Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
peter_banner_mag_3_0.jpg

Gestionar la información para transformarla en conocimiento

Por José Manuel Pérez Tornero , Por Santiago Tejedor
Magisterio
07/06/2019 - 10:30
0
By Freepik

El desarrollo de la competencia digital de los alumnos es crucial para su vida personal y profesional. Para ello, debe desarrollarse una de sus subcompetencias: el tratamiento adecuado de la información, que no se refiere únicamente a la capacidad de buscar información en internet, cuestión que es muy importante, ya que diversas investigaciones han demostrado que los jóvenes y los profesionales cuentan con estrategias de búsqueda muy limitadas y reducidas. Otras debilidades identificadas en el desarrollo de esta competencia son que no definen preguntas clave, no planifican su búsqueda, y no utilizan diversas y pertinentes fuentes académicas de información. 

Sin embargo, saber buscar la información no es suficiente. El tratamiento adecuado de los datos también implica saber procesar, analizar, sintetizar y seleccionar la información más relevante y fiable. Por último, es fundamental saber comunicar y divulgar la información procesada, transformada en nuevos conocimientos y en respuestas creativas a las cuestiones elaboradas. 

Otras debilidades identificadas en el desarrollo de esta competencia son que no definen preguntas clave, no planifican su búsqueda, y no utilizan diversas y pertinentes fuentes académicas de información. 

En este contexto, el uso de organizadores gráficos como recurso didáctico para aprender es una herramienta extraordinaria, ya que contribuye al desarrollo de capacidades superiores de pensamiento como el análisis, la síntesis y la investigación. A través de su elaboración se enseña a sintetizar la información para responder a una pregunta, utilizando diferentes formatos y lenguajes (textos, fotos, gráficos, lenguaje audiovisual, hipertextos, etc.) que expresen sus ideas y conocimientos.

+Lea: En busca de un modelo para el uso de las TIC en educación básica

Tipos de organizadores gráficos
Existe una amplia variedad de organizadores gráficos con fines educativos, algunos ampliamente utilizados en distintos niveles formativos. Entre ellos, destacamos los mapas conceptuales, mapas mentales, cuadros sinópticos, diagramas de flujos, líneas de tiempo e infografías. A continuación, seleccionamos a dos de ellos para presentar algunas estrategias de uso en contextos educativos, con el propósito de promover un aprendizaje profundo y creativo.

Es recomendable promover el trabajo colaborativo, en el que dos o tres alumnos puedan compartir sus ideas y construir de manera conjunta el trabajo final.

Líneas de tiempo
Las líneas de tiempo son representaciones gráficas que, por medio de textos, fotos, vídeos, imágenes e hipertextos, permiten organizar y visualizar eventos o hitos a lo largo de un espacio temporal. Son muy utilizadas para la enseñanza de la historia, pero también permiten la organización de datos e información en representación de la evolución de una idea, un conflicto o problema, un concepto o una tecnología; aspectos que son estudiados en diversas disciplinas. Otra manera innovadora de utilizar este recurso es crear y contar historias a través de líneas de tiempo. Para trabajar con líneas de tiempo se sugiere ayudar a los estudiantes a planificar las fases de su elaboración. En primer lugar, deben investigar sobre el tema a presentar en una línea de tiempo e identificar los grandes hitos. Posteriormente, profundizar sobre la información relevante de cada hito y seleccionar las imágenes, textos, fotos, vídeos o enlaces que puedan representarlo. Por último, organizar la información de manera temporal y trabajar con la herramienta escogida para crear su línea de tiempo. Es recomendable promover el trabajo colaborativo, en el que dos o tres alumnos puedan compartir sus ideas y construir de manera conjunta el trabajo final. A través de la elaboración de una línea de tiempo, los estudiantes pueden identificar cuáles son los aspectos más relevantes sobre el tema de estudio; comprender categorías como tiempo, procesos, evolución y cambios; presentar sus ideas de una manera lógica, secuencial y ordenada; sintetizar a través de los hitos los aspectos más importantes de una época; y representar sus conocimientos de forma creativa, con distintos niveles de complejidad y profundidad. Actualmente hay diversos programas especializados y herramientas en la web que facilitan la elaboración de las líneas de tiempo. 

+Conoza el libro La formación en internet

Muchos de ellos cuentan con una versión de acceso gratuito y otros permiten la edición y el trabajo colaborativo. Mencionamos algunas de las herramientas o aplicaciones que se pueden encontrar en la web para elaborar líneas de tiempo: 

– Dipity: http://www.dipity.com/
 – Timetoast: https://www.timetoast.com
– TimeRime: http://timerime.com/es

ANUNCIO
inteligencia_emocional_v2_1.png

Infografías
Las infografías son representaciones gráficas utilizadas para comunicar una idea, conceptos complejos, datos estadísticos o una temática, e incluyen textos, esquemas, gráficos, mapas y/o fotos. Normalmente se presentan como un cartel y son muy utilizadas en reportajes periodísticos. Su elaboración es compleja, pues exige un alto nivel de síntesis y una buena organización de la información que se ofrece.

Así mismo, constituye una herramienta novedosa para fines educativos. Entre sus grandes potencialidades, contribuye a desarrollar en el alumnado la capacidad de: 

–  Ordenar información variada y relevante sobre un tema investigado. 
–  Comprender y profundizar sobre un tema e identificar los aspectos más importantes. 
–  Transformar información textual en información visual. 
–  Comunicar lo aprendido, utilizando diferentes lenguajes en un espacio limitado.

Tomado de Innovación educativa y TICs. Guía básica. Autores: José Manuel Pérez Tornero y Santiago Tejedor

Foto de Freepik