Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_magisterio_1115x116.png

El sistema de convivencia, promoción de los derechos humanos, sexuales y reproductivos de los estudiantes, y de prevención de todo tipo de violencia

Por José Guillermo Martínez
Magisterio
26/11/2018 - 16:15
0
Foto de Claus Mikosch. Tomada de Adobe Stock

Ante las múltiples normas que ya hay sobre este particular, el legislativo se vio obligado a promulgar la Ley 1620 de 2013 y el Ministerio de Educación la reglamentó mediante el Decreto 1965 de 2013, con el fin de crear el Sistema nacional de convivencia escolar y formación para el ejercicio de los derechos humanos, la educación para la sexualidad y la prevención y mitigación de la violencia escolar. 

+Conozca el libro Cómo implementar la ley de convivencia en los colegios

En estas normas se impuso a las instituciones educativas una serie de compromisos y tareas en la perspectiva de promover los derechos humanos, sexuales y reproductivos. Además, creó el Sistema Nacional de Convivencia para generar estrategias que permitiesen mitigar todo tipo de violencia en el contexto educativo, haciendo especial énfasis en la que se genera por la condición sexual de los estudiantes, el acoso escolar, el ciberbullying, la violencia, y en general todo lo que vulnere los derechos humanos de los niños y los adolescentes. Al revisar cuidadosamente, tanto la ley como su decreto reglamentario, se pueden señalar las siguientes tareas y estrategias que competen a las instituciones educativas:

1. Transformaciones estructurales que se refieren a estrategias, acciones y procedimientos que implican el cambio estructural de alguno o de varios de los elementos que hacen parte de la organización de la institución educativa y se deben incorporar de manera definitiva en la organización de la misma. Las más significativas son:

a) reformar y actualizar el PEI, el Manual de Convivencia y el Reglamento Interno de Trabajo de la institución, para incluir en ellos todo lo atinente a la prevención y el manejo de toda forma de violencia escolar que se presente o se pueda presentar (Ley 1620 y Decreto 1965 de 2013);

b) generar un espacio de participación y concertación que involucre a los distintos estamentos que conforman la comunidad educativa en el proceso de construcción, reforma y actualización del Manual de Convivencia (Decreto 1965 de 2013);

c) constituir el Comité Escolar de Convivencia asignándole como mínimo las funciones que se le han delegado en la normatividad legal vigente, de tal manera que se haga operativo y funcional (Ley 1620 de 2013 y Decreto 1965 de 2013);

d) elaborar el Reglamento del Comité Escolar de Convivencia tal como lo pide la normatividad vigente y según las especificidades de la institución, de tal manera que se creen las condiciones para su adecuado funcionamiento (Decreto 1965 de 2013);

e) crear las condiciones y estrategias para que las familias, los padres de familia y los acudientes asuman las responsabilidades que la ley les delega para la mejora de la convivencia escolar, de tal manera que trabajen de la mano con la institución educativa (Ley 1620 de 2013);

f) crear las condiciones para que en todas las actuaciones de la institución se garanticen los derechos de intimidad y confidencialidad que la normatividad legal exige (Ley 1620 y Decreto 1965 de 2013, Ley 1581 de 2012 y Decreto 1377 de 2013);

g) presentar ante la Secretaría de Educación las experiencias exitosas de manejo y mejora de la convivencia escolar para ser mostradas en los foros educativos que anualmente realiza el Ministerio de Educación Nacional (Decreto 1965 de 2013).

+Lea: La reforma del manual de convivencia: estrategias y metodología

2. Acciones curriculares. Son aquellas estrategias, acciones y actividades que intencionalmente o no configuran procesos formativos que se planifican, ejecutan y evalúan en el ámbito de la institución escolar y hacen parte del currículo institucional. Las derivadas de las normas en cuestión y que se agrupan en esta categoría son las siguientes:

a) construir un eje transversal en el que se aborde la formación de los estudiantes en habilidades y competencias que les permita mejorar la convivencia escolar y mitigar toda forma de violencia, y al cual se vinculen todas las áreas y asignaturas del plan de estudios (Ley 1620 de 2013);

