Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_1.png

Factores de riesgo psicosocial de los docentes de Colombia

Por Carlos Fernando Molina , Por July Patricia Castiblanco Aldana , Por René Olivares Llanos
Magisterio
26/04/2018 - 11:00
0
Foto de katemangostar. Tomada de Freepik

Palabras clave: Riesgo psicosocial, síndrome de Burnout, estrés.

Antecedentes

Hasta hace poco, la medicina tradicional consideraba el tratamiento de las enfermedades mentales totalmente aislado del resto de la medicina. 

[…] los sujetos son fragmentos ambulantes de la institución llamada sociedad, por un lado reproducen sus discursos, imágenes, mitos y prácticas, por otro tienen la capacidad creativa de leer o interpretar a la sociedad para transformarla (2003).

Tanto así que los tratamientos para este tipo de enfermedades se llevaban a cabo en centros apartados de las ciudades (asilos), con el criterio de que los enfermos mentales no tenían cura, por lo que l las organizaciones responsables de la salud no asignaban los recursos necesarios para su estudio y tratamiento. 

En Colombia en el año 2007 se realizó la primera encuesta nacional de salud ENS 2007 desarrollada por Colciencias y el Ministerio de protección social, en colaboración con la Pontificia Universidad Javeriana y el Observatorio de Salud Pública de Santander, la cual genero resultados bastante relevantes respecto a la salud mental de los colombianos. 

De acuerdo con lo observado en la Encuesta nacional de salud 2007, se evidencia que 52% de las mujeres y 29% de los hombres han acudido a consulta externa en el último año por enfermedades relacionadas con problemas mentales, de los nervios o de comportamiento, lo cual genera una voz de alerta respecto a la incidencia de este tipo de patologías en la salud de los colombianos. 

Con la promulgación de la Resolución 2646 de 2008, se empiezan a generar las herramientas para la identificación, control y evaluación de los factores de riesgo psicosocial en las empresas; de igual manera, la Ley 1562 de 2012, en su Artículo 3, incluye la perturbación psiquiátrica dentro de la definición de accidente de trabajo. La tabla de enfermedades profesionales definida por el decreto 1477 de agosto de 2014 incluye los agentes psicosociales como causa de aparición de estas enfermedades. 

+Lea: El yoga nuestro de cada día. Entrevista con Alexander Rubio Álvarez

Antecedentes en docentes

En el ámbito hispanoamericano, la mayor parte de los estudios que se han ocupado del tema de la salud mental de los maestros señala la existencia recurrente de enfermedades de tipo laboral  denominadas síndrome de  Burnout (o agotamiento) y malestar docente.

En Europa, se han desarrollado diversos estudios sobre la afectación a los docentes en su salud mental, y en América Latina se conocen  estudios como El Trabajo como valor de las sociedades humanas (2006 y  La doble cara de la mercantilizacion de los servicios universitarios y horpitalarios(2010), dirigidos por la Universidad Autónoma de Barcelona. 

Todos los estudios apuntan al padecimiento del síndrome de Bournot en un gran porcentaje de la población de profesores de todos los niveles educativos, lo que influye de manera directa en su salud física y mental. 

En Colombia, se han hecho diversas investigaciones acerca de la afectación a la salud mental derivada de la profesión de maestro, lideradas  especialmente por universidades, las cuales han arrojado como resultado una incidencia directa de factores estresores como la forma de contratación, la remuneración, la presión interna por evidencia de resultados;  además de  las condiciones de salud, la edad y en general las condiciones a las que es sometido el docente en su labor. 

El síndrome de Burnout como consecuencia del estrés laboral

La definición de este síndrome  más conocida y aceptada es la propuesta por Maslach  y Jackson (1981), quienes lo definieron como: “Un síndrome psicológico de agotamiento emocional, despersonalización y reducido logro personal que puede ocurrir entre individuos que trabajan de alguna manera con otras personas”. Sumado a estas afecciones individuales, este síndrome se puede acompañar de efectos negativos a nivel laboral y organizacional como altos niveles de insatisfacción laboral y tensión en el trabajo. 

El síndrome de Burnout no se considera un riesgo hasta el momento en que se convierte en nocivo para el bienestar y salud del individuo o cuando desequilibra su relación con el trabajo o con el entorno; cabe resaltar que la práctica de labores académicas no es el causante de la enfermedad, lo que  se ha demostrado es que son las condiciones específicas, como los años de experiencia y la edad  de los docentes, los que hacen que también se constituyan en  factores que contribuyan al riesgo psicosocial. Es decir, los profesores más jóvenes y con poca experiencia laboral pueden padecer  niveles más altos de estrés  por no  contar con la pericia necesaria para controlar el trabajo y a sus l alumnos; mientras que en los profesores mayores el problema es la propia enseñanza y las metodologías usadas. En consecuencia, esto genera un impacto negativo  que favorece la aparición de patologías asociadas, lo que  aumenta de manera  progresiva el número de consultas médicas, de ahí la importancia de profundizar en la investigación de riesgos psicosociales en los maestros.

