Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_magisterio_1115x116_eduinclusiva.png

El maestro ideal o preferido

Magisterio
09/10/2019 - 14:45
0
Foto de Pixabay

Empecemos con algunos de los elementos comunes a los textos de los estudiantes, como son: el profesor o profesora ideal o preferido para los niños y jóvenes “es amigable con todos los alumnos […], nos quiere mucho […], feliz, no es malgeniada […], no es amargado […], es muy linda con nosotras, tiene sentido del humor”. 

En las expresiones transcritas en el párrafo anterior predominan las ideas de la felicidad y de la amistad. En este sentido, es viable recordar la relación estrecha que existe entre el aprendizaje y la emotividad. Está comprobado que aprendemos mejor cuanto más cercanas al gozo se hallen las circunstancias de este aprendizaje. Al respecto, William Ospina dice:

“Si alguna revolución requiere la educación, pienso que es la revolución de la alegría, que les evuelva o les confiera a los procesos educativos su radical condición de aventura apasionada, de expedición excitante, de juego y de fiesta” (2000, p. 62). 

La lectura que han hecho los estudiantes a la orientación dada en una encuesta –“el profesor o profesora ideal o preferido”-, y sobre su propia situación como intérpretes de algunas actitudes de sus maestros, se presenta mediante “verdades” que los estudiantes nos entregan en “formulaciones determinadas, históricas y personales” (Givone, 1994, p. 20), en tanto hacen referencia a sus experiencias directas con maestros en su vida diaria escolar. Los niños y los jóvenes muestran el sentido de “ideal” y también su opuesto, llamémosle “no ideal”, expresado desde la negación, a través de la escritura de sus deseos de que el maestro “no compare mis capacidades académicas como persona con las de las demás compañeras […], no es malgeniada […], no es amargado […], que en su clase no exista la monotonía”. Las representaciones sobre el ideal y su opuesto (lo que no es el maestro o lo que no se quiere que él sea) son elaboradas por los estudiantes desde sus vivencias concretas. En este sentido, en algunos textos se registran nombres propios de maestros, esto último, en el caso de la encuesta que nos ocupa, como un reconocimiento y una manifestación de aprecio. En este contexto resulta viable traer a colación el concepto de George Steiner sobre la “profesión del profesor” que “abarca todos los matices imaginables, desde una vida rutinaria y desencantada, hasta un elevado sentido de la vocación” (2007, p. 11). 

Los estudiantes dan significado a la lectura que ellos hacen de un aspecto de la realidad escolar que les rodea, para el caso, su visión de maestro. 

+Conozca el libro Procesos creativos para la construcción de textos

ANUNCIO
banner_web_rim_digital.jpg

Título tomado del libro: Didáctica de la interpretación y producción de textos y de hipertextos. Una perspectiva desde la cartografía textual. Autor: Matilde Frías. pp. 24-25.

Foto de Pixabay