Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_1.png

Interpretar para aprender

Magisterio
18/10/2018 - 11:00
0
Foto de ra2 studio. Tomada de Adobe Stock

Podríamos diseñar el rol del búho pensador, acompañado por el león-líder, la tortuga-organizadora y el loro-dinamizador. Puedes inventar nuevos roles con personajes históricos; anímate, por ejemplo, con Alfonso X el Sabio, Napoléon, Fernando VII o la reina regente María Cristina. ¿Adivinas qué rol le va mejor a cada cual? Inventa tus propios nombres. En la escuelita La Cabaña crearon roles inspirados en la naturaleza, pero el mundo de los superhéroes, el fútbol, el cine, la literatura o la música también representan fuentes de inspiración con grandes posibilidades para crear roles originales. Por otro lado, para que los roles tengan sentido es necesario que alumnos y profesores colaboren en el proceso de su creación y sean conscientes de su necesidad. En este proceso nos podemos ayudar de diferentes técnicas: Puedes empezar juntando a los alumnos en grupos cooperativos sin presentar ningún rol, y programando secuencia didácticas sencillas en las que deban trabajar por parejas o en grupo.

  • El pensador de Rodin ¿Cómo se dice?

• Aclaremos más sobre este punto.
• ¿Por qué no profundizamos en esta idea?
• ¿Qué queremos decir aquí?
• ¿Qué significa exactamente este concepto?
• ¿Cómo podríamos explicarlo con otras palabras?
• Busquemos un ejemplo concreto.
• ¿En qué evidencias se basa nuestra respuesta?
• Centrémonos en esta parte...

  • ¿Cómo se manifiesta?

• Contacto visual con la tarea.
• Moviendo ambas manos en forma de círculos.
• Moviendo una sola mano para animar a que un miembro intervenga.
• Creando visualizaciones de conceptos.
• Dibujando o representando secuencias de ideas.
• Utilizando mapas mentales.
• Señalando las ideas clave del material.
• Juntando las dos manos y señalando hacia la mesa o el lugar de trabajo para focalizar la acción en cada tarea.

Los superhéroes, el cine, la literatura o la música representan fuentes de inspiración para crear roles originales.

  • Después de algunas sesiones, plantea preguntas sobre cómo mejorar el trabajo en los grupos; pronto aparecerán sugerencias con distintas destrezas que puedes organizar por categorías.
  • Completa con tus alumnos estas categorías y presenta el significado de rol y de su interpretación.
  • Empieza por asignar roles con destrezas simples.
  • Introduce los roles paso a paso. Puedes empezar por aquellosmás sencillos presentándolos de uno en uno. También es útil darlos a conocer todos a la vez, pero ir añadiendo destrezas.
  • Cuando surja una situación conflictiva en el trabajo de grupo, plantea un diálogo con todos los alumnos y profundiza en las destrezas que resuelven o evitan este tipo de conflictos. Ayúdate profundizando en cada rol con el objeto de mejorarlo.
  • Busca otras formas de crear la necesidad de conocer e interpretar roles cooperativos. Por ejemplo, plantea una actividad y pregunta cómo podrían trabajar en equipo para resolverla. Crea diagramas o líneas de tiempo en los que muestres la secuencia didáctica de cada sesión; de este modo, los alumnos pueden trabajar con más autonomía sin que todo el ritmo de la clase vaya dirigido por el profesor. Crea un horario de trabajo que cumplir y unos objetivos compartidos en cada grupo; el profesor ayudará para que todos puedan alcanzarlos, pero cada alumno será el responsable de su compromiso y de los objetivos del grupo.
  • El rol del tutor, también cambia ajustándose a las necesidades de la relación y regulando el proceso de andamiaje. El profesor ayuda, asesora y guía durante todo el proceso, pero la responsabilidad del aprendizaje está en el rol del alumno. Ayúdate de la matriz de Sídney  o de la paleta de inteligencias múltiples de Barcelona.
  • Una vez que se muestran los roles de un modo completo, podéis crear nombres originales que los identifiquen y que ayuden a los alumnos a reconocerlos y a aplicarse en su interpretación.
  • Rota los roles con frecuencia a fin de que cada miembro del grupo desarrolle todas las destrezas.
  • Haz explícito en qué consisten las destrezas de cada rol. Ayúdate de carteles o fichas que los alumnos puedan tener a mano y donde se reconozca el tipo de comportamiento y las frases más comunes para cada rol.
  • Escenifica cada rol con tu propia conducta y señala el comportamiento y las manifestaciones no verbales que observas entre los alumnos, para felicitarles por su interpretación. Busca buenos ejemplos y coméntalos en voz alta.
  • Ofrece formas de feedback: crea rúbricas de estas mismas destrezas con las que los alumnos puedan evaluar su interpretación antes de cambiar de rol. Anima a la interpretación consciente de cada rol con la práctica y la evaluación reiteradas.
  • De uno en uno

En la tutoría entre iguales, la responsabilidad e implicación del alumno-tutor respecto a su compañero le obliga a dedicar tiempo y concentración al contenido, a la actividad o al problema específico por resolver. 

ANUNCIO
banner_formacion_web_336x280_1.png

Todos aprendemos gracias a modelos.Ya se trate del profesor o de un compañero, cada niño necesita una figura representativa en la que reflejarse y descubrir su propia identidad, tanto en sus semejanzas como en sus diferencias. El aprendizaje es una experiencia social.

En este sentido, las orientaciones al alumno-tutor con pautas que le permitan regular su comportamiento, así como indicaciones para una ayuda cada vez más ajustada con el compañero, son apoyos que resultan de gran utilidad. El rol del alumno-tutor, o el rol del profesor cuando trabaja de modo individual con un alumno, también cambia ajustándose a las necesidades de la relación y regulando el proceso de andamiaje. En este modelo de tutoría, podemos construir distintos tipos de roles ayudados por dos variables que describen el perfil del alumno objeto de tutorización: una que indique el nivel de competencia y otra que marque el nivel de motivación. De este modo, generamos cuatro tipos de roles en los que el alumno-tutor puede apoyarse para guiar la intervención puntual por parejas o la tutoría entre iguales, y que sea más sistemática en el tiempo.

Título:Interpretar para aprender
Tomado de: Viaje a la escuela del siglo XXI.  Así trabajan los colegios más innovadores del mundo. Alfredo Hernan Calvo. 2015 Madrid. España. pp 78-80

Foto de  ra2 studio. Tomada de Adobe Stock