Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
cajiao_magisterio_identidad_de_los_maestros.jpeg

Investigando el racismo y la discriminación racial en la escuela (ecología humana)

Por María Isabel Mena García
Magisterio
30/11/2018 - 14:30
0
By Dashu83 / Freepik
El presente artículo contiene análisis generales sobre la investigación Profesores conscientes de sus propios complejos y prejuicios, trabajan para superarlos, realizada en el marco de los resultados propuestos por el Proyecto Dignificación de los y las Afrodescendientes y de su cultura a través de la Cátedra de Estudios Afrocolombianos  en su primer año de ejecución. Esta investigación fue coordinada por la Agencia Española de Cooperación Intencional para el Desarrollo –AECID– en asocio con la Secretaría de Educación Distrital de Bogotá –SED–. Para efectos del artículo, los resultados se analizan desde el enfoque de la ecología humana en relación con la Educación Formal, dando cuenta de la labor del docente como constructor de preconceptos y conceptos de toda clase, o como reproductor de estereotipos racistas en el aula. Los resultados de la investigación evidencian, entre otros aspectos, la manera como los docentes del Distrito Capital incurren en manifestaciones racistas, ya sea de manera consciente o inconsciente. Comportamiento que tiene repercusiones decisivas sobre la percepción de sus estudiantes acerca de los y las Afrodescendientes, y por ende, sobre su forma de relacionarse con ellos y ellas.
Palabras clave.  Racismo, Cátedra de estudios afrocolombianos, ecología humana, convivencia.
El proyecto Dignificación de los y las Afrodescendientes y su cultura a través de la Cátedra de Estudios Afrocolombianos, se planteó, en su primer año de ejecución, realizar la de investigación titulada Profesores consientes de sus propios complejos y prejuicios, y trabajando para superarlos, como punto de partida para el establecimiento de una línea de base  sobre el racismo y la discriminación racial en las escuelas del país –en este caso Bogotá–, a través de la información suministrada por docentes en ejercicio, información obtenida por medio de la aplicación de una encuesta y la realización de un ciclo de talleres interlocales. 
En esta investigación los docentes y sus opiniones frente al tema del racismo son el punto central del análisis en tanto son actores centrales del sistema educativo, y es en las aulas que están bajo su dirección en donde se reproducen los estereotipos y prejuicios racistas propios de la sociedad en la que está inserta la escuela. Esta es la razón por la cual la investigación consideró importante ahondar en la mentalidad del docente, como paso inicial en el análisis de los diferentes actores de las instituciones educativas en su conjunto: los estudiantes, las familias y las directivas.
Abordar la problemática social del racismo en las escuelas por intermedio de las actitudes de los docentes, desde la perspectiva de la ecología humana, posibilita ampliar la perspectiva de estudio, con el abordaje de problemáticas como: las posibilidades de satisfacción de las necesidades básicas de la población afrodescendiente, el estudio de las comunidades y de las regiones de procedencia de la población afro presentes en la escuela, o el conocimiento de la situación ambiental de las regiones.
De tal manera que un maestro racista, que ejerza su racismo sobre sus estudiantes, ya sea de manera consciente o inconsciente, está sembrando una semilla de racismo en sus estudiantes
Desde la ecología humana, el estudio de las relaciones entre los seres humanos, posibilitaría el estudio de las áreas socioculturales y de las distribuciones espaciales desde una visión menos exotizada y se desarrollaría alrededor de cómo y cuáles son los impactos que el desarrollo económico y las leyes del mercado tienen sobre las poblaciones que se caracterizan por tener modelos diferenciados en su concepción cultural en relación con la naturaleza o con los ecosistemas que hacen parte de los espacios geográficos, que vienen siendo transformados en su condición nativa, casi hasta su pérdida absoluta, al igual que ha generado situaciones diaspóricas en la población afro del país. 
Los aportes de esta disciplina tendrían otros efectos sobre la visión construida en las representaciones estereotipadas y en los prejuicios asociados con la población afro, en la vida de la escuela, pues permitiría el reconocimiento de lo que somos como pueblo colombiano; la elaboración de identidades nacionales que surjan de la reflexión sobre las raíces que sustentan la esencia de una nación colombiana a la que le cuesta reconocer su origen africano, sus epistemes, la información genética que se encuentra en su ADN mitocondrial, su carácter colectivo, como el legado del continente africano en la conformación de todos los seres humanos del planeta y, por supuesto, de esta nación. Esta es una de las muchas apuestas para la humanización de la escuela.
