Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
editorial_magisterio_cajiao.png

Diseñando el reloj interno de tu escuela21

Magisterio
23/11/2018 - 12:30
0
Foto de Pixabay

En todos los sistemas educativos del mundo existe un orden curricular de los contenidos oficiales en materias y áreas. En la educación secundaria de cualquier país, este diseño destaca por su extensión, con una media de más de diez ámbitos diferentes. Hay muchas posibilidades de combinación. Las más comunes giran en torno a módulos sobre:

  • Proyectos emocionales, sociales y personales como «Mi mundo», con tutoría, educación para la ciudadanía, religión o educación ético-cívica.
  • El descubrimiento del mundo y las ciencias sociales, con geografía, historia, religión o educación para la ciudadanía.
  • El arte: su expresión y tu expresión, con informática, educación plástica y visual o música.
  • Comunicación, programación y diseño digital, con tecnología e informática.
  • Cómo funciona el mundo y los seres humanos: naturaleza y método científico, con ciencias de la naturaleza, biología y geología.
  • El mundo habla, con lenguas extranjeras.
  • Química y física de la vida, con física y química y ciencias de la naturaleza e informática.
  • Comunicación, con lengua española, literatura, la lengua de la comunidad autónoma e informática.
  • Un mundo antiguo, un mundo nuevo, con latín y cultura clásica.

¿Qué puedo hacer yo en mi escuela?

1.  Apuesta por la organización modular
Las escuelas21 han iniciado sus caminos de transformación en sesiones más largas. Tienen una duración media de 90 minutos y se apoyan en el PBL o en modelos de programación, como paletas y matrices, con seis escenarios diferentes para su desarrollo:

• Escenario 1. Una semana especial. Es el modelo más sencillo para el inicio de la transformación. Una o dos veces al trimestre, todo el centro cambia de horarios durante una semana y se centra en proyectos, con más autonomía en el uso de los espacios. Es una práctica que permite la reflexión después de la acción para pasar a escenarios más completos.

• Escenario 2. Un día de proyectos. Este modelo es el más extendido por la red de escuelas Big Picture Learning. Con él han bautizado el último día de la semana como el «Project Friday». Todos los viernes del año, el horario pasa a ser modular y trabajan por proyectos. Es una iniciativa que vincula a todos los alumnos y profesores, pero que no supone una transformación radical y anima a evolucionar hacia modelos más integrados (como los siguientes).

• Escenario 3. Una parte del currículo. Este modelo implica la transformación del tiempo en dos, tres o cuatro áreas. Es un comienzo reducido que no afecta a todos los profesores y que facilita la transformación pausada. Las áreas se agrupan en módulos similares a los que hemos visto antes.

• Escenario 4. Una franja horaria. Se elige la introducción de módulos a primera hora de la mañana, durante el día o al final, y se sostiene este diseño durante toda la semana o, al menos, tres días por semana. Este modelo implica a más profesores que el anterior y hace avanzar a la escuela en su transformación. Es el preferido por una gran parte de las escuelas21 que cuentan con grandes proyectos equilibrados con otras asignaturas más estancas.

• Escenario 5. Espacios de libre elección. Muchas escuelas21 han potenciado la autonomía en el aprendizaje buscando momentos de completa libertad para los alumnos. De este modo, como en el Ørestad Gymnasium o en la red Kunskapsskolan, hay dos o tres módulos semanales, de al menos una hora de duración, donde los alumnos eligen cómo invertir su tiempo de aprendizaje. El centro se abre por completo y cada cual busca el espacio que necesite.

• Escenario 6. Todo el año y todo el currículo. Es el caso del instituto High Tech High o Quest to Learn, que después de crecer con los escenarios anteriores
han reformado por completo el horario de su currículo.

2.  Apuesta por criterios metodológicos
No te guíes exclusivamente por el contenido para dividir el tiempo. Apoya al profesorado para que en cada módulo disponga de:

• Una estrategia grupal de apertura para centrar la atención, focalizando en las pautas del módulo y recopilando los avances anteriores.
• Momentos breves, directos y claros de transmisión de contenidos.
• Tiempo para el trabajo en grupos cooperativos.
• Espacios de asesoramiento individualizado apoyados en los roles de tutorización entre iguales.
• Una estrategia grupal de cierre del módulo, centrándose en los conceptos principales y poniendo a todos al día sobre el trabajo de cada grupo.

Título:Diseñando el reloj interno de tu escuela21

ANUNCIO
inteligencia_emocional_v2_1.png

Tomado de: Viaje a la escuela del siglo XXI.  Así trabajan los colegios más innovadores del mundo. Alfredo Hernan Calvo. 2015 Madrid. España. pp. 168-170.

Foto de Pixabay