Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_magisterio_1115x116_eduinclusiva.png

El día mundial del agua y la educación ambiental en la escuela

Magisterio
21/03/2017 - 14:15
0
Foto de Guadalupe Cervilla. Tomada de Flickr

En el año 1992 la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD) en Río de Janeiro dictaminó que el día 22 de marzo sería conmemorada la jornada mundial del Agua. En este contexto, las escuelas debemos plantear actividades concretas que fomenten el uso y cuidado consiente de este recurso, para esto la educación ambiental debe constituirse en una herramienta transversal para todo proceso de enseñanza-aprendizaje.

 

+Lea:

Prácticas amigables con el medio ambiente desde el juego

 

La educación ambiental debe propender por brindar a los estudiantes espacios de sensibilización ante la multitud de problemas ambientales que rodean sus contextos. Entonces la labor de la escuela es formar personas conscientes e interesadas de manera holística por los problemas medio ambientales, además, de producir un sentimiento de compromiso frente a las acciones diarias que emprendemos y cómo éstas generan grandes impactos ambientales.

 

Conozca los libros:

Lineamientos para formadores en educación ambiental

ANUNCIO
banner_web_rim_digital.jpg

Ecología y desarrollo humano. Enfoque pedagógico ambiental

 

A continuación queremos presentarles algunos principios generales de la educación ambiental y la importancia de llevar los mismos a las aulas:

 

  • La educación ambiental debe constituirse en un proceso vital, por esto se debe entender como un esquema de formación que nos acompañe en todas las etapas de nuestro proceso formativo.

 

  • Es necesario inculcar una conciencia ambiental activa frente a la prevención de los problemas ambientales y el desarrollo de estrategias que busquen su solución.

 

  • Comprender que el ser humano hace parte del sistema ambiental y que todo lo que hagamos como especie altera el entorno de manera positiva o negativa.

 

  • Es necesario analizar los problemas ambientales desde perspectivas macro y micro, de modo que los estudiantes se formen una idea de las condiciones ambientales de su entorno cercano y global.

 

  • El desarrollo de proyectos de investigación-intervención, con esto nos referimos a la posibilidad de generar espacios que no solo se encarguen de la reflexión de un problema ambiental especifico, sino que este tipo de reflexiones no se queden solo en la enunciación y busquen desarrollar acciones que mitiguen estos problemas.

 

No cabe duda que la formación ambiental va más allá de una asignatura o de la incorporación de contenidos en las ya existentes; en realidad debemos buscar la creación de un espacio académico para la generación de un nuevo saber alrededor del ambiente, y de las interacciones que allí emergen.

 

Finalmente, la educación ambiental se ve enfrentada a grandes retos: la incredulidad ante el calentamiento global, la ausencia de acciones globales para frenar impactos ambientales, la falta de claridad conceptual y vinculación racional de los problemas ambientales locales y globales. En síntesis, desde el plano tenemos un reto y es formar a una generación que se atreva a luchar por su derecho de habitar un mundo ambientalmente sostenible.

 

Foto de Guadalupe Cervilla.  Tomada de Flickr

 

Más sobre el tema que está leyendo

"La enseñanza debería ser el trabajo más importante del siglo XXI porque estamos en una época en la que todos los...