el aprendizaje o en alguna modalidad deportiva hasta aquel que se destaca por presentar alguna particularidad que lo diferencia de los demás, como obesidad, estatura, raza,  rientación sexual, religión, acento, condición socioeconómica, entre otras posibilidades. Sin embargo, los agresores prefieren atacar a aquellos que no ofrecen resistencia como los inseguros, ansiosos, temerosos, retraídos, que tienen pocos o ningún amigo o los que presentan dificultades de relacionamiento y de defensa.

ANUNCIO
inteligencia_emocional_v2_1.png

Algunos comportamientos pueden denunciar el bullying, como, por ejemplo: retracción e introspección exagerada, baja autoestima, dificultades en las relaciones interpersonales, aislamiento; diferencias acentuadas que lo distinguen de los demás, viniendo a ser blanco de burlas o comentarios peyorativos (obesidad, estatura, orientación sexual, necesidades especiales, dificultades en el aprendizaje, acento, raza condiciones socioeconómicas, entre otras)

¿Es posible, identificar a un estudiante que esté sufriendo de bullying en la universidad? ¿Cuáles son las señales?

Es posible identificarlo, pero no es fácil. Es necesario que los compañeros universitarios y los profesionales estén atentos, debido a que el autor,  generalmente, alega que sus actos son bromas o tiende a responsabilizar a la víctima por su manera de ser y de actuar. Sin embargo, algunos comportamientos pueden denunciar el bullying, como, por ejemplo: retracción e introspección exagerada, baja autoestima, dificultades en las relaciones interpersonales, aislamiento; diferencias acentuadas que lo distinguen de los demás, viniendo a ser blanco de burlas o comentarios peyorativos (obesidad, estatura, orientación sexual, necesidades especiales, dificultades en el aprendizaje, acento, raza condiciones socioeconómicas, entre otras). Algunos presentan apatía e irritabilidad, desmotivación por los estudios, absentismo, además de quejas frecuentes de los compañeros y/o de síntomas, como dolores de cabeza o estómago, diarrea, vómito, transpiración, imposibilitando al estudiante a permanecer en la clase. Es claro que estamos hablando de señales, lo que no justifica la generalización o rotulación de los estudiantes.

+Lea: Siembra vientos y cosecharás tempestades

Tomado del título: Cómo entender y detener el bullying y cyberbullying en la escuela. 112 preguntas y respuestas clave para profesores y padres. Autor: Cléo Fante. pp. 36-37.

Foto de Pixabay