Etiología 

El síndrome de Burnout es de origen multicausal, como estrés, aburrimiento, sobrecarga laboral, falta o ausencia de estímulos, aislamiento y baja remuneración. Otros factores que ayudan a agudizar el síndrome están vinculados con la edad, que se manifiesta en poca experiencia o falta de ella; inestabilidad familiar, que se manifiesta en divorcios, soledad y abandono, duelos y pérdidas de seres queridos; inadecuada formación profesional, que tiene que ver con poco entrenamiento en actividades prácticas, conocimientos teóricos excesivos, falta de autocontrol emocional, escasa información sobre el funcionamiento de las actividades que va a desarrollar en el trabajo; rasgos del carácter, que se relaciona con personalidades altamente competitivas, perfeccionistas, hiperexigentes o con personalidades con sentimientos excesivos de idealismo y altruismo y necesidad de poseer un elevado estatus socioeconómico y prestigio profesional, entre otros.  

Epidemiologia

Los  grupos que tienen mayor  riesgo de sufrir este síndrome son aquellos que han tenido manifestaciones de desgaste profesional como maestros y educadores, personal médico, psicólogos y asistentes sociales, dada la intensa relación que  establecen con los grupos del servicio demandante.

 Las investigaciones realizadas sobre el síndrome de Burnout en docentes han señalado algunos factores relacionados con su aparición, los cuales pueden agruparse en variables organizacionales y propias del trabajo, sociodemográficas y de personalidad (Moriana y Erruzo, 2004).

En cuanto al cansancio emocional, se detecta que el mayor porcentaje de personal afectado son las mujeres.

 Ello nos lleva a entender que las mujeres tienen mayor  riesgo de padecer el síndrome de Burnout: patología que ha venido aumentado la incidencia en profesionales de la salud y en docentes (Moriana y Herruzo 2004). 

Se puede observar que los docentes después de largas jornadas de trabajo llegan tensos a casa, irritados y agotados física y psicológicamente, condiciones que indisponen para crear un ambiente ideal y una adecuada vida familiar y de pareja, lo que puede llevar incluso al  deterioro del hogar.

+Lea: La salud mental docente como enfermedad profesional

Fases de la evolución del síndrome

El síndrome de Burnout se puede dividir en tres fases en relación con la evolución clínica que presentan los afectados.

• Reacción de alarma: se desencadena un desequilibrio entre los recursos para llevar a cabo un trabajo y la demanda que este genera.

• Resistencia: el cuerpo del ser humano está diseñado fisiológicamente para soportar y controlar ciertas reacciones cuando se ve sometido a un desgaste o a un factor que le esté generando problemas, en esta  etapa el cuerpo se ajusta al estrés que padece la persona.

• Agotamiento: la persistencia de la tensión y la ausencia de soluciones al problema a los que se ven sometidas a diario las personas, en este caso los docentes, llevan a cambios en la conducta que conducen a un afrontamiento defensivo.

Síntomas del síndrome de Burnout

 Los agrupan en tres categorías, por lo que se le denomina síndrome tridimensional (Gil-Monte y Peiro, 1997):

ANUNCIO
banner_formacion_web_336x280_4_0.png

• Agotamiento emocional: disminución o pérdida de recursos emocionales, que se manifiestan en cansancio físico y psíquico, que llevan a la  impotencia y al desánimo.

• Despersonalización: genera un impacto negativo en el desarrollo de la actitud,  acompañado de irritabilidad y pérdida del interés laboral. 

• Competencia personal baja: se  tiende a tener respuestas negativas sobre sí mismo a la hora de evaluar su propio trabajo, con vivencias de baja autoestima, baja productividad laboral, negación de relaciones interpersonales y profesionales y deficiencia para soportar presión, lo que afecta el adecuado desempeño del trabajo y la  buena relación con las personas con las que labora.

