Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0

ANUNCIO whatsapp_image_2020-10-26_at_9.04.20_am_1.jpeg

Evaluación integral del aprendizaje

Por Giovanni Iafrancesco Villegas
Magisterio
11/12/2019 - 10:45
0
By Freepik

Construir el conocimiento y producir el saber implican cualificar el currículum, los planes de estudio, el enfoque de las áreas y las asignaturas, la organización de los núcleos temáticos y de las unidades didácticas y la estructuración apropiada de los conceptos por aprender. Es más importante crear las condiciones pedagógicas, didácticas, metodológicas, curriculares e investigativas en educación que pensar en cuantos deben repetir año. 

Si la Escuela Transformadora permite el aprendizaje significativo en sus educandos, este aprendizaje implica el desarrollo de las actitudes hacia el mismo. Es de vital importancia buscar estrategias y alternativas para generar expectativas en los estudiantes hacia el aprendizaje riguroso y científico, canalizar el interés, motivarlos, ganar su atención para mejorar los niveles de comprensión y participación. Es mas importante pensar en motivar al estudiante para aprender, que obligarlo a estar en la escuela sin hacerlo. 

proponer pedagógica y didácticamente estrategias que le permitan al estudiante asumir la construcción conceptual y permitirle no solamente entender y comprender, sino también aprender y aprender significativamente lo que le implica aplicar el conocimiento, tomar una postura crítica frente a él, reflexionar sobre lo aprendido y explicarlo, para poder, con ingenio, proponer algo diferente a lo aprendido y producir algo nuevo.

Evaluar el aprendizaje no significa, como siempre ha ocurrido, saber de los temas vistos en clase y cuánto de ellos han aprendido los estudiantes. 

La evaluación debe asumir el reto de encontrar las reales causas de por qué cada niño no quiere o no puede aprender. Si no quiere, evaluar sus actitudes, pero no para sancionarlo o sacarlo del sistema, sino para cambiar las estrategias de motivación. Si el estudiante no puede, puede tener dos causas: no haber desarrollado sus aptitudes intelectuales y su capacidad para pensar o no tener los métodos apropiados para aprender. Es una tarea de la escuela buscar las mejores formas para desarrollar los procesos de pensamiento y cualificar las funciones cognitivas de los educandos, como también investigar y proponer pedagógica y didácticamente estrategias que le permitan al estudiante asumir la construcción conceptual y permitirle no solamente entender y comprender, sino también aprender y aprender significativamente lo que le implica aplicar el conocimiento, tomar una postura crítica frente a él, reflexionar sobre lo aprendido y explicarlo, para poder, con ingenio, proponer algo diferente a lo aprendido y producir algo nuevo. 

+Lea: La administración de la pregunta como centro de la evaluación formativa

ANUNCIO
banner_web_rim_digital.jpg

Pensar en evaluar lo visto en clase ya no tiene sentido. Conviene más evaluar por qué lo visto en clase no es aprendido, el nivel de pertinencia de lo que se enseña y para qué se enseña en las escuelas. La evaluación nos debe permitir hacer los cambios pertinentes, y a tiempo en el proceso educativo y formativo, académico y comportamental, no debe pretender evidenciar resultados para descubrir en ellos, que el tiempo se ha perdido y que cuanto hemos hecho no ha tenido sentido. 

Título tomado del libro: La evaluación integral y del aprendizaje. Autor: Giovanni Marcello Iafrancesco Villegas. pp. 22-23 

Foto de Freepik