Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
magisterio_bruno_kombi_cholulteca.png

El cine en el aula, cinco consejos para la elección correcta de una película

Por Edison González Lemus
Magisterio
28/05/2019 - 15:00
0
Foto de Pixabay

La realidad es subjetiva, ese es uno de los elementos más interesantes que permiten reconocer el cine como un espacio de construcción de realidades diferentes para observar la vida de otra forma. Además, una de sus características es que se puede ver en grupo, siendo perfecto para una población estudiantil.

Cuando el Cine Club La Chimenea[2] propone una película para una proyección, se piensa ante todo que se acerque a la vida de las personas que van a verla ¿Cómo hacer que una realidad personal pueda acercarse a otras en un mismo espacio y aprender de ésta? ¿Cómo pensarse esto desde el cine? Es un hecho complicado, pero hay que hacerlo si se quiere mostrar algo audiovisual a un grupo determinado, más si ese grupo es de estudiantes.

Para cualquier docente presentar una película a los estudiantes es un proceso que parece sencillo, se elige una temática que sea acorde a lo que se quiere tratar y después de conseguir la película, tener aprobado un espacio o un televisor que tenga una imagen decente para proyectar y darle play; pero no es así, en verdad deberían tenerse en cuenta algunos aspectos para la exposición de una película.

  • Uno. Ver la película antes, esto es indispensable, el hecho de no ver la película y colocarla porque alguien la recomendó o porque es famosa, no es adecuado, puede haber escenas inadecuadas, que generen dudas sobre lo que se quiere lograr, o de pronto no aborde la temática a tratar y no solo se pierde el tiempo, se puede pasar una gran vergüenza, tener problemas por escenas inoportunas o muy tediosas.
  • Dos. El contexto: No se le puede mostrar Matrix a una grupo de niños 10 a 12 años, o más bien sí, no obstante, no es adecuado, probablemente no la entiendan, la edad de la población determina si podrán o no comprender la película, así que se debe ser cuidadoso, hay aspectos de películas que quizás no son apropiados para una población. Debe tenerse en cuenta el espacio, si el colegio es público o privado, urbano o rural, quizás parezca exagerado pero existen diferencias, puede acercarse más a una población rural Los colores de la montaña que a una urbana, que podría ver La historia del baúl rosado. Además, si la película es de interés general o no, hay cine lento y aún así excelente, sin embargo, para los jóvenes de una era de inmediatez en la web con múltiples tareas al mismo tiempo, sin una aparente dificultad en realizarlas, puede que sea aburrido.

Tráilers:

Matrix: https://www.youtube.com/watch?v=BRuDS0wcnW8

Los colores de la montaña: https://www.youtube.com/watch?v=TEHQ9177OWs

La historia del baúl rosado: https://www.youtube.com/watch?v=RoOPdV6zfIc

  • Tres.  Promocionar la película antes y después de ser vista, eso parece marketing, pero puede ayudar, ya que permite incentivar lo interesante que es aquella propuesta, además, investigar hechos curiosos sobre ésta puede generar inquietud e interés en los estudiantes. Tener conocimiento del director, personajes principales, ayuda a demostrar seguridad y que se tiene idea del tema. Del mismo modo, es bueno hacer una contextualización al inicio del audiovisual y una reflexión grupal al final, no simplemente sobre la temática, sino sobre lo que piensan los alumnos de lo visto, para romper el hielo y ver cómo entendieron el texto. Determinar un previo análisis de su comprensión de lectura y lo que piensan puede enriquecer el proceso formativo. 
  • Cuatro. No limitarse a largometrajes, los cortometrajes, videoclips y las series pueden ser una fuente corta de antelación sobre una temática; por ejemplo, The Kids aren´t all right, videoclip de la agrupación The Offspring, puede ser una interesante antesala para observar la problemática de los jóvenes por la indiferencia social y las dificultades en la adolescencia.

Videoclip The kid´s aren´t al right:  https://www.youtube.com/watch?v=7iNbnineUCI

  • Cinco.  No olvidar que las películas que se verán son propuestas arte, no solamente herramientas de apoyo de una temática. Estos textos audiovisuales tuvieron un proceso de realización lento, arduo y deben ser revisados con detenimiento, de ser posible dando detalles llamativos de su realización que las hacen única, de allí también su elección ¿verdad?.

+Conozca el libro Las ciencias sociales a través del cine

Quizás con lo anterior no sea suficiente, el cine es difícil de escoger, hay que tener muchas referencias visuales para poder tener algo adecuado, pero son aspectos indispensables que se tienen en cuenta al al elegir una obra audiovisual.

Las propuestas audiovisuales son una fuente ilimitada para la construcción de saberes en diversas áreas. Por supuesto, el cine no es simplemente una herramienta, es un arte y debe ser tomada de esta forma ¡Hay que ver cine! es la mejor manera de aprender sobre éste y saberlo usar en los diversos espacios de la docencia. 

ANUNCIO
inteligencia_emocional_v2_1.png

Edison González Lemus. Estudiante del Máster Universitario en creación de guiones para audiovisual de la UNIR. Especialista en desarrollo humano con énfasis procesos afectivos y creatividad y Licenciado en educación básica con énfasis en humanidades y lengua castellana de la Universidad Distrital FJDC.


 [2] Cine club de la localidad de Suba que tiene más de 20 años de existencia. Actualmente tiene diversos proyectos audiovisuales y festivales.

Foto de Pixabay