Tópicos

22/11/2017 - 10:30

Educar para el medio ambiente

0 comentarios

Carlos Santos Henao
,

Los terremotos no se pueden predecir, los huracanes no se pueden controlar  y el calentamiento global no se detiene; me permito traer a colación estas tres afirmaciones ya que al parecer como especie no entendemos el impacto que generamos a nuestro planeta. Y la escuela debe ser el primer espacio de lucha para lograr movilizar reflexiones acertivas sobre nuestra situación actual.

 

Y un balance muy rápido puede ser levantarnos en la mañana y mirar el cielo lleno de smog en las ciudades. Aún me pregunto por qué no volvemos un elemento articulador de nuestras clases las referencias a nuestra situación medioambiental. Recuerdo con mucha satisfacción a mi maestra de primaria quien me enseñó que el agua es un recurso que se debe apreciar, que se debe reciclar y sobre todo, que cada acción que emprendiera a diario tendría un impacto. Finalmente entendí que hablar de medio ambiente en la escuela es desterrar el pensamiento inmediatista, pensar en mi entorno significa pensar en los demás, los que me circundan y los que están por venir.

 

+Conozca el  libro El desafío ambiental

 

Por eso esta invitación es a desnaturalizar, problematizar y reelaborar definiciones y acciones que emprendemos a diario con nuestros estudiantes. Y es que para educar para el medio ambiente nos basta salir a los patios de recreo, mirar de nuevo al cielo y ver cómo paulatinamente el azul al cual estábamos acostumbrados cada vez se torna más gris, o cómo nuestros compañeros de trabajo más frecuentemente se ven afectados por problemas respiratorios.

 

Desnaturalizar es un ejercicio que implica pensar nuestras prácticas diarias, esto de la mano de una apropiación teórica, para este caso pensemos en nuestros medios de transporte, usémolos como excusa para problematizar el uso de combustibles fósiles y el desarrollo de políticas públicas verdes en clase, ¡acaso este no podría ser un desarrollo curricular para la clase de ciencias sociales, ética y ciencias naturales?

 

Problematizar nos lleva a buscar de manera efectiva soluciones, pensemos en los mal llamados “desastres naturales” y un ejemplo claro son los deslizamientos y avalanchas. Si problematizamos con nuestros estudiantes el desarrollo desorganizado de la mayoría de ciudades y poblaciones de América Látina, llegaremos a una conclusión, el desarrollo de planes de ordenamiento territorial es nulo o simplemente está escrito en un papel y de paso las estrategias de traslado y mitigación de este tipo de situaciones solo ocurre hasta que suceden las tragedias. Aquí podriamos hablar en clase de política pública, historia y de nuevo el móvil es el medio ambiente.

 

+Lea: 7 consejos ambientales para tener en cuenta en estas vacaciones

 

Finalmente, la reelaboración de definiciones tiene que ver con la aplicación a nuestro día a día, lo aprendido; y si la escuela se compromete a movilizar reflexiones, actos tan simples como durar un par de minutos menos en la ducha o reciclar y usar bici, pueden ser factores que mejoren paulatinamente nuestra relación con el entorno.

 

+Conozca el libro Ecología y desarrollo humano

 

Foto de kjpargeter. Tomada de Freepik

 

 

Agregar comentario

Debes iniciar sesión o registrarte para poder realizar comentarios.
PUBLICIDAD

Recibe nuestras novedades

PUBLICIDAD