Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_magisterio_1115x116_sordedad_0.png

El maestro investigador y sus retos para el siglo XXI

Por Alexander Ortiz Ocaña
Magisterio
09/03/2017 - 11:15
0
Foto de Medialab Prado. Tomada de Flickr

Cuando los maestros nos implicamos en procesos de formación de postgrado, desaprendemos, resignificamos, reconfiguramos y reaprendemos muchas cosas que hasta ese momento pensamos que son de una manera, pero en realidad son de otra. Por ejemplo, en la investigación no todo puede estar planeado anticipadamente, de lo contrario no es investigación.

 

+Lea:

La formación del maestro. Una mirada desde la investigación y las dinámicas del futuro

 

Nosotros en ocasiones presentamos proyectos de investigación, y por la forma en que los estructuramos parecen proyectos productivos, pero no son lo mismo. Lo primero que debemos aprender es a conceptualizar la investigación. ¿Qué es investigar? De ahí parte todo.

 

+Conozca los libros

Cómo investigar en educación

Formación de investigadores. Retos y alternativas

 

Investigar no es hacer y cumplir un plan previamente fijado. Investigar es buscar, indagar, develar, desentrañar. Y para lograr eso lo importante es tener preguntas, buenas preguntas.

ANUNCIO
banner_web_rim_digital.jpg

 

Para el desarrollo de un proceso investigativo en educación es preciso tener en cuenta el problema científico, las voces de los actores sociales, las fuentes de investigación, las dimensiones y los ámbitos investigativos.

 

+Conozca la revista Investigación en la escuela

 

Es imprescindible tener una clara argumentación del problema científico que se pretende investigar. Argumentación significa fundamentar y justificar el problema de investigación. Pero ¿qué es un problema científico? No todos los problemas que surgen en una organización educativa son científicos. Existen problemas que se resuelven con acciones didácticas, con capacitaciones a los maestros, con reuniones metodológicas o con una gestión administrativa-financiera.

 

En la identificación, descripción, planteamiento, valoración y formulación del problema científico es preciso develar la contradicción, la paradoja, dilema o tensión. Un problema de investigación representa una insuficiencia y/o necesidad.

 

Lea: La formación en investigación del maestro de Educación Física: de la indagación a la investigación

 

En el proceso investigativo es indispensable que los maestros tengamos en cuenta las voces de los actores (perspectiva emic); las voces de los autores (perspectiva etic) y nuestra propia voz.

 

Las fuentes de investigación insoslayables en el proceso de investigación son: la legislación educativa, artículos científicos, libros, tesis de pregrado, especialización, maestría y doctorado, así como trabajos publicados en la web. La configuración de la investigación educativa debe hacerse desde las dimensiones teórica y empírica. Siempre debemos tener en cuenta los ámbitos institucional, local, regional, nacional e internacional. Finalmente debemos explicitar las preguntas de investigación: pregunta problema y preguntas auxiliares (abiertas, no cerradas)

 

Conozca los libros:

La investigación según Humberto Maturana. El amor y la autopoiesis como epistemologia y métodos de investigación

La investigación según Leonardo da Vinci. Filosofía, epistemología y ciencia

La investigación según Niklas Luhmann. Epistemología de los sistemas y método sistémico de investigación

 

A veces pensamos que para desarrollar una investigación debemos diseñar primero un proyecto. No necesariamente. Es más, el desarrollo de la investigación en educación no debe comenzar diseñando un proyecto de investigación. Ese es el modelo de investigación propio de las ciencias fácticas y naturales. ¿De qué manera puedo modelar los resultados a obtener en una investigación educativa? ¿Cómo puedo controlar la contingencia humana? Es imposible. Los componentes de la investigación en educación se diseñan de manera emergente y simultánea al propio proceso investigativo.

 

He dicho que la investigación educativa implica la solución de un problema, y con frecuencia pensamos que investigar consiste en resolver problemas. Sin embargo, no es así. No necesariamente. El origen de una investigación está dado en la necesidad de satisfacer una duda, para configurar una creencia y poder vivir en sosiego. El ser humano no puede vivir sin creencias, y éstas surgen cuando se satisfacen las dudas. Por lo tanto, investigar es dudar.

 

Foto de Medialab Prado. Tomada de Flickr