De ahí la responsabilidad social y moral del docente, no sólo en la escuela, sino en la sociedad global. Los maestros y maestras han sido, a través de los tiempos, la personificación de las posibilidades de desarrollo de los pueblos, los portadores del conocimiento y, junto con los padres y madres, los primeros ejemplos a seguir por parte de sus alumnos y alumnas. 
Sin embargo, los maestros y las maestras deben empezar por conocer y reconocer sus propios prejuicios y complejos. Deben ser capaces de discernir entre sus verdaderas creencias y las instalaciones sistemáticas de prejuicios y estereotipos que le vienen de su propia educación y de lo que sus profesores y profesoras sembraron en ellos y ellas cuando eran estudiantes.
De tal manera que un maestro racista, que ejerza su racismo sobre sus estudiantes, ya sea de manera consciente o inconsciente, está sembrando una semilla de racismo en sus estudiantes. Incluso, en sus estudiantes étnicos, quienes, siendo las víctimas del racismo, pueden terminar reproduciendo los mismos estereotipos que tanto daño les hacen.
Entonces, si el docente no quiere transmitir sus dejos racistas a sus alumnos y alumnas, lo primero que debe hacer es autoevaluarse y tratar de detectar si detrás del hecho de llamar negrito o negrita al estudiante afro de su clase, hay un verdadero sentimiento de discriminatorio por orden racial, que le indique que de una u otra manera, el estudiante afro es inferior a los demás. Antes de identificar y reconocer ese racismo, será imposible tomar acciones correctivas sobre el mismo.
Ahora bien, a partir del momento en que el docente comprende la importancia de ofrecer a su estudiante una concepción holística de su entorno, de impartir en su aula una historia objetiva y completa, libre sesgos raciales y guiada por la realidad, mas no por la visión eurocentrada que nos dejó la colonia, la cual le permita a alumnos y alumnas asumir sus propias posiciones a partir del análisis, ese es el momento en el cual el docente debe repensar las herramientas pedagógicas que utiliza para las diferentes áreas de la educación.
Aparecen, entonces, herramientas como la Cátedra de Derechos Humanos, los Proyectos Ambientales Escolares –PRAE o PAESA–, las pedagogías alternativas y, para el caso del racismo, la Cátedra de Estudios Afrocolombianos que, si bien no es optativa sino obligatoria para todos los niveles de la educación, la rescatamos porque es una herramienta especialmente valiosa en la construcción de una comunidad consciente de su verdadera historia y libre de discriminación racial.
Sin embargo, muchos docentes se resisten a implementar la Cátedra de Estudios Afrocolombianos amparándose en numerosos pretextos, de los cuales enunciaremos dos en los cuales los maestros y maestras incurren con mucha frecuencia: “En esta institución educativa no hay niños afrocolombianos” y “En esta institución no hay racismo ni discriminación racial”.
Estas dos aseveraciones demuestran la dificultad que los maestros y las maestras presentan a la hora de hablar del racismo de manera abierta. Además, porque la CEA no está diseñada para ser impartida solamente por docentes afro ni va dirigida sólo a estudiantes afro. La CEA es importante para la sociedad global, además de responder a un decreto aprobado hace más de doce años. 
En la actualidad, el proyecto Dignificación Afro trabaja con docentes, afroetnoeducadores, directivos, docentes, organizaciones de base e instituciones estatales en una pugna incansable por sensibilizar a la comunidad educativa frente a la importancia de la CEA, por diseñar textos escolares pertinentes para la implementación de la Cátedra de Estudios Afrocolombianos, y por establecer una línea de base a partir investigaciones sobre el racismo y la discriminación racial en la escuela, y por la situación de la CEA en la misma.
