Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
magisterio_bruno_kombi_cholulteca.png

¿Cómo encuentro más satisfacción enseñando?

Por Raymond Steinmetz
Magisterio
05/08/2019 - 14:15
0
Foto de Adobe Stock

Raymond Steinmetz describe cómo comenzó a enseñar a través de una lente de mentalidad de crecimiento.

Inicialmente en mi carrera, me encontraba molesto y decepcionado cuando los estudiantes cometían errores en clase. No podía entender porque no estaban entendiendo cuando estaba enseñando todo tan claramente y poniendo tanto tiempo estructurando mis lecciones. Como nuevo profesor, trabajaba duro para entregar lecciones concisas al frente del salón, y me convertía  rencoroso cuando los estudiantes preguntaban cosas que yo no entendía.

Mi actitud era exacerbada en el hecho de que había algunos estudiantes que procesaban la información fácilmente y dominaban nuevas ideas rápidamente, mientras otros estudiantes luchaban para comprender el mismo material. Yo asumía que muchos niños  no estaban escuchando, no tomaban buenas notas, o no estudiaban. Mi actitud me hizo enojar cuando ayudaba a los estudiantes uno a uno, porque estaba continuamente repitiendo  lo que había dicho al frente del salón.

Mi propia actitud a través de los errores debía cambiar, o mis interacciones con los estudiantes cuando necesitaban ayuda iban a continuar siendo negativas. Adicionalmente, mi propia visión de los errores estaba contribuyendo a la ansiedad de los estudiantes cuando mi trabajo debería ser para crear un ambiente de aprendizaje donde los estudiantes se sintieran cómodos fallando.

Esta actitud creó una atmósfera muy negativa en mi salón de clases. En mis primeros años como profesor de matemáticas, los estudiantes gritaban a menudo en mis clases. Yo apostaba esto a ser estricto y tener altas expectativas. Eventualmente, mi mala actitud a través del proceso de aprendizaje se volvió previsiva  y se manifestó por sí misma en ira. Constantemente considere dejar la profesión.

Como profesores y adultos, es difícil sufrir por el “curso del conocimiento”, o la incorrecta suposición que todos tienen las mismas bases del conocimiento cuando se enseña un nuevo tema. Esto incluye la inhabilidad de recordar cómo era aprender algo por primera vez. Entre más mayores somos, se convierte incluso cada vez más difícil entender la perspectiva del estudiante que está aprendiendo al nuevo por primera vez y realmente luchando.

No fue sino hasta hace pocos años que comencé a cuestionar mi actitud por errores en el salón de clases. Leyendo Mathematical Mindsets por Jo Boaler me di cuenta del poder de hacer de los errores un aspecto positivo en el proceso de aprendizaje para mis estudiantes. De acuerdo al libro, los errores ayudan a crecer al cerebro. Cada vez que cometemos errores, nuestro cerebro hace nuevas conexiones. Adicionalmente, la creencia de un estudiante en su propia habilidad cambia su cerebro y su habilidad procesa nueva información. Adoptando una creciente mentalidad- la visión del aprendizaje es semejante a fortalecerse- los estudiantes pronto hacen una conexión entre el trabajo duro y altos logros.

Mis estudiantes no eran los únicos que necesitaban adoptar una mentalidad de crecimiento: yo lo hice también. Mi propia actitud a través de los errores debía cambiar, o mis interacciones con los estudiantes cuando necesitaban ayuda iban a continuar siendo negativas. Adicionalmente, mi propia visión de los errores estaba contribuyendo a la ansiedad de los estudiantes cuando mi trabajo debería ser para crear un ambiente de aprendizaje donde los estudiantes se sintieran cómodos fallando. Aquí algunos consejos para adoptar una mentalidad de crecimiento en su salón de clases:

  • Trate los errores como parte del aprendizaje

¡Celebre los errores! Cada vez que un estudiante cometa un error, agradezca al estudiante por hacer crecer su cerebro. Cuando usted cometa un error mientras enseña, use la oportunidad de enseñarles a todos a cometer errores. Aún mejor, es intencional acerca de la enseñanza que incluso los mejores de nosotros cometemos errores. Hay algunas frases y videos geniales que puedes usar para crear lecciones de pensamiento de crecimiento.

  • Haz más tiempo para ayudar
ANUNCIO
inteligencia_emocional_v2_1.png

Aceptar los errores como parte del aprendizaje significa planear y prepararse para ellos en clase. Un profesor recientemente me dijo, “Desearía que tuviéramos 30 minutos de estudio en otra sala cada día así los estudiantes pueden hacer su trabajo de matemáticas frente a mí y así puedo ayudarles”. ¿Por qué la práctica independiente de matemáticas con tu profesor no puede ser tiempo gastado en clase? ¿Por qué debemos dejar la práctica independiente para ser realizada como tarea?

Permitir más errores en el salón de clases significa tener más tiempo para la ayuda uno-a-uno. Usualmente esto significa menos tiempo para la instrucción directa y más tiempo para la práctica independiente. Considerando el uso del video para entregar instrucciones directas, acortar tus lecciones en mini-lecciones, o adoptar un salón de clases invertido así puedes gastar más tiempo ayudando individualmente a los estudiantes durante el tiempo de clases. También considerar abandonar la tarea o solo dar una “práctica amigable” así los estudiantes reciben retroalimentación inmediata de la tarea mientras la completan independientemente.

  • Usa las evaluaciones formativas

Debemos tratar las evaluaciones como una forma de ayudar a nuestros estudiantes a aprender de sus errores. Últimamente, los estudiantes deben estar a cargo de su propio aprendizaje. Los profesores deben constantemente monitorear el aprendizaje por medio de evaluaciones formativas. Productos como GoFormative e IXL dándoles datos instantáneos de los logros de los estudiantes en una actividad brindada o estándar.

Es fácil hacer suposiciones acerca de los logros de un estudiante basados en su desempeño pasado, pero el aprendizaje es impredecible. Los datos del  desempeño actual de las pruebas formativas ayuda a identificar eficientemente errores así puedes pasar más tiempo con aquellos estudiantes quienes necesitan verdaderamente asistencia y reconocen aquellos estudiantes más necesitados de un desafió.

  • Ningún problema que no tenga solución

Enseñando por medio de objetivos de pensamientos de aprendizaje, nos esforzamos por crear un ambiente donde no se puede escapar de los errores. Debemos luchar por una cultura en el salón de clases donde no hay excusas para no intentar. Pensando lo debe sonar difícil, la única forma de lograr esta alta meta es cambiar tu papel en el salón de clases. Los profesores no deberían ser los guardianes del conocimiento. Debemos ser los guías para poner a los estudiantes a cargo de su propio aprendizaje. Algunas veces esto significa salir de nuestra propia forma de adoptar un pensamiento de crecimiento como profesores también.

El anterior  artículo es tomado de la web https://www.compartirpalabramaestra.org/ para visitar el contenido original haga click en el siguiente enlace: https://www.compartirpalabramaestra.org/actualidad/articulos-informativos/como-encuentro-mas-satisfaccion-ensenando

Foto de Adobe Stock