Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_magisterio_1115x116.png

Educación política para la primera infancia; una propuesta de educación inicial devenida de la educación popular

Por Diana Carolina Quintero Bogotá
Magisterio
10/08/2018 - 11:30
0
Foto de Javier Devilman. Tomada de Flickr

El campo a indagar en la investigación sobre la que se erige esta ponencia, es el de las representaciones sociales de primera infancia que tienen las familias campesinas de primera infancia (comprendidas de esta manera como un sujeto colectivo, en el que hablamos del niño y niña menor de cinco años como un sujeto que existe y se define desde las interacciones sociales que sustenta con su núcleo cuidador primario, es decir, la primera infancia es en términos de relación, es una experiencia social que involucra al individuo menor de cinco años, desde las redes en las que es partícipe y en las que transita) del municipio de Silvania de dos veredas particulares; Subia Norte y Subia Pedregal, las cuales son de difícil acceso, y se encuentra a amplias distancias de los cascos urbanos aledaños.

Se ha elegido está población en la medida que cuenta con una historia de participación y recepción de procesos formativos o de atención a la primera infancia de más de cinco años por parte de distintas instituciones. Varias de estas familias, han sido participantes activos desde el proceso de gestación o con varios de sus hijos e hijas de edades distintas, y han experimentados diversos enfoques, desde el asistencialista hasta el formativo en modalidad hogar. Todos ellos con lineamientos, ideas y concepciones de infancia, educación, familia y país distintas, y por lo tanto con un proyecto político particular, con una forma política determinada. 

Se trata, entonces, de poder establecer la relación entre estas representaciones y la configuración de la subjetividad política de los niños y niñas. Se refiere, a poder pensar en términos de un entramado de intersubjetividades, donde las relaciones sociales determinan ciertos matices de la subjetividad del individuo (en este caso específico, lo político), y dichas relaciones están materializadas en un discurso y prácticas políticas cotidianas que devienen de la historicidad de los sujetos que en ellas participan.

Es decir, el interés consignado en esta investigación que actualmente está en curso, y que se enmarca dentro del espacio académico de proyecto de grado de la Maestría de Comunicación Educación de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, puede ser considerado un problema de investigación que amerita ser abordado, en tanto presenta la posibilidad de construir conocimiento acerca de la formación política de niños y niñas de primera infancia. En especial, cuando la idea del carácter político se sujeta a edades adultas o adolescentes, y sin duda abre un campo de opciones, el poder pensar en educar; en formar políticamente niños y niñas desde la gestación hasta los cinco años. Reivindicando su papel como sujetos inherentemente políticos más allá del discurso generalizado de la constitución ontológica del hombre para centrarlo en prácticas cotidianas que configuran las subjetividades de los sujetos. 

Nos referimos entonces, ha de poder realizar una reivindicación desde el papel de la familia campesina de zonas rurales aisladas (geográfica, social y tecnológicamente) del municipio de Silvania, proponiendo un ejercicio de construcción de conocimiento basado en su historicidad, donde se pueda analizar, cómo sus ideas de primera infancia, las formas en las que se representan a sus hijos e hijas menores de cinco años afectan sus actuaciones y discursos en la cotidianidad, y cuáles son, entonces, esos matices que se imprimen en la red intersubjetiva donde dichos niños y niñas se configuran a sí mismos como sujetos, centrando la mirada en su dimensión política.

De allí que el objetivo principal de la investigación sea el de Comprender la incidencia de las representaciones sociales de primera infancia de las familias campesinas de primera infancia del municipio de Silvania de las veredas de Subia Norte y Subia Pedregal en la configuración de la subjetividad política de los niños y niñas dentro de las prácticas cotidianas. Pasando por un proceso de identificación de las representaciones sociales de primera infancia de las familias, así como de caracterización de la noción de lo político que las familias reproducen en su cotidianidad en interacción con sus hijos e hijas. Pensar lo político en lo cotidiano, en lo normal, en las prácticas constantes que se llevan a cabo en la vida diaria, es entender que lo político está irremediablemente ligado a la comprensión del mundo, y esto lleva a poder pensar lo educativo como un acto político.