b) implementar proyectos pedagógicos transversales curriculares que se constituyan en una estrategia de formación para la convivencia y el ejercicio de los derechos humanos, sexuales y reproductivos de los estudiantes (Decreto 1965 de 2013);

c) articular el diseño, implementación, seguimiento y evaluación de proyectos para el desarrollo de competencias ciudadanas orientados a fortalecer un clima escolar y de aula positivos, que aborden temáticas relacionadas con la clarificación de normas, la definición de estrategias para la toma de decisiones, la concertación y la negociación de intereses y objetivos, el ejercicio de habilidades comunicativas, emocionales y cognitivas a favor de la convivencia escolar, entre otros (Decreto 1965 de 2013);

d) generar mecanismos y herramientas para que el desarrollo de las competencias ciudadanas y la formación para el ejercicio de los derechos humanos, sexuales y reproductivos se lleve a cabo de manera transversal en todas las áreas obligatorias y fundamentales del conocimiento y de la formación, establecidas en el Proyecto Educativo Institucional (Decreto 1965 de 2013);

e) construir un protocolo de prevención e intervención para el fenómeno de la violencia escolar, y más en concreto del bullying, que desarrolle procesos de prevención de todo comportamiento violento que deteriore la convivencia escolar, pero de igual manera, que intervenga y ponga los correctivos del caso cuando se presente el bullying en la institución educativa (Ley 1620 de 2013).

ANUNCIO
banner_formacion_2019_web_336x280.png

3. Transformación de la cultura escolar. Se refiere a las estrategias y acciones que se implementan en una institución con el fin de cambiar o convertir la forma de ser y de proceder de la institución educativa –la cultura organizacional– en una nueva manera de ser y proceder con valores, principios y criterios distintos. Las derivadas de las normas en cuestión son las siguientes:

a) definir políticas institucionales que favorezcan la convivencia escolar de tal manera que entren a formar parte de los documentos institucionales y se constituyan en una de las principales acciones del componente de promoción que pide la norma (Decreto 1965 de 2013);

b) crear las condiciones y estrategias para que los docentes sean capacitados en habilidades y competencias que les permitan mejorar la convivencia escolar, pero además, cumplir con todo lo pedido por la ley y especialmente las funciones que les asigna (Ley 1620 de 2013);

c) tomar las medidas para prevenir todo tipo de maltrato, agresión y violencia contra los estudiantes por cualquier miembro de la comunidad educativa como directivos, profesores y personal administrativo (Ley 1620 de 2013);

d) fortalecimiento de las acciones que contribuyan a la mitigación de las situaciones que afectan la convivencia escolar y el ejercicio de los derechos humanos, sexuales y reproductivos, identificadas a partir de las particularidades mencionadas en la normatividad legal vigente (Decreto 1965 de 2013);

e) la identificación de los riesgos de ocurrencia de las situaciones más comunes que afectan la convivencia escolar y el ejercicio de los derechos humanos, sexuales y reproductivos, a partir de las particularidades del clima escolar y del análisis de las características familiares, sociales, políticas, económicas y culturales externas que inciden en las relaciones interpersonales de la comunidad educativa (Decreto 1965 de 2013);

f) crear las condiciones y definir las políticas institucionales para la protección de los menores del abuso sexual, así como para su denuncia ante las autoridades competentes, en los términos que la mencionada Ley les pide a las instituciones educativas (Ley 1620 de 2013);

g) desde el Comité Escolar de Convivencia liderar iniciativas de formación para la comunidad educativa, que favorezcan la convivencia escolar de tal manera que se impacte la cultura institucional y se creen nuevas relaciones e interacciones entre los distintos miembros de la comunidad educativa para favorecer una sana y adecuada convivencia (Decreto 1965 de 2013).

Título tomado de: Los Manuales de Convivencia de los colegios. Alcances y límites. Autor: José Guillermo Martinez. pp. 108-111

Foto de  Claus Mikosch. Tomada de Adobe Stock

 

ANUNCIO
banner_formacion_2019_web_336x280.png

Reciba nuestro boletín

Síganos

ANUNCIO
moodle_docentes_28.05.2019.png