Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_1.png

¿Cómo se gestiona la innovación curricular?

Por José María Ruiz Ruiz
Magisterio
21/06/2018 - 12:15
0
Foto tomada de Flickr

La calidad de la innovación es un proceso que supone incidir en la capacidad para cumplir y superar las expectativas del plan diseñado. Esto significa situar al protagonista de la innovación en una actitud de mejora continua, compartiendo responsabilidades con los diferentes protagonistas de la innovación. Esta actitud se manifiesta en las siguientes situaciones:

• El proceso depende de los datos.
• Toda decisión educativa debería tomarse en función de cómo y en qué medida puede agregar valor al aprendizaje del alumno y mejorar la enseñanza.

Además, se debe hacer explícita una serie de principios acordes a los lineamientos de calidad educativa:

• Cumplir y superar las expectativas de los protagonistas.
• Mejorar de manera continua.
• Compartir la responsabilidad con los empleados.
• Reducir los desechos y la reelaboración.

Las innovaciones pueden ayudar a mejorar la calidad de los aprendizajes en las instituciones a través de:

• Consolidar la organización hacia el cambio.
• Trabajar en equipo.
• Trabajar con un programa holístico de cambio y no por partes.
• Aumentar la participación de todos (alumnos, personal docente y administrativo, egresados, comunidad universitaria y empresarial).
• Animar a los miembros a ser proactivos en vez de reactivos, intentar influir en lo que hace y cómo se hace.
• El éxito sería posible de medir si se consigue mayor participación.
• Mayor participación del profesorado en la toma de decisiones.
• Mayor participación de empresas en el centro.
• Reconocimiento de los esfuerzos de los medios de comunicación.

El centro como unidad de formación a través de la innovación

Los objetivos de las instituciones que están orientadas a la formación a través de las innovaciones, intentan dar respuestas a las necesidades percibidas y expresadas de los protagonistas; éstas no se especifican o están en continuo cambio. A veces la sociedad no es consciente de las distintas necesidades, por lo que esa puede ser una de las posibles causas de la poca valoración que a veces se hace de la educación. Ante estas situaciones, los profesores no se han sentido en la necesidad de cambiar porque su trabajo, paradójicamente, se ha desarrollado; por eso, presentan actitudes de resistencia y reticencia a los procesos de innovación.

La burocracia instalada en los centros influye en la mentalidad de no cambio. Las estrategias que favorecen el desarrollo de las innovaciones para desarrollar cambios sustantivos en las organizaciones formativas, pueden ser:

ANUNCIO
banner_formacion_web_336x280_1.png

• Establecer un compromiso administrativo.
• Elegir un coordinador del proceso de innovación.
• Identificar a los clientes y proveedores.
• Involucrar a los protagonistas.
• Conocer más a fondo el proceso.
• Institucionalizar el proceso.

Las innovaciones en los procesos de cambio han de tener en cuenta algunos de los siguientes principios básicos:

• Participación comprometida del personal implicado en los procesos de innovación, en cuanto a la realización de metas.
• Colaboración de los padres por medio de encuestas y su participación.
• La aceptación de los alumnos en el programa de innovación y mejora de la calidad.
• Participación de los agentes externos.
• Los resultados a corto plazo: en cuanto a cambios internos, donación de materiales y suministros, ayuda de las empresas y toda la comunidad educativa,
colaboración de la universidad, reconocimiento (posicionamiento) creciente.

Título tomado del libro: Cómo mejorar la institución educativa. Autor: José María Ruiz Ruiz. Pp. 66-67

Foto tomada de Flickr