La investigación
Por todo lo anterior, el Proyecto Dignificación de los y las afrodescendientes y de su cultura a través de la Afroetnoeducación en Colombia, hace del maestro y la maestra el objeto principal de sus investigaciones. Más de 480 docentes del distrito capital fueron consultados por medio de una encuesta constituida por 57 preguntas, estructurada con base en un eje temático y tres sub categorías de estudio:
acismo y discriminación racial, como categoría central, y tres subcategorías que la sustentan: 
1. Identidad del maestro y la maestra
2. Concepciones de ser afrocolombiano(a) 
3. Cátedra de Estudios Afrocolombianos 
Estas categorías abarcan, de manera analítica, el total de los datos recogidos a través de la encuesta. 
El diseño de estas categorías responde a cuatro preguntas básicas: 
1) ¿Cómo se manifiesta el racismo y la discriminación racial en las prácticas de los maestros y maestras de la ciudad? 
2) ¿Quiénes son las víctimas de este flagelo en el ámbito escolar? 
3) ¿Cuál es el rol de los maestros y las maestras ante la problemática del racismo y la discriminación racial en la escuela? 
4) ¿Cuál es el papel de la Cátedra de Estudios Afrocolombianos –CEA– en el combate contra estas prácticas excluyentes?
El racismo como categoría de análisis
El Racismo, como categoría central de análisis, se entiende como una ideología que determina y organiza jerárquicamente a los grupos humanos, de acuerdo con el color de la piel y/o ciertas características culturales. Es así como resalta la superioridad racial de un grupo y la presunción de que las otras culturas son inferiores, siendo el caso que nos ocupa la presunta “inferioridad” de los grupos humanos diferentes al “blanco-europeo” . Esta ideología se materializa en una serie de prácticas de discriminación racial que tiene como fin la disminución o anulación de los derechos humanos de las personas discriminadas. 
Los estudios sobre Racismo indican la permanencia de éste en la sociedad bajo cuatro tipos diferenciados: 
Racismo estructural: Permite que la estructura política, económica y cultural de una sociedad posibilite la permanencia de las personas descendientes de europeos en el dominio de los estratos más altos de dirección de la sociedad.
Racismo institucional: Mecanismo de exclusión perfectamente legal aunque nunca legitimo ni ético .
Racismo de costumbre: Se manifiesta en el ámbito psicosocial de manera sutil, utilizando un lenguaje y unas determinadas prácticas implícitas, que parecen normales, naturales y llenas de sentido común.
Racismo de convicción: Crea ideas y teorías sobre lo racial e induce a una valoración política, económica, cultural, social y territorial a su alrededor. 
Teniendo en cuenta las cuatro formas de racismo mencionadas, desde el proyecto de Dignificación de los Afrodescendientes y su cultura a través de la afroetnoeducación en Colombia, se afirma que en este país las disciplinas escolares tienen un carácter racista, en tanto olvidan voluntariamente el abordaje teórico –metodológico– de la historia de las y los africanos, antes y después de la esclavización. Con esto se convierten en dispositivos de poder que reproducen discursos hegemónicos de supremacía racial y discriminación, siendo esto posible en cuanto la escuela, –pese a ser un microterritorio en el que convergen multiplicidades étnicas, culturales, regionales con desarrollos cognitivos, estilos y experiencias de vida diversas–, es leída desde el lente de la homogenización cultural.  
Los resultados de la encuesta
Para efectos del presente artículo, se mostrarán y analizarán las gráficas de las preguntas más representativas de cada bloque de análisis determinado por las preguntas anteriormente enumeradas. Cada uno de los bloques de análisis develará detalles que necesitan ser confrontados con el fin de obtener información pertinente y rigurosa respecto a las manifestaciones racistas del docente. Finalmente, se darán algunas apreciaciones que permitan seguir profundizando en las discusiones sobre el racismo en las escuelas y colegios del Distrito Capital. 
Primer Bloque de Análisis: Identidad del Maestro 
Este primer grupo de preguntas está enfocado en develar la situación identitaria de los maestros y las maestras como paso preliminar de la investigación frente a las manifestaciones racistas que puedan tener. La intención de este segmento es ver cómo se reconoce el docente a sí mismo y cómo reconoce a sus estudiantes, dado que de este autorreconocimiento procederán muchas de sus actitudes en el aula, además permitirán mayores niveles de análisis y contraste frente a preguntas posteriores. Los resultados son sorprendentemente paradójicos.
