Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_magisterio_1115x116.png

Competencias éticas y ciudadanas a través del laboratorio de ética

Por Luz Graciela Castillo Rocha , Por Mercedes Gregoria Caraballoso Valdivieso , Por Sheilla Quintana Ruiz
Magisterio
08/03/2019 - 10:15
0
By Freepik

Presenta la experiencia del diseño e implementación del Taller de Lectoescritura como experiencia vivencial para los alumnos de la materia “Ética, persona y sociedad”, que tiene como propósito ofrecer una práctica común a todos los estudiantes inscritos en la materia para contrastarla con un marco reflexivo congruente con los contenidos de la materia.

Palabras clave: competencias éticas y ciudadanas, toma de decisiones, respeto a las personas, compromisos personales, actuar con solidaridad y responsabilidad

Introducción
El Taller de Lectoescritura, como proyecto del Laboratorio de Ética, inició en el semestre de agostodiciembre de 2013 a partir de la necesidad de ofrecer a los estudiantes una experiencia práctica, común a todos los estudiantes inscritos en la materia de “Ética, persona y sociedad”, que les permitiera vincular los contenidos teóricos con la práctica. Considerando que los grupos de ética son heterogéneos en cuanto a las carreras profesiones de los estudiantes  nscritos en ellos y que las actividades relacionadas con su especialidad son variadas y les plantean diferentes demandas, se buscó un tipo de actividad organizada de tal manera que les permitiera dedicar tiempo al mismo durante la semana sin descuidar otras responsabilidades, así se optó por un modelo de trabajo que , a partir de la organización en equipos, le brindará atención a un niño o un joven reforzando sus competencias comunicativas en lengua española trabajando con él o ella tres veces por semana.

Vinculado a las competencias y objetivos de la materia, resumidos en la figura 1, el proyecto se inicia con la formación de equipos de trabajo entre nuestros estudiantes, a quienes se les otorgó la función de ser tutores de un alumno durante el semestre. Este equipo de tutores debe establecer en un inicio sus compromisos como equipo de trabajo, el tipo de valores que los destaca y la forma en que los definen, mismos que serán utilizados como parámetros de autoevaluación en el transcurso del semestre.

El equipo de estudiantes también es responsable de coordinarse para la atención del niño, de tal manera que se cumpla cabalmente con las fechas y los horarios en que se comprometen a brindarle atención; a los equipos se les ha solicitado contribuir con los materiales para el taller, básicamente con la donación de un libro apropiado para la edad de los participantes, mismo que formará parte del acervo disponible, ya que cada niño que participa elige el material con el que va a trabajar.

Antecedentes y desarrollo del proyecto
Las diseñadoras eligieron el tema de lectoescritura para que sus estudiantes trabajarán en equipos, ya que nos permite ser flexibles en cuanto al desarrollo de estrategias de trabajo y ayuda a que los alumnos se hagan cargo de organizar la conducción de las actividades. Por otro lado, permite que los alumnos creen y generen formas reales y sencillas de resolver problemas sociales, ya que tienen que adaptarse a las condiciones específicas del caso que les plantea el trabajo con el niño o la niña asignada.

Por otro lado, consideramos que la lectura más allá de ofrecer el proceso de recuperación y aprehensión de la información, ayuda al desarrollo de la imaginación, la creatividad y el análisis crítico de la realidad, a diferencia de la fantasía, misma que sirve para desear.

La imaginación, ayuda, entre otras cosas, a crear a partir de nuestro propio entorno, crear a partir de todo aquello aprendido y a ir más allá de lo normal y común, ofreciendo ideas útiles y teóricas. La lectura ofrece una perspectiva y visión del entorno y de tu propia persona que no se logra con otras actividades.

El propósito del taller apoya la mejora del entorno social ayudando a los participantes a desarrollar competencias fundamentales para el aprendizaje como son lectura y escritura, dado que la población que participa en el taller se constituye por niños quienes - por cuestiones económicas o incluso personales - viven en condiciones o entornos que no les permiten en sí mismos, desarrollar esta capacidad al máximo de sus potencialidades.

De esta manera el Taller de Lectoescritura representa un proyecto educativo que ofrece a los alumnos del Tecnológico de Monterrey la oportunidad para contribuir de manera consciente y activa en el desarrollo o fortalecimiento del hábito de la lectura y la escritura en niños y jóvenes de la comunidad adyacente al Campus, particularmente aquéllos que tienen historial de problemas o dificultades en el aprendizaje.

