Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_magisterio_1115x116_eduinclusiva.png

En CANAPRO la educación construye y reconstruye historias

Por Alix Fernández
Magisterio
09/09/2015 - 10:15
0

La palabra cooperativismo es un neologismo que comienzan a emplear los que ven 

en la cooperación, no solo un medio de realizar ciertas mejoras, sino todo un 

sino todo un programa de transformación social.

Charles Gide, 1929.

 

Educación, formación e información, son principios que hacen eco en las empresas cooperativas, comprometiéndonos en la transformación social y económica de nuestro colectivo, que debe trascender a un país que reclama oportunidades y cambios.

ANUNCIO
banner_web_rim_digital.jpg

Por esta razón el Proyecto Educativo Socio Empresarial (PESEM) de CANAPRO ha venido desarrollándose en esa dirección, desarrollando una experiencia que nos permite demostrar que estamos cumpliendo, no solo a nuestros asociados y sus familias, sino a nuestro país y su transformación. Estamos comprometidos con la educación, pues la entendemos como factor que reduce el desequilibrio y la inequidad social, y permite un clima de igualdad y democracia, por ello no solo trabajamos con la familia cooperativa, también lo hacemos con otros espacios sociales vulnerados y abandonados por la sociedad capitalista.

Cada año en nuestro país un alto número de estudiantes de los colegios oficiales quedan marginados de la educación superior por diversos factores, entre los que se destacan la situación económica de las familias, los escasos cupos ofrecidos por las universidades oficiales y los altos costos de las universidades privadas; todo ello profundiza las diferencias sociales y genera cada vez más pobreza en la población vulnerable.

Para CANAPRO la Educación es un tema serio y primordial que, además de brindar excelentes oportunidades a los hijos y familiares de los asociados, también atiende a los jóvenes menos favorecidos; para hacerlo, cuenta con “CIDE. La U. del Magisterio”, en la que se ofrecen programas académicos de educación formal (presencial y virtual), allí otorgamos becas hasta del 75% a los hijos de asociados, y hasta del 50% para estudiantes de estrato 1, 2 y 3, haciendo posible un ejercicio de transformación social con acceso al mundo laboral. 

También contamos con programas de educación continuada y contribuimos a mejorar la calidad de vida de la población, especialmente de algunos sectores vulnerables como conductores, vendedores ambulantes, personas privadas de la libertad, población LGTB y madres comunitarias de Ciudad Bolívar. Con las madres comunitarias realizamos un hermoso trabajo social y humano, profesionalizando su pedagogía empírica para llevar a sus casas, convertidas en aulas, una mejor calidad en la educación de sus niños y un salario más justo, más cercano a una economía que no da tregua.

Atendiendo las necesidades de nuestra familia cooperativa, hemos fundado el colegio CANAPRO, que además de contar con un equipo humano idóneo, ha demostrado competencia académica, logrando obtener un nivel “Muy superior” en las pruebas de Estado durante 10 años consecutivos; su acción pedagógica y convivencial le ha permitido posicionarse entre los 500 mejores colegios del país.

Estamos convencidos de que la acción cooperativa debe superar los muros de las instituciones e ir más allá; para nosotros es fundamental ser el vehículo perfecto para la consolidación de la paz, generando empleos, proponiendo y gestionando procesos educativos y concibiendo métodos de inclusión social a partir del impulso del modelo cooperativo, que pretende posicionarse como el modelo empresarial preferido por la gente.