Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_magisterio_1115x116.png

El trabajo colaborativo en grupo

Por Kenneth Delgado
Magisterio
10/03/2017 - 11:30
0
Foto de Carlos ZGZ. Tomada de Flickr

Un grupo de trabajo colaborativo es un conjunto de tres o más personas que interactúan de manera dinámica e interdependiente con respecto a una meta y unos objetivos, donde cada individuo adquiere algunas responsabilidades o funciones específicas. Según Rafael González, las características que tienen los grupos colaborativos son las siguientes:

  • El liderazgo es una responsabilidad compartida, el equipo tiene un propósito específico y bien definido.
  • El producto del trabajo es tanto del equipo como del integrante.
  • La efectividad se evalúa valorando directamente los productos del equipo. Se hacen evidentes la responsabilidad individual y la del equipo.
  • Se reconocen y celebran los esfuerzos individuales que contribuyen al éxito del equipo.
  • Se hacen discusiones abiertas para la solución efectiva de los problemas.

+Lea: Diferencias entre el aprendizaje cooperativo y el aprendizaje colaborativo

La colaboración, como forma de trabajo en grupos, puede ser adecuada para resolver dudas o problemas de comprensión en los estudiantes, revitalizar el dinamismo del curso, promover participación activa asegurando una mayor comprensión y aplicación de los contenidos, además de propiciar experiencias de aprendizaje significativo.

+Conozca el libro La estrategia en el aprendizaje. Una guía básica para profesores y estudiantes

Los grupos de aprendizaje colaborativo proveen al estudiante de las habilidades necesarias para interactuar con sus pares, al mismo tiempo que le ayudan a desarrollar capacidades de construir, descubrir, transformar y acrecentar contenidos de naturaleza conceptual, además de socializar a plenitud con las personas que se encuentran en su entorno.

En este ambiente, el papel del profesor debe caracterizarse por su alto desempeño en el diseño o planeamiento curricular, didáctica y liderazgo, basado en el conocimiento adecuado de los contenidos de aprendizaje y del perfil del estudiante, pues ha de guiar la atracción y compromiso de los estudiantes, para asegurar el cumplimiento de los objetivos o logros propuestos.

  +Lea: El aprendizaje en equipo

El aprendizaje colaborativo, por el uso de tecnologías de la información y comunicación (TIC), puede contribuir a la creación de lo que también se conoce como grupos colaborativos virtuales. Sobre estos existen diversas concepciones. Por ejemplo, Paz Baeza19 considera que el aprendizaje colaborativo, mediado por la computadora, es una estrategia de enseñanza-aprendizaje por medio de la cual interactúan tres o más sujetos para construir el conocimiento a través de discusión, reflexión y toma de decisiones, proceso en el cual los recursos informáticos actúan como mediadores.

La transmisión de información persona a persona y grupo a grupo se realiza, mediante los servicios de Internet, a velocidades mucho mayores con respecto a otros medios, tales como el correo postal, dependiendo de la propia tecnología y no de la mediación humana directa. Esto implica el paso de la relación tiempo-espacio de escala humana a una dimensión tiempo-espacio de escala tecnológica. Dichos autores señalan como elemento central de la dinámica educativa de los grupos en red, la interacción que se genera entre sus miembros y los vínculos que se establecen a partir de allí.

ANUNCIO
banner_formacion_2019_web_336x280.png

Entonces se podría decir que los grupos en red son conjuntos de personas que están organizados en pequeños equipos de trabajo, para llevar a cabo un aprendizaje de tipo colaborativo y fomentar procesos de formación social e intelectual entre todos sus miembros. Esto se realiza a través de una comunicación interactiva de los participantes, mediada por las computadoras y orientados y motivados en forma permanente por un cuerpo institucional de profesores tutores.

Para aplicar los conceptos de trabajo y aprendizaje colaborativo, es necesario disponer de entornos que soporten y hagan posible compartir los datos, así como de mecanismos que permitan las interacciones necesarias para llevar a cabo un trabajo de investigación de manera efectiva. Además, deberá garantizarse la seguridad de la información intercambiada. La tendencia de muchas aplicaciones y proyectos actuales es utilizar la Internet como infraestructura básica de las redes comunicacionales.

Diversas experiencias han demostrado el impacto de la informática y de las telecomunicaciones en el trabajo de los profesionales de la salud, tanto de los investigadores como de los que desarrollan actividades clínicas. Estas herramientas facilitan la capacitación en la labor profesional, al permitir el intercambio de datos y espacios de trabajo donde se desarrolla la interacción entre los diversos integrantes de un grupo. Por ejemplo, un equipo de médicos situados en diferentes centros pueden analizar un caso clínico en tiempo real sobre un espacio de trabajo común y diagnosticar de forma colaborativa o establecer propuestas de tratamiento.

Referencias

GONZALEZ, Rafael y otros: Equipos de trabajo efectivos. Barcelona. EUB, 1996.

GLINZ, P.E.: Un acercamiento al trabajo colaborativo. En: Revista Iberoamericana de Educación. De los lectores, Nº 35/2, 2005.

Tomado del título Aprendizaje colaborativo.Teoría y práctica.  Autor: Kenneth Delgado. pp. 28-30

Foto de Carlos ZGZ. Tomada de Flickr