En la materia “Ética, persona y sociedad”, durante varios semestres se buscó la posibilidad de que los estudiantes llevasen a cabo una actividad práctica en refuerzo al cumplimiento del objetivo de la materia: “Comprender la importancia y la fundamentación de la ética en el mundo contemporáneo, que ayuden a tomar decisiones responsables para la realización de un proyecto personal de vida, así como aprender a interactuar constructivamente en su medio social con una actitud pluralista y de respeto hacia los demás.” De esta manera se llegó a la conclusión de que una actividad focalizada en la acción sobre una problemática local, permite a todos los alumnos inscritos, vincular el objetivo de la materia con la práctica de la reflexión ética y la acción ciudadana.

 El desarrollo humano consiste en la libertad que gozan los individuos para elegir entre distintas opciones y formas de vida.

El proyecto de lectoescritura ofrece a los estudiantes de la materia una experiencia de acción y reflexión crítica constante, que les asegura comprender de forma vivencial, los contenidos del curso al tiempo que les permita asimilar la importancia de los mismos en la vida diaria. Al mismo tiempo, les proporciona el espacio para vincular con la práctica los conceptos aprendidos en clase sobre la dignidad humana, el respeto a las personas, el entorno y el impacto que tienen nuestras acciones en la comunidad. Esto se logra gracias a que la actividad los vincula a la coordinación y compromisos personales y en equipo, pero más aún, que se familiarice con terceras personas y formas de vida distintas y complejas para que logren entender la necesidad de actuar como ciudadanos comprometidos en su país y con su entorno. De esta manera se ha logrado desarrollar un proyecto en el cual quedan articulados los objetivos y las competencias éticas de la materia de Ética, persona y sociedad con lo que la metodología, actividades, organización, control y evaluación del proyecto que permite garantizar alcanzar los objetivos del mismo.

Marco teórico.
Como parte del marco teórico que respalda a este proyecto, se partió del concepto de desarrollo humano formulado por el PNUD: El desarrollo humano consiste en la libertad que gozan los individuos para elegir entre distintas opciones y formas de vida. Los factores fundamentales que permiten a las personas ser libres en ese sentido, son la posibilidad de alcanzar una vida larga y saludable, poder adquirir conocimientos individual y socialmente valiosos, y tener la oportunidad de obtener los recursos necesarios para disfrutar un nivel de vida decoroso. (PNUD, 2014).

El enfoque del Desarrollo Humano está basado en la teoría de las capacidades propuesta por Amartya Sen y Martha Nussbaum. Las capacidades, según Sen, representan “el conjunto de vectores del funcionamiento que reflejan la libertad del individuo para llevar un tipo de vida u otro” (Sen, 1999); considerando que para Nussbaum las capacidades centrales son aquéllas que se necesitan para llevar una vida acorde con la dignidad humana (2012), nos damos cuenta que la selección del contenido de trabajo - lectoescritura - y la dinámica diseñada para la participación de los estudiantes - tienen un importante vínculo con algunas de las capacidades que maneja Nussbaum, particularmente con: sentidos, imaginación y pensamiento; emociones; razón práctica y afiliación.

Nussbaum establece que los sentidos, imaginación, el pensamiento y el razonamiento deben utilizarse de “un modo verdaderamente humano”. La práctica de la lectura en el taller se lleva a cabo a través de narrativas seleccionadas por los propios alumnos y dirigidas a niños que cursan la educación básica a través del trabajo siguiendo una metodología relacionada no solo con la lectura, sino con la comprensión de los contenidos a través de las conversaciones que entablan tutores (nuestros alumnos) con los niños. Las emociones y la razón práctica se trabajan a través del vínculo que entablan durante el periodo de trabajo, y el sentido de afiliación, que se define como “poder vivir con y para los demás, reconocer y mostrar interés por otros seres humanos, ser capaces de imaginar la situación de otro u otra”(Nussbaum, 2012, pág. 54) se genera a través de la convivencia.

El taller y las actividades reflexivas concurrentes a la experiencia, están diseñadas para que los alumnos del Tecnológico de Monterrey, distingan conceptos fundamentales, asociados a las competencias ética y ciudadana declaradas por el propio Instituto: respeto a las personas y su entorno; conocer y ser sensible a la realidad económica y política; actuar con solidaridad y responsabilidad ciudadana para mejorar la calidad de vida de su comunidad.

