Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
magisterio_bruno_kombi_cholulteca.png

Estanislao Zuleta y la defensa del pensamiento crítico

Por Julián De Zubiría Samper
Magisterio
27/06/2019 - 10:15
0
By Freepik

Amamos a las cadenas, los amos, las seguridades, porque nos evitan la angustia de la razón. E. Zuleta 

Zuleta es directo heredero de Nietzsche y Kant. Crítico radical de la escuela tradicional y pensador profundo y original. Desafortunadamente la mayor parte de sus tesis son conocidas a partir de conferencias y entrevistas.  Bohemio profundo, murió antes de tiempo. Fue conocido en el medio como el Sócrates bohemio. Su pensamiento es diverso y, al igual que Morin, intentó una interpretación holística del hombre, en la que sobresalieron sus tesis sobre el marxismo, el psicoanálisis, la literatura, la epistemología y la política. 

Para él, la educación que hemos conocido reprime el pensamiento debido a que se dedica a transmitir informaciones y datos, sin enseñar a pensar, y enseñando sin filosofía . 

Su crítica a la escuela tradicional es demoledora. Para él, la educación que hemos conocido reprime el pensamiento debido a que se dedica a transmitir informaciones y datos, sin enseñar a pensar, y enseñando sin filosofía . Retomando a Kant, concluye que la actual escuela ni enseña a pensar por sí mismo, ni a ser capaz de ponerse en el punto de vista del otro, ni a validar las hipótesis que se suponen como verdades. Es una escuela para formar “cajeros de banco” y empleados obedientes, y por ello no desarrolla la mayoría de edad, no desarrolla el pensamiento crítico, tal como lo resaltamos en el epígrafe con el que iniciamos este capítulo. 

También es un duro crítico del dogmatismo por sus efectos nefastos sobre el pensamiento. En su hermosísimo discurso al recibir el Doctorado Honoris Causa en Psicología de la Universidad del Valle, lo expresó de manera elocuente:

No se puede respetar el pensamiento del otro, tomarlo seriamente en consideración, someterlo a sus consecuencias, ejercer sobre él una crítica, válida también en principio para el pensamiento propio, cuando se habla desde la verdad misma, cuando creemos que la verdad habla por nuestra boca; porque entonces el pensamiento del otro sólo puede ser error o mala fe; y el hecho mismo de su diferencia con nuestra verdad es prueba contundente de su falsedad, sin que se requiera ninguna otra.

En su texto sobre la ideología, retoma la tesis formulada por Platón en El Sofista para diferenciar ideología y ciencia, y para demostrar que la ignorancia es un estado de llenura de prejuicios y opiniones. En sintonía con Bachelard y Kuhn, concluye que la ciencia no es un proceso de acumulación pasiva de informaciones nuevas, sino un procedimiento de ruptura crítica con un saber anterior.

+Conozca el libro Pensamiento crítico

Su texto sobre la lectura es un testimonio de su propia vida: “Leer no es recibir, consumir, adquirir. Leer es trabajar”. Y por ello, siempre hay que leer desde una pregunta. Y así fue su compleja y corta vida de autodidacta y bohemio.

ANUNCIO
inteligencia_emocional_v2_1.png

Pese a la originalidad de su obra y a lo profundo de su pensamiento, o tal vez precisamente por ello, su obra ha pasado prácticamente inadvertida para la mayoría de los colombianos.

Como puede verse, Zuleta clamaba por una educación de esencia más filosófica, que favoreciera  un pensamiento más crítico y reflexivo, y menos dogmático. Y que siempre cultivara las preguntas con las que llegáramos a leer y escribir.

Título tomado del libro: Cómo diseñar un currículo por competencias. Autor: Julián de Zubiría Samper. pp. 58-59

Foto de Freepik