Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_1.png

Enseñanza para la comprensión de un enfoque para el mejoramiento pedagógico en el área de Ciencias Naturales

Magisterio
09/10/2017 - 15:15
0
Foto de kjpargeter. Tomada de Freepik

Este documento presenta el cambio en las prácticas pedagógicas de la docente que orienta la asignatura de microbiología de los alimentos en la universidad de La Sabana, mediante la implementación del marco de la enseñanza para la comprensión (EpC). Este cambio de modelo va desde la planificación de las unidades, la aplicación de metodologías didácticas para el desarrollo de los desempeños y una valoración permanente. Se lograron promover comprensiones profundas en los estudiantes y se descubrieron elementos fundamentales para mejorar la pedagogía, que pueden ser útiles para otros docentes.

 

Palabras claves: enseñanza para la comprensión, prácticas pedagógicas, planificación, didáctica y valoración.

 

Introducción

En la actualidad, el mercado mundial requiere profesionales competentes, competitivos, que se adapten fácilmente al continuo cambio, que sean capaces de adquirir ciertas habilidades y destrezas para ser más eficientes en su desempeño laboral. Por tal motivo, el sistema educativo colombiano debe avanzar, de manera que planifique, estructure, capacite e implemente estrategias, metodologías y enfoques que ayuden al mejoramiento no solo con respecto al conocimiento sino a las prácticas pedagógicas de los profesores, con el fin de favorecer el aprendizaje y las comprensiones en los estudiantes, para prepararlos para afrontar los retos que demanda la sociedad actual.

 

+Lea: Enseñando a pensar en ciencias naturales

 

Enseñanza para la compresión en microbiología de los alimentos

Con base en la anterior premisa y en los hallazgos encontrados en las clases de microbiología y conservación de alimentos en el programa de Gastronomía de la Universidad de La Sabana, se determinó que el panorama era el siguiente:

 

La asignatura se desarrollaba mediante una clase magistral en la que algunos estudiantes permanecían en actitud de escucha, mientras recibían de manera pasiva los conocimientos que la docente les transmitía; otros alumnos estaban de cuerpo presente en el salón de clases, pero ausentes mentalmente. Además, ante esta situación, nació la inquietud de si efectivamente los estudiantes estaban siendo preparados para asumir los retos y desafíos que el mundo está demandando.

 

Surgió entonces la necesidad de reevaluar la metodología utilizada hasta ese momento, porque se tenía la percepción de que no se estaban teniendo efectos positivos en el aprendizaje de los estudiantes y que este tipo de enseñanza no fomentaba el desarrollo del pensamiento, el desarrollo de capacidades y habilidades como el trabajo en equipo, el análisis crítico de la información y la toma de decisiones, entre otras. Adicionalmente, se tenía el compromiso de promover unos procesos educativos adecuados para entregar profesionales competentes en los ámbitos nacional e internacional. Por esta razón, se vio la necesidad de rescatar el trabajo de la enseñanza centrada en el alumno y no en la transmisión de información.

 

+Conozca el libro Didáctica de la biología. Aportes a su desarrollo

 

Una posible solución a este problema fue la implementación de los principios de la enseñanza para la comprensión (EpC), en los que lo fundamental es la comprensión por parte del estudiante, la relación que pueda hacer con otros contenidos, con otras asignaturas, en su práctica profesional y la aplicación de esos saberes en otros contextos.

 

La comprensión no es solo adquirir el conocimiento y poder representarlo, es la habilidad de llevarlo a la vida cotidiana, tener la capacidad de demostrar con evidencias que lo aprendido se puede aplicar en la práctica cotidiana. Es decir, la comprensión es lo que hace que un estudiante se vuelva verdaderamente competente. La habilidad que el estudiante tenga para desarrollar ciertos desempeños en un tema dado demuestra su comprensión. Como lo mencionan David Perkins y Tina Blythe (1994, p. 2):

ANUNCIO
copia_de_post_facebook_-_magisterio_1.png

 

La comprensión es poder realizar una gama de actividades que requieren pensamiento en cuanto a un tema, por ejemplo, explicarlo, encontrar evidencia y ejemplos, generalizarlo, aplicarlo, presentar analogías y representarlo de una manera nueva.