En particular, el vínculo del taller con la competencia ética se da a través del énfasis en dos elementos que se evalúan desde el QEP: la dignidad humana y la justicia social; ambos aspectos suelen presentarse en los resultados de las evaluaciones como áreas de oportunidad. La propuesta del taller se generó en respuesta al reforzamiento de ambas dimensiones de la competencia, buscando que el trabajo en equipo, la atención a un problema específico y, ante todo, el contacto con una persona cuyo perfil es distinto a nuestros alumnos, generará una experiencia proclive a la reflexión en estos aspectos: el desarrollo humano y la justicia social.

Proceso de trabajo y resultados
La calidad de atención a los niños ha sido variada, en un principio a los alumnos se les estableció una metodología uniforme, basada en el “Manual de procedimientos para el fomento y valoración de la competencia lectora” publicado por la Secretaría de Educación Pública (s/f) para orientar el trabajo de los tutores, misma que estaba compuesta por una serie de pasos y medida con tiempos concretos de la siguiente manera:

- Seguimiento de la sesión anterior: se le pedía a los tutores al final de cada sesión que se subiera un reporte de desempeño del alumno.

ANUNCIO
banner_formacion_2019_web_336x280.png

- Bienvenida: los tutores conversan con el niño, sobre la lectura, acontecimientos de la escuela, sus intereses, etc. con el propósito de crear un clima de confianza antes de comenzar la tarea (10 minutos).

- Ejercicios de lectura en voz alta: los tutores piden al alumno leer durante 10 minutos, tomando el tiempo y marcando cada minuto de lectura, a fin de contabilizar el número de palabras leídas por minuto y evidenciar un avance.

- Ejercicios de comprensión de lectura; una vez terminado el plazo de los 10 minutos de lectura, el tutor hacía preguntas relacionadas con el contenido, ayudaba a buscar el significado de algunas palabras, resolver dudas, etc.

- Actividad lúdica: se proporcionaron juegos educativos (tangram, memoria, scrabble, etc.) y materiales para dedicar un rato a una actividad lúdica, cuyo propósito era permitir algo de distracción respecto a la actividad, fomentar la convivencia tutor-alumno y reforzar algunas habilidades cognitivas del alumno.
- En la segunda etapa de la sesión, se retomaba la lectura en voz alta, nuevamente se marcaban los tiempos y el número de palabras, y la sesión finalizaba con una breve retroalimentación por parte del tutor sobre el desempeño del alumno.

- Al final de la sesión, el tutor debía reportar a través la página www.cem.itesm.mx/satle, los avances del alumno, con la intención de que al final del semestre los equipos de tutores pudiesen presentar resultados concretos sobre el desempeño de su alumno asignado.

Los resultados del trabajo durante el semestre agosto diciembre de 2013 no mostraron importantes avances de tipo cuantitativo en la capacidad lectora de los alumnos participantes; de hecho, a los tutores no se les evaluó por dichos avances, sino por el cumplimiento y las reflexiones sobre su experiencia; evidenciadas a través de sus reportes de autoevaluación y el testimonio final que se les solicitó que compartieran en un video. Al finalizar este periodo, y a partir de las observaciones de los propios alumnos, se tomaron algunas decisiones en relación con la forma de trabajar para el semestre enero-mayo de 2014, particularmente en lo que respecta al apego exigido para el seguimiento de la metodología, dado que la condición de los alumnos participantes, al ser personas con dificultades para el aprendizaje con diversas etiologías requerían que el trabajo se adaptara a sus necesidades, hecho que constituyó el reto para los equipos de tutores en el semestre que concluyó en mayo.

Los resultados más significativos de esta experiencia se encuentran en el plano discursivo en lo que los propios estudiantes del Tecnológico declaran, y esto se debe a que la petición de que en sus reportes vinculen su experiencia con el contenido de la materia, particularmente en lo que respecta a los temas de reconocimiento de la dignidad y la participación ciudadana les permite reflexionar sobre la aplicación de los conceptos a su experiencia y formular conclusiones fundamentadas.

