Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_1.png

El día internacional del trabajo: una reflexión histórica

Por Hemel Santiago Peinado
Magisterio
20/04/2017 - 15:30
0
Foto de ANSES. Tomada de Flickr

El 1 de mayo es celebrado por todos los trabajadores del mundo el Día Internacional del Trabajo, en memoria de las grandes manifestaciones y los mártires de la ciudad de Chicago, Albert Parsons y August Spies, quienes trabajaron como nunca lo habían hecho antes, persuadiendo a los sindicatos locales para que se unieran al movimiento del 1 de mayo.

 

Parsons, orador elocuente, era un incansable activista, dirigente del sindicalismo, no sólo era miembro de los Caballeros del trabajo, sino que también fue fundador del Sindicato Obrero Central, con doce afiliados, que ante la represión realizaron dos grandes y militantes reuniones masivas.

 

La primera reunión de los Caballeros del trabajo fue el 17 de abril de 1886, en el local Cavalry Armony, con una asistencia de más de 21.000 trabajadores. La segunda fue el 25 de abril, donde Albert Parsons y August Spies hablaron ante 25.000 trabajadores.

 

ANUNCIO
copia_de_post_facebook_-_magisterio_1.png

El primero de mayo de 1886, fue un hermoso día, día de calma, las fábricas paradas y vacías, los almacenes cerrados, las calles desiertas, los conductores ociosos, las construcciones detenidas, los corrales estaban silenciosos y ninguna columna de humo surgía de las multitudes de trabajadores riendo, charlando y vestidos de domingo, acompañados de sus esposas e hijos que se reunían para el gran desfile en la Avenida Michigan, que presentaba el aspecto de los días de fiesta. A los lados de la ruta que seguiría el desfile y en las calles adyacentes policías armados, agentes especiales buscaban ubicación para hacer respetar la ley y el orden. Unos 340.000 trabajadores desfilaban ese día en todo el país. En Chicago alrededor de 80.000 obreros se habían lanzado a las calles para conquistar la jornada laboral de 8 horas diarias.

 

Al finalizar la pacífica marcha, cuando los obreros se retiraban, los policías abrieron fuego sobre sus espaldas, matando a hombres y muchachos que corrían e inaugurando el reinado del terror contra los dirigentes sindicales de la época.

 

Los principales organizadores de los sindicatos de obreros fueron ejecutados, Spies Parsons, Engels y Fisher fueron ahorcados en la plaza pública acusados de sedición y conspiración. Todos los dirigentes sindicales fueron encarcelados y acusados también de conspiración por haber dirigido la huelga.

 

En 1888, la Federación Norteamericana del Trabajo, votó la continuación del movimiento por la conquista de la jornada laboral de 8 horas, fijando el 1 de mayo de 1890 como el día para una acción decisiva. Al año siguiente dirigentes del movimiento obrero organizado, de muchos países, se reunieron en París y votaron unánimemente el apoyo a la lucha por la conquista de la jornada de ocho horas y designaron el 1 de mayo de 1890 una acción internacional. En esta fecha los trabajadores de Europa demostraron su solidaridad con los hermanos de Estados Unidos realizando numerosos desfiles y manifestaciones masivas exigiendo en todas partes la reducción de la jornada de trabajo.

 

Son muchos los problemas que tuvieron que afrontar los obreros para poder lograr una jornada de ocho horas de trabajo, instalaciones higiénicas, servicios médicos y un trato digno y humano

 

Tomado de: El libro de oro de las celebraciones escolares. Autor: Hemel Santiago Peinado.  Página 157

 

Foto de ANSES. Tomada de Flickr

 

Más sobre el tema que está leyendo

La paternidad única es la costumbre del cariño y del cuidado. El que sufre, lucha y se desvela por un niño, aunque no lo hay engendrado, ese es su...