 

Al contestar a estas preguntas, se diseñaron unas unidades de comprensión para esta asignatura.

 

Se empezó a pensar en el tópico generativo, que tiene que ir a la esencia de la disciplina; debe ser abarcador para que haga conexiones con otras materias o temas y con las propias vivencias de los estudiantes, debe plasmar lo que al docente le apasiona y lo que le interesa que los estudiantes aprendan y ha de ser motivante y atractivo para ellos. Entonces surgieron dos tópicos; uno de ellos fue: Los microorganismos que se encuentra en las cocinas, ¿llegan a los alimentos para qué? o ¿ayudan a elaborar o a dañar el alimento y afectan la salud del consumidor?

 

+Conozca el libro Acerca de la didáctica de las ciencias de la naturaleza

 

Para concretar el tópico, se establecieron unas metas de comprensión, las cuales deben ser explícitas y públicas, sobre todo para que el estudiante entienda adónde se quiere llegar y cómo se va a hacer.

 

Estas metas son de dos tipos: las metas de comprensión abarcadoras o hilos conductores y las metas de comprensión como tal. Las primeras son las preguntas más importantes que se quieren desarrollar durante un periodo educativo largo. En este caso, para el semestre académico. Generalmente responden a esta pregunta: ¿Cuáles son los aspectos más importantes que quiero que se lleven consigo los estudiantes cuando terminen el semestre? Las segundas son las que están relacionadas con el desarrollo de una unidad en particular. Para planear estas metas se deben responder estas preguntas: ¿Qué comprensiones quiero que mis estudiantes desarrollen como resultado de su trabajo en esta unidad? o ¿por qué estoy enseñando este tópico?

 

Adicionalmente, los estudiantes deben demostrar sus comprensiones y el cumplimiento de las metas de comprensión. Para ello están los desempeños de comprensión, en los que el estudiante usa lo aprendido y lo pone en práctica. Por lo tanto, los alumnos pueden ejecutar una variedad de actividades de manera creativa, pero éstas deben estar acompañadas de habilidades de pensamiento y orientadas a la acción pensante. En consecuencia, estos desempeños deben estar diseñados de modo secuencial para que vayan contribuyendo a cumplir con las metas de comprensión, para que el estudiante piense de forma diferente y más profunda y de esta manera tenga claro el propósito de lo que está haciendo y participe activamente en la realización de los desempeños.

 

En la misma línea, el docente debe aplicar diferentes metodologías de enseñanza para que se logre el desarrollo efectivo de esos desempeños. Por tal razón, los desempeños de esta asignatura van desde la aplicación de rutinas de pensamiento, pasando por la elaboración y discusión de mapas conceptuales o telarañas, la aplicación de casos de estudio, trabajo en equipo para llevar a cabo investigaciones profundas y discusiones de un tema específico. Cada semana se efectuaron prácticas de laboratorio, en las que los estudiantes aplicaron los conocimientos a la realidad de su profesión; los estudiantes no solo seguían instrucciones, sino que por medio de la metodología de indagación científica tenían que analizar los resultados encontrados, interpretar y llegar a una conclusión o toma de decisiones. Finalmente concluyeron con un proyecto final en el que en una feria del conocimiento presentaron el proceso de elaboración de un producto alimenticio, para ello tuvieron que relacionar todos los temas desarrollados durante el semestre, con lo que se evidenció el cumplimiento de las metas.