Así, el considerar la idea de que la pedagogía necesariamente conlleva un proyecto político, obliga a realizar consideraciones en términos de poder, relaciones sociales y utopía social, pues serán determinantes para permitirse hablar de un proyecto. Aún más, afirmar que la educación solo es válida en la medida que busca transformar el mundo, habla de una cualidad de compromiso social del acto educativo, de una necesidad de poner en diálogo discursos de lo normativo con lo local, de lo hegemónico con lo excluido, de pensarse en términos de opciones diversas; de propuesta. 

Es desde este nido altamente conflictivo de ideas que se comienza a pensar el enfoque de la investigación, uno que implique darle voz a una comunidad campesina, femenina en su mayoría pero con extensos lazos familiares, apartada (geográfica, tecnológica, educativa, y económicamente), que ha pasado por procesos de formación en torno a la representación social de primera infancia, desde diversas políticas públicas, y que de alguna manera ha transformado sus formas de ver el mundo y de verse ante él, procesos que se han realizado en colectividad, llevando a la conformación de comunidad.

Se trata de hacer ejercicios de emancipación desde la propuesta, al comprender a la memoria como un dispositivo de subjetivación al igual que la oralidad, si se parte de la idea de que los discursos que circulan dentro de los entramados sociales forman subjetividades al ser enunciados atados a unas representaciones sociales, que inherentemente llevan a unas formas particulares de aprendizaje y saberes colectivos, podemos comenzar a pensar en una reafirmación de las comunidades políticamente desde sus prácticas y discursos, desde sus vivencias diarias y sus interacciones cotidianas.

De allí que la investigación utilice como epicentro la representación social, en la medida que “(…) los soportes que vehiculizan las representaciones: los discursos de los individuos y grupos, sus comportamientos y prácticas sociales, son las que en un sentido amplio y en un interjuego particular constituyen las representaciones” (Perera, 2003, p.12), pues permite centrar la mirada en el lugar de transito que está constituido por las interacciones, en el lugar donde existe y habita la comunidad y la colectividad.

Ahora bien, el corte metodológico de la investigación es el histórico-hermenéutico en tanto busca interpretar un fenómeno que sucede en la interacción social y que se ve afectado por los matices propios y particulares de los marcos contextuales en los que ocurre. Dentro de este diseño, se usa como metodología el estudio de caso, al comprenderlo como una estrategia que según Reyes (2008):

(…) pretende la comprensión en su totalidad de un fenómeno en escenarios individuales, comprensión a la que se llega desde el planteamiento de relaciones y conceptos junto con el examen cuidadoso de aquello que se configura como objeto de estudio, sentando su riqueza en la posibilidad de registrar la conducta de las personas involucradas en el fenómeno, enfatizando en el contexto y que permite a su vez una visión holística y el abordaje de múltiples variables del fenómeno al realizarse este estudio desde dentro del mismo. (Quintero, 2012, p.70)

Estrategia metodológica que da paso a instrumentos basados en la observación de las interacciones de la familia de primera infancia, pero también en los diálogos que con ellas se establecen desde grupos focales o entrevistas, partiendo de la idea de Freire de que la comunicación es un detonante político, que la palabra nos permite situarnos políticamente y generar procesos de resistencia y procesos emancipatorios, pues las modificaciones de los discursos oficiales (y las prácticas subyacentes a los mismos) se llevan a cabo en la interacción cotidiana entre sujetos, y se consolida en los escenarios sociales de la comunidad.

Lo que nos lleva a querer entender cuáles son los discursos políticos de la comunidad, en tanto el discurso político es un acto transformador de las relaciones intersubjetivas, y por lo tanto desde el entramado social, un elemento modificador de la subjetividad de los individuos y por lo tanto de sus representaciones, desde el precepto de que la educación convierte al acto político en una intervención a lo colectivo y lo público.

Nos referimos, en esta investigación, entonces a esa posibilidad de visibilizar a los comúnmente olvidados, de utilizar los dispositivos en aras de procurar un dinamismo entre la comunidad, lo político y lo comunicativo, de atreverse a pensar en propuestas ingeniosas que involucren los saberes colectivos y comunitarios para ponerlos en la pantalla (digital y análoga) y por lo tanto en circulación en una comunidad más amplia.