Las respuestas que los maestros y maestras encuestados dieron a estas preguntas, reflejan uno de los principales obstáculos que la Cátedra de Estudios Afrocolombianos, y otras políticas públicas para comunidades afrodescendientes, han encontrado al momento de su ejecución. En Colombia se vive el mito de la sociedad mestiza, en la cual todas las personas son una mezcla de características étnicas, pero muy pocos se autorreconocen como pertenecientes a una etnia o a un grupo racial específico. Si bien, es claro que la población mestiza en Colombia es bastante amplia, también es evidente la falta de identidad de muchos mestizos que se consideran blancos, de muchos afros o indígenas que se consideran mestizos, y de algunos otros que prefieren no identificarse en ninguno de estos campos.
Segundo Bloque de Análisis: Racismo
Este segundo bloque de análisis cuestiona al maestro y a la maestra de manera directa a cerca del racismo. El docente, en términos generales, es reacio a hablar sobre discriminación de orden racial, ya que hablar de racismo de manera abierta le implicaría inevitablemente sentar una posición al respecto y tomar acción frente a ella. Es por eso que este bloque es de vital importancia para la investigación en general, ya que en sus paradójicas respuestas se esconde el verdadero pensar del docente frente al tema.
la encuesta y los datos de los talleres arrojaron conclusiones interesantes a la hora de preguntarse quiénes consideran los maestros que son las víctimas de la discriminación racial, ante lo cual, el mayor porcentaje señala a los niños y niñas afrocolombianos como las principales víctimas, ya sea por actitudes de sus compañeros de clase o por sus propios docentes. Las aseveraciones, los juicios de valor y categóricos que se tienen de los niños y niñas afrocolombianos, se convierten posteriormente en prejuicios que limitan el desarrollo crítico de la personalidad.
Además, si estas dos gráficas se analizan en conjunto, se presenta una fuerte contradicción por parte del docente, ya que, si por un lado desconoce la existencia del racismo en su institución educativa al no considerarse a sí mismo como ejecutor de dicho racismo, por otro lado sí es consciente de que ese mismo racismo recae sobre los niños y niñas Afrocolombianos y afrocolombianas de su clase. Pero es difícil pensar que exista una víctima sin victimario, más aún cuando el porcentaje de docentes afrocolombianos víctimas del racismo también es porcentualmente superior al de docentes de otras condiciones étnicas.
Tercer bloque de análisis: CEA
El tercer bloque de análisis entra a preguntar, específicamente, por el estado de la Cátedra de Estudios Afrocolombianos en las instituciones educativas del Bogotá. Los y las docentes fueron consultados respecto a su conocimiento acerca de la legislación que reglamenta la CEA, sus métodos y materiales de implementación, si la CEA está o contenida en el Proyecto Educativo Institucional –PEI–, y sobre si la CEZ se considera o no una herramienta efectiva para combatir el racismo en las escuelas y colegios.
A partir de estas dos gráficas, se puede concluir que los maestros y las maestras de Bogotá, en su mayoría, desconocen la legislación que reglamenta la CEA, y por lo tanto no la implementan ni incluyen contenidos sobre África en sus clases. Y si bien, son pocos los docentes que, como iniciativa propia, implementan la Cátedra de Estudios Afrocolombianos, las instituciones educativas tampoco lo contemplan en sus Proyectos Educativos Institucionales.
Sin embargo, los maestros y las maestras del Distrito Capital, son conscientes de que la Cátedra de Estudios Afrocolombianos es una excelente herramienta para disminuir el racismo y la discriminación racial en las escuelas y colegios del país. Incluso aquellos que no conocen en Decreto 1122 de 1998, o que no incluyen temas de África en sus respectivas materias, están de acuerdo en que la CEA tendría un efecto positivo sobre sus estudiantes, tal como lo demuestra la siguiente gráfica.
A pesar de que las 57 preguntas de la encuesta continúan siendo analizadas y arrojando resultados, nos permitimos esbozar cuatro conclusiones preliminares de este estudio: 
1. Sí hay racismo y discriminación racial en las escuelas de Bogotá. Tal vez desde un inconsciente del maestro, pero que, finalmente, se manifiesta en el aula. 
