Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_1.png

Escape Room Educativo o Escape Classroom ¿Qué nos puede aportar en educación?

Por Camino López García
Magisterio
07/09/2018 - 14:30
0
Foto tomada de Flickr
Como buena profesora enamorada de las metodologías activas que soy, suelo tratar de indagar sobre todo aquello que suena divertido, dinámico y motivador para ver si tiene algún tipo de aplicación educativa. Hace tiempo me encontré con los Escape Rooms y me quedé fascinada por su puesta en escena especialmente (como Bellartista que soy no podía ser de otro modo). Tras escribir mi primer libro sobre metodologías activas, suelo ser bastante crítica con todas las “modas” educativas, así que me pregunté ¿qué puede aportar a la educación?
Inmersión en otra realidad: Escenografía
Indagando, identifiqué algunas prácticas educativas que se empezaban a llevar a cabo utilizando los Escape Rooms, sobre todo a nivel internacional. Pero en España también empezaba a haber algunos profes atrevidos que se habían lanzado a probar. Adoro por cierto los trabajos, por ejemplo, de Ángel González de la Fuente, Antonio Calvillo y Antonio Méndez.
En general he podido observar que en las prácticas educativas, aunque se les pone el nombre de Escape Room, en realidad no lo parecen visualmente. Lector que me lees, si has jugado en algún Escape Room comercial habrás visto que la ambientación de la sala es uno de los puntos más fuertes y trabajados que hay en este tipo de experiencias, en cambio, en educación, la ambientación y escenografía son a lo que menos importancia se le da. ¿Por qué? porque hace que cuando entres en un Escape Room de repente te metas en la dinámica que te propone su narrativa, te olvides de dónde has venido y de dónde estás. Esto es un punto muy interesante, ya que en los centros educativos y universidades casi siempre estamos en los mismos entornos homogeneizados. La nueva corriente del diseño de espacios de interior para favorecer el aprendizaje aquí tiene mucho que decir. Recordemos la diseñadora más conocida en este ámbito, Rosan Bosch (entrevista en ScolarTIC).
Ambientar un Escape Room Educativo… ¿es caro? ¿es muy complicado? NO, rotundamente. ¿Qué elementos hay? cajoneras, cajas, mesas, paneles de contrachapado… todo eso lo tenemos en un cole!!! y en nuestras casas. Hazte una colecta solidaria en el cole. 
Yo he llegado a hacer escenografías sencillas con un mar de sábanas (para separar espacios), objetos que me he encontrado por ahí, cajas, algún baúl y un poco de mano de pintura para restaurarlos acorde con la temática de la narrativa.
Si no tienes una escenografía cuidada y no tienes narrativa… olvídate de ese momento ¡Wow! de tus alumnos…
Motivación
Uno de los puntos más fuertes de los Escape Rooms que pueden llevar a la educación es la motivación. Esta se consigue trabajando la Narrativa, la Ambientación y el Flujo. En este punto da igual la temática que apliquemos (historia, artes, música, matemáticas, lengua, tecnología…) que será una experiencia motivadora si fortalecemos esa triada de ases. Por cierto, aquí no debes olvidarte de estudiar el Tipo de Jugadores que tienes en el aula, porque aunque no se requiere hacer un estudio tan amplio como en Gamificación, también te llevarás unos puntos de motivación de tus alumnos si les das lo que realmente les motiva. 
Para los que sepáis de Gamificación, el Flujo se consigue equilibrar cuando se tienen en cuenta por un lado el nivel de dificultad y por otro las competencias iniciales. Si esto se personaliza, no habrá ni ansiedad ni frustración consiguiendo una motivación constante a través de todas las pruebas.
Experiencia real
Una de las grandes dificultades que encontramos en educación es sacar a nuestros alumnos de ese tubo de ensayo que llamamos aula, para que todo aquello que ensayan allí pueda aplicarse en una experiencia real. Los Escape Rooms son la excusa perfecta para probar con ellos los conocimientos que han adquirido en el aula, en ese tubo de ensayo. Así, podrán demostrar lo que han aprendido a través de una aplicación real de esos conocimientos, ya que sin ellos no serán capaces de superar los retos y enigmas que se plantean en el Escape Room.
La joya de la evaluación
Esto es genial, porque podemos evitar realizar un examen tradicional y en su lugar poner un Escape Room: los alumnos no se estarán dando cuenta de que los estamos poniendo a prueba, y además nosotros los profes podremos recoger muchísima información sobre ellos durante la experiencia de escape:
Habilidades de trabajo colaborativo-cooperativo
Contendidos memorizados (si!! aquí tienen lugar)
Competencias relacionadas con la comunicación
Habilidades empáticas
… y un largo etc
Todo aquellos que desees valorar puedes programarlo en las pruebas del propio escape room. Además, las rúbricas son perfectas para los Escape Rooms!!! pero no solo te limites a ellas, si puedes siempre vuela más alto.
Compatible con el currículo
Esta es una de las grandes preocupaciones de las prácticas educativas de hoy en día. El profesor siempre se pregunta ¿pero esto será compatible con la propuesta de contenidos y objetivos del currículum? Pues si!! es una alegría. Cuando crees los retos (Scaffolding) podrás poner en cada uno de ellos una prueba relacionada con los contenidos que hayas impartido en clase y los alumnos hayan trabajado. Así no se te escapará nada.
Integra muchas metodologías activas diferentes
Para los profes enamorados de las metodologías activas crear un Escape Room es una experiencia genial, porque solo el hecho de diseñarlo ya es un juego para nosotros. Los Escape Rooms te facilitan trabajar muchas metodologías activas, ¡y al mismo tiempo! Podemos combinar:
Gamificación-trabajo cooperativo
Flipped Classroom- gamificación
BreakOut Edu-trabajo cooperativo
Gamificación-ABP
Y de hecho, muchas veces cuando vayas creando los retos no te darás ni cuenta de cuáles estás combinando, pero lo estarás haciendo.
En conclusión
Seguimos enfocados en los contenidos, en seleccionarlos y trabajarlos y dejamos de lado todo lo demás que creemos que “no es tan importante” porque no se evalúa. En cambio, si nos olvidamos tanto de la Narrativa como de la Ambientación (en mayúsculas) estamos olvidándonos de una de las grandes esencias de los Escape Rooms: sentirse dentro de ese nuevo contexto que te saca de la realidad y donde de repente eres un científico loco, un médico de urgencias, un aventurero o un investigador.
Foto tomada de Flickr
 

ANUNCIO
banner_formacion_web_336x280_1.png