En general, los tutores destacan que la experiencia les requiere aprender a relacionarse y respetar a una persona que vive en condiciones diferentes a las que ellos acostumbran. El enfrentarse a una situación diferente les lleva a descubrir en ellos mismos capacidades que no habían puesto en práctica simplemente porque la vida no se los había requerido. Esto representa un vínculo muy importante con los contenidos de la materia, en el sentido
de que la ética no sólo implica la reflexión sobre la calidad moral de los actos de otros, sino el dimensionar y reflexionar acerca de la calidad moral de nuestras propias acciones.

Otro reto, consistió en adaptarse a las necesidades de cada alumno en particular, y encontrar maneras distintas para trabajar con él o ella, ya que la competencia lectora de cada participante podía variar, desde prácticamente la incapacidad de identificar letras y sílabas, hasta mostrar un desempeño aceptable, y a quien de todas maneras se le debía atender por formar parte del proyecto. Destacan algunos casos en donde los equipos se mostraron altamente satisfechos porque - de hecho - consiguieron enseñar a leer y escribir a sus alumnos.

Finalmente, pudimos medir el taller, con la información anterior, pero más aún, con un trabajo que se complementa ya que al inicio del semestre y el taller, se les pide una carta de compromisos y una explicación de lo que entienden por ética, lo que esperan de la materia y sus expectativas en general del taller. Al final del taller, se les pide un trabajo donde muestran y explican, los retos en los que se vieron envueltos, lo que pudieron superar y su propia  retroalimentación y a de alguna forma su propia autoevaluación. Esto con la intención de medir su desarrollo y comprensión de la clase y vinculación con el taller.

Conclusiones
Partiendo de una definición de la ética como una rama de la filosofía “que reflexiona sobre las acciones humanas en relación con un sentido” y considerando que el trabajo educativo, particularmente en estos tiempos debe ir más allá de la exposición de contenidos teóricos, consideramos necesario diseñar experiencias integrales de aprendizaje para lograr que los alumnos cuenten con las competencias exigidas en su desarrollo profesional. 

Por integrales, nos referimos a que deben incluir desde los conceptos o principios básicos hasta la reflexión crítica y evaluación de la misma; desde la reflexión sobre el conocimiento en sí a la identificación de aquello que nos transforma como seres humanos. De esta manera,consideramos que el taller de lectoescritura es una experiencia integral de aprendizaje en una materia de suyo difícil de manejar, como lo es la ética, donde existe una la tentación por parte del profesor de circunscribir su trabajo a decirle al estudiante lo que “debe hacer” o el calificar los actos como “buenos o malos” simplemente
porque así lo juzga la moral.

En cuanto a las áreas de oportunidad y desarrollo, la experiencia de estos tres semestres nos indica que poco a poco debemos cederle el lugar a nuestros alumnos, para que sean ellos quienes decidan y propongan acciones que vayan más allá de las competencias, hasta ahora trabajadas tanto en el taller como en la materia y que de esta forma puedan convertir nuestro propuesta en un taller integral para el desarrollo humano.

Referencias
Página del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, disponible en http://www.undp.org. mx/spip.php?page=area&id_rubrique=5/, fecha de última consulta 2 de junio de 2014.
Nussbaum, M. (2012). Crear capacidades. Propuestas para el desarrollo humano. Barcelona: Paidós. Secretaría de Educación Pública, (s/f). “Manual de procedimientos para el fomento y valoración de la competencia lectora”. Disponible en http://www.leer.sep.gob.mx/pdf/manual_fomento.pdf , fecha de
última consulta: 2 de junio de 2014.

Mercedes Gregoria Caraballoso Valdivieso, Luz Graciela Castillo Rocha, Sheilla Quintana Ruiz. Escuela de Ciencias Sociales y Humanidades, Tecnológico de Monterrey, Campus Metropolitano de la Cd. de México - mcarabal@itesm.mx, sheilaqr@itesm.mx, lcastillo@itesm.mx

Título:Competencias éticas y ciudadanas a través del laboratorio de ética

Para leer y conocer más experiencias de innovación educativa consulte: Revista del Congreso Internacional de Innovación Educativa

Tomado de: Memorias del primer Congreso Internacional de Innovación Educativa. ITESM

Foto By Freepik

Más sobre el tema que está leyendo

Este documento tiene como objetivo poner en consideración algunas ideas expuestas por Alfredo Fierro en torno a la educación moral y la psicología...