ANUNCIO
banner_formacion_2019_web_336x280.png

Se trata de un intento de generar desde la investigación una experiencia en la que la comunidad no reciba otra política sobre primera infancia, otra serie de regulaciones y lineamientos acerca de cómo se deben formar a los niños y niñas de cero a cinco años en los distintos aspectos de la vida, sino que desde una experiencia de educación popular, donde se introduzcan elementos no solo de sistematización de experiencias sino que se lleva a una reflexión de las acciones tomadas y las consecuencias generadas, la comunidad participante pueda formular desde su experiencia su propio documento sobre cómo sus hijos e hijas deben ser educados políticamente desde que están siendo gestados hasta la edad de cinco años, estableciendo no solo sus representaciones de infancia, política y educación sino generando propuestas válidas de accionar educativa en aras de la transformación social.

Ahora bien, esta investigación se encuentra actualmente en curso, razón por la cual no tiene resultados definitivos aún, no obstante una de las ideas fuerte en términos de metas de esta investigación es poder generar un espacio de creación con estas familias, donde desde sus historias personales, desde su vivencia cotidiana con estos programas sean ellos quienes puedan plantear una propuesta de formación para primera infancia, donde ellas puedan realizar un ejercicio de contrapoder, en el que desde la valoración de sus particularidades, saberes e historicidad puedan diseñar ideas claras acerca de cómo se puede realizar la formación política en niños y niñas de primera infancia.

Es decir, se pretende que este sujeto social (como colectivo, las familias campesinas de primera infancia del municipio de Silvania de tres veredas particulares) que ha sido receptor de una serie de referentes técnicos para la educación inicial en el marco de la atención integral de las políticas públicas cobijadas bajo la estrategia de Cero a Siempre, que ha estado en contacto en escenarios de socialización donde han participado con lineamientos que tienen unos discursos, acciones y prácticas particulares que hablan de un concepto de niñez determinado, que pretenden producir una serie de representaciones sociales en torno a la idea de los niños y niñas menores de cinco años, genere conocimiento.

Hay que tener en cuenta que las familias no están subyugadas a estos discursos de niñez devenidos de una mirada estatal, pues si bien están en contacto con ellos en un entramado social y comienzan procesos de ancoraje con las mismas, paralelamente se dan una serie de resistencias nacidas de los marcos contextuales específicos (económicos, geográficos, históricos, culturales) que matizan ese discurso oficial. Hablamos entonces de procesos de subjetivación social, donde se ponen en juego los elementos del sentido subjetivo que se configuran desde la representación social del sujeto, niño y niña de primera infancia.

En esta línea de pensamientos, podemos contemplar que los niños y niñas al ser participantes de estos escenarios con sus familias verán elementos incluidos en sus redes subjetivas, que permitirá pensarse y pensarles de una manera distinta. Al igual que con el discurso de los lineamientos no serán una copia fidedigna de lo que se pretende desde las instancias macro de poder, sino que serán el resultado caótico de sus propias interacciones.

Es así, como se puede proponer como producto de la investigación una pieza comunicativa que sea capaz de plasmar de manera concreta y especifica el discurso transformado de las familias, luego de sus procesos de subjetivación llevados a cabo desde el ancoraje de la representación social y su resistencias como una forma de expresión de contrapoder nacida de la cotidianidad de las familias campesinas, es decir, en este caso particular, su propia manera de formar políticamente a sus hijos e hijas menores de cinco años.

Conclusiones
Para concluir, cabe decir, que desde lo anteriormente mencionado el impacto que en las políticas públicas se busca con esta investigación, es poder abrir la puerta a la necesidad de hablar de formación política a la primera infancia, desde las redes sociales en las que habitan los niños y niñas menores de cinco años, de involucrar a las familias como sujetos colectivos en procesos educativos que contribuyan a la construcción de proyecto país desde la cotidianidad y la capacidad propositiva de las comunidades.

Referencias 

Perera, M. (2003) A propósito de las representaciones sociales; apuntes teóricos, trayectoria y actualidad. La Habana. CIPS-Centro de investigaciones Psicológicas y Sociológicas. 
Quintero, D. (2012) Los discursos de los maestros sobre la subjetividad de los licenciados en Pedagogía Infantil de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, Tres estudios de caso. Bogotá: UDFJC. 

Tomado de http://bienal-clacso-redinju-umz.cinde.org.co/IIBienal/memorias/Eje%205_.pdf.Pp 390-396. Educación política para la primera infancia; una propuesta de 2182 educación inicial devenida de la educación popular.

Foto de Javier Devilman. Tomada de Flickr