2. El docente, a pesar de no reconocerse como persona racista, sí es consciente de la existencia de racismo en su escuela, pues reconoce que dicho racismo recae sobre el niño y la niña afros.
3. Los maestros y maestras prefieren no tomar partido cuando se presentan casos de racismo en su salón, o por lo menos no les parece que sea un hecho relevante que merezca una mayor atención.
4. La gran mayoría de maestros y maestras reconocen que la Cátedra de Estudios Afrocolombianos tiene un gran valor, no por el hecho de ser obligatoria, sino porque de verdad es una buena herramienta para disminuir el racismo y la discriminación racial.
Bibliografía
Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación Racial adoptada el 21 de diciembre de 1965 por la Resolución de la Asamblea General de la ONU 2106 (XX), artículo 1.
Proyecto de Dignificación de los Afrodescendientes y su cultura a través de la Afroetnoeducación. Investigando el racismo y la discriminación racial en la escuela, informe ejecutivo. Profesores y profesoras conscientes de sus propios complejos y prejuicios, trabajan para superarlos, consultoría n°1.
Segato, R. L. (1999). “Identidades políticas /alteridades históricas. Una crítica a las certezas del pluralismo global”. En: maguaré, N°14. Bogotá.
Segato, R. L. (2006). “Racismo, discriminación y acciones afirmativas: herramientas conceptuales”. Brasilia: Serie antropología. 
Selander, S. (1995). “Análisis del texto pedagógico”. En: Libros de texto y construcción de materiales curriculares. García Mínguez, J. y Beas, M. (comp.). Granada: Proyecto sur, 131-162.
UNICEF. (2006). “Mundo afro, AECID”. Secretaría de Estado de cooperación Internacional del Gobierno Español, Mundo Afro. En: Manual de los afrodescendientes de las Américas y el Caribe. Ciudad de Panamá. 
Wodak, R. “De qué trata el análisis crítico del discurso. Resumen de su historia, sus conceptos fundamentales y sus desarrollos”. En: Métodos de Análisis crítico del discurso. Wodak, R. y Meyer. Barcelona: Gedisa, p. 17-34. 
Notas
  Este proyecto tiene como principal objetivo la promoción de la implementación de la Cátedra de Estudios Afrocolombianos –CEA–, según lo estipulado en el Decreto 1122 de 1998, considerando que dicha cátedra es una herramienta fundamental en la lucha contra el racismo y la discriminación. 
2 La línea de base es definida como conjunto de indicadores seleccionados para el seguimiento y la evaluación sistemáticos de políticas y programas cuyo objetivo está orientado a brindar información agregada, oportuna y confiable, que permita a las entidades de gobierno alcanzar óptimos de eficiencia en la gestión y en los procesos de toma de decisiones. Ver: DANE 2004.
3Ver: UNICEF, Mundo Afro, AECID. Secretaría de Estado de Cooperación Internacional del Gobierno Español, Mundo Afro. “Manual de los afrodescendientes de las Américas y el Caribe”, ciudad de Panamá, 2006.
4 Ver: Segato, Rita Laura. Racismo, Discriminación y acciones afirmativas: herramientas conceptuales. Brasilia, 2006. Serie Antropología. Selander, S. (1995). “Análisis del texto pedagógico”. En; García Mínguez, J. y Beas, M. (comps.) libros de texto y construcción de materiales curriculares. Granada: Proyecto Sur, Pág. 3-5
5 Ver: Proyecto de Dignificación de los Afrodescendientes y su cultura a través de la Afroetnoeducación. Investigando el racismo y la discriminación racial en la escuela, informe ejecutivo. Profesores y profesoras conscientes de sus propios complejos y prejuicios, trabajan para superarlos, consultoría N°1”. Pág.43.

María Isabel Mena García

Historiadora de la Universidad del Valle; Magíster en Investigación Social Interdisciplinaria de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Actualmente es coordinadora del Proyecto Dignificación de los y las Afrodescendientes y su Cultura a través de la Cátedra de Estudios Afrocolombianos, iniciativa que se desarrolla bajo la alianza de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo –AECID–
con la Secretaría de Educación de Bogotá –SED–. 
 
ANUNCIO
inteligencia_emocional_v2_1.png