 

+Conozca el libro La escuela en el museo. Unidades didácticas en Biología

 

El docente debe guiar y analizar el resultado de los desempeños de modo permanente para que los estudiantes vayan avanzando en el cumplimiento de las metas de comprensión. Por este motivo, es importante hacer una valoración permanente del trabajo, que se convierte en la retroalimentación que hacen el docente, los compañeros, otras personas externas y el mismo alumno al trabajo que está llevando a cabo; estas valoraciones pueden ser informales, formales, orales y/o escritas. No necesariamente producen una nota.

 

Con este enfoque de enseñanza se ven avances significativos en varios aspectos:

 

  • La planeación de las unidades no solo están relacionadas con los lineamientos del plan de estudios sino que se pueden hacer articulaciones con otras asignaturas; pero lo más importante es el enfoque hacia las comprensiones profundas de los estudiantes.

 

  • La aplicación de metodologías didácticas para el desarrollo y logro de los desempeños de comprensión hace que el alumno desempeñe actividades para fomentar habilidades de pensamiento, análisis crítico de la información para la toma de decisiones y adicionalmente se genera un trabajo en equipo en el que lo fundamental es el aprendizaje colaborativo.

 

  • La evaluación está enfocada a valorar otras dimensiones de la comprensión como el método, la comunicación y el propósito y no solo contenido. Además, se descubre la importancia de retroalimentar de manera continua a los estudiantes para que ellos mismos visualicen sus avances.

 

Conclusión

Es importante que el docente conozca muy bien la disciplina que enseña, pero también debe reflexionar sobre su práctica pedagógica, para pensar si es la más adecuada y pertinente de acuerdo con las exigencias del mundo. Se ha demostrado que el marco de la EpC cumple con este objetivo porque se está brindando una enseñanza orientada a la comprensión. Esto lleva a que se vayan desarrollando ciertas habilidades y destrezas que la sociedad de hoy está pidiendo. Como lo menciona Vito Perrone (citado en Stone, 2008, p. 36):

 

En el contexto histórico se ha evidenciado que grandes cantidades de alumnos no están recibiendo una buena educación consecuente, es decir una educación que les permita ser pensadores críticos, gente que plantea y resuelve problemas y que sean capaces de sortear la complejidad, ir más allá de la rutina y vivir productivamente en este mundo en rápido cambio (economía global).

 

+Conozca el libro Actualización en didáctica de las ciencias naturales y las matemáticas

 

Bibliografía

Blythe Tina y colaboradores. (1999). La Enseñanza para la Comprensión. Guía para el Docente, Buenos Aires, Argentina: Paidós

Castillo, M.P. (2012). Mejoramiento pedagógico en el ámbito universitario. Trabajo de grado presentado como requisito para optar el título de Magister en Pedagogía Universidad de La Sabana, Chía, Colombia

Castillo, M. P.; Filomena, A. (2015). Guías de laboratorio de microbiología y conservación de alimentos. Chía, Colombia: Dirección de publicación Campus Puente del Común, Universidad de La Sabana.

Maestros e investigadores del Proyecto Enseñanza para la Comprensión, de la Escuela de Educación de Postgrado de Harvard, Andes – sitio de EpC del Proyecto Cero. Recuperado de http://learnweb.harvard.edu/ANDES/tfu/index.cfm

Perkins, D y Blythe, T. (1994). Putting Understanding up-front, Educational Leadership 51(5), 4-7.

Stone Martha. (2008). La Enseñanza para la Comprensión vinculación entre la investigación y la práctica, Buenos Aires: Paidós.

 

La autora

Pilar Castillo.  Microbióloga de la Universidad de los Andes, Magister en Pedagogía de la Universidad de La Sabana, docente universitaria de pregrado y postgrado, asesora institucional en colegios departamentales de Cundinamarca y jurado de trabajos de tesis en pedagogía de la misma institución. Contacto: mpcastillop@gmail.com o maria.castillo2@unisabana.edu.co

 

 Foto de kjpargeter. Tomada de Freepik