Consecuencias del estrés y del síndrome de Burnout en los docentes

Existen múltiples consecuencias que afectan a los docentes en su ámbito laboral, entre ellas las personales, que se caracterizan por no dejar de lado su trabajo en los momentos de descanso; problemas del sueño por el cansancio, lo que produce depresión del sistema inmune y aumenta el riesgo de enfermedad;  problemas de salud concretos como dolores de espalda, cefaleas, desórdenes gastrointestinales,  enfermedades coronarias, aumento de enfermedades  respiratorias y virales, lo que lleva en algunos casos al abuso de medicamentos tranquilizantes, alcohol y café.

Por otro lado, las consecuencias de la insatisfacción laboral, que lleva a la pérdida del interés por su trabajo, pobre preparación de charlas para las clases, desinterés por hacer las cosas bien, entre otras. 

Otra consecuencia es la despersonalización, la cual consiste en una actitud de distanciamiento, cinismo y endurecimiento emocional con tendencia a considerar o percibir a las personas como objetos insensibles, lo que generauna notable pérdida de la capacidad de contacto interpersonal, insensibilidad y falta de empatía hacia los otros, entre los que se incluye su familia, su pareja y sus amigos.

Intervención y tratamiento del síndrome de Burnout

Existen técnicas conductuales que se centran en enseñar a desconectar a la persona del trabajo y a separar la vida personal y familiar de la laboral. El tratamiento del síndrome de Burnout puede ser agrupado en tres estrategias (Gil-Monte y Peiro, 1997): individuales, grupales y organizacionales.

Diferencia entre el síndrome de Burnout y el estrés laboral

No es lo mismo hablar de estrés laboral que referirse a síndrome de Burnout, aunque están asociados, la siguiente tabla identifica sus principales diferencias.

Identificación y evaluación de los factores de riesgo psicosocial en los docentes

De acuerdo con lo establecido en la Resolución 2646 de 2008, los factores de riesgo psicosociales deben comprender los aspectos intralaborales, los extralaborales o externos a la organización y los individuales.

Factores intralaborales

Los factores intralaborales o de origen socioeconómico hacen referencia a aquellos aspectos que influyen de manera negativa en el desempeño de los docentes, entre los que se cuentan la demanda laboral, el control del trabajo, el liderazgo, las relaciones laborales y la recompensa (Villalobos, 2005). La siguiente tabla resume los dominios y dimensiones establecidos por el Ministerio de Protección Social.

Las organizaciones directamente involucradas deben generar las acciones de mitigación de estos aspectos, para ello deben identificar el personal vulnerable a los diferentes generadores de estrés. Existen estudios que califican a la población docente como vulnerable a padecer enfermedades de carácter psicosocial, estrés laboral y síndrome de Burnout, acoso laboral y en general alteraciones psicológicas de distinta naturaleza, además de problemas cardiovasculares.).

+Conozca el libro La seguridad y la salud en el trabajo de los educadores

Factores extralaborales

Los factores extralaborales a los que están expuestos los docentes se pueden representar en la utilización de su tiempo libre, los medios y tiempos de desplazamiento, el entorno familiar y comunitario, las características de la vivienda, el acceso a la salud y en general a todos los aspectos ajenos a su profesión, que en mayor o menor medida afectan el estado mental de los trabajadores. 

Factores Individuales 

El individuo tiene condiciones y características que de modo directo influyen en su comportamiento y en su manera de afrontar su profesión; dentro de estos factores están: sexo,  edad, grado de escolaridad, estado civil, tiempo de antigüedad desempeñando determinado cargo, condiciones de salud. Por ello es fundamental el conocimiento propio y la autocrítica para determinar medidas adecuadas y específicas para el control y mitigación del riesgo psicosocial en los docentes.

Referencias

Albaitero, M. J. (2003). El concepto imaginario social. Subjetividad y prácticas psicológicas, 24.

Blanch, J. M. (2006). El Trabajo como valor de las sociedades humanas. Barcelona: UC.

Díazgranados, S.; González, C.; Jaramillo, R. (2006). Aproximación a las problemáticas psicosociales y a los saberes y habilidades de los docentes del distrito. Revista de estudios sociales, 11.

Durán, E. (2001). Burnout en profesionales de la enseñanza: un estudio en educacion primaria, secundaria y superior. Revista de psicología del trabajo y de las organizaciones, 47.

Gobierno de Navarra (2011). Riesgos por carga física o mental de trabajo. Navarra: Instituto Navarra de Salud Laboral.

Herruzo, M. (2004). Estrés y Burnout en profesores. International Journal of Clinical and Health Psychology, 25.

Pacheco, I. (2013). Educación de calidad. Al día con las noticias, 1.

Presidencia de la República (Agosto de 2014). Tabla de enfermedades profesionales. 

Tomado de Revista Internacional Magisterio No. 90

Foto de  katemangostar. Tomada de Freepik