Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_magisterio_1115x116_pablo_2.png

La articulación: formando saberes… transformando vidas

Magisterio
11/08/2014 - 18:00
0
Sandrarcos2@gmail.com, dirarticulacion@cide.edu.co

Este documento evidencia la transformación de las condiciones de formación de los estudiantes de Educación Media del Colegio OEA, a partir de la implementación de la articulación entre la Educación Media y la Educación Superior con la Corporación Internacional para el Desarrollo Educativo –CIDE– y la forma como este incide en el proceso académico y el acceso, permanencia y culminación de programas en Educación Superior. Proceso que da cuenta del alcance de ciertos logros parciales como: el mejoramiento en la calidad educativa, el desarrollo de talentos e intereses, la continuidad en la formación en Educación Superior, y como resultado de ello, la transformación del proyecto de vida de los estudiantes. 

 

La transformación de las condiciones académicas y el proyecto de vida de los jóvenes del colegio OEA, I.E.D.

 

La articulación de la Educación Media con la Educación Superior, surge, entre otros, como respuesta a la creciente necesidad de posibilitar la inclusión de los estudiantes de secundaria –en especial, del sector oficial– en el sistema formativo de las entidades de Educación Superior. La articulación se ha constituido así, en puente de la modernidad que comunica a la escuela con la universidad, disminuyendo la brecha existente entre dos mundos antes aislados, ahora unidos bajo el firme propósito de posibilitar desde la escuela la creación de espacios formativos de carácter técnico, tecnológico y profesional que condujeran a los estudiantes de Educación Media a la Educación Superior.

 

Una labor emprendida por la Secretaría de Educación Distrital de Bogotá hacia el año 2007, entidad que en el marco de su política de Calidad Educativa, como un componente de su proyecto “Jóvenes con mejor educación Media y Mayores Oportunidades en Educación Superior”, decidió realizar la labor de hacer de la articulación un escenario formativo que brindase a los estudiantes del sector oficial la oportunidad de continuar sus estudios iniciados en la Básica y la Media, en la Educación Superior. Pero, ¿Cómo fue el proceso? ¿Cómo ha surgido la articulación? Este, precisamente, será el tema que nos ocupe en este recorrido por las memorias de la Educación Media con la Educación Superior en el Colegio OEA IED, uno de los escenarios educativos oficiales vinculados por la Secretaría de Educación Distrital de Bogotá, al programa de Articulación.

 

Durante los seis últimos años, quienes hemos liderado el proceso de articulación emprendido en los Colegios Distritales y Universidades, nos hemos adentrado en la edificante labor pedagógica de construir y reconstruir saberes en torno al proceso de articulación, de direccionar la formulación, implementación y gestión de un modelo educativo que permita articular la Educación Media y la Educación Superior. Desde el trabajo realizado, se han generado procesos renovadores que han afectado los componentes pedagógico, organizacional y comunitario de las Instituciones de Media, dando lugar a una transformación de las prácticas educativas en cuanto a los procesos y concepciones, así como a los valores de estudiantes, docentes, personal de apoyo, directivos y padres, que participan en este proceso formativo.

 

El trabajo en torno al proceso de articulación ha sido una tarea ardua, que ha permitido contribuir al avance educativo del Distrito Capital en beneficio de la sociedad y del estudiante que es, en definitiva, quien realmente se beneficia. El diseño e implementación del proceso de articulación de la Educación Media con la Superior, ha generado retos de diversa índole: la necesidad de afianzar y reforzar los conocimientos y contenidos propios de la Media; la posibilidad de vincular al estudiante de Media al mundo del trabajo; el compromiso de los directivos y docentes de las instituciones de hacer viables proyectos de vida útiles para el estudiante, la familia y la sociedad; la generación de verdaderos equipos de trabajo pedagógico entre docentes, padres, directivos y estudiantes.

 

La labor emprendida ha encontrado a su paso, amigos y detractores, quienes la han visto como un escenario excluyente de formación debido, en algunos casos, al desconocimiento o tergiversación de su finalidad y sentido.

 

Sin embargo, el tiempo, la dedicación y la honestidad en el cumplimiento de una labor, siempre serán los principales aliados de quienes trabajamos por el bienestar de la educación. Es por ello que, a la par de los detractores de la articulación, han surgido múltiples defensores, encabezados por un gigantesco grupo de jóvenes, docentes y comunidades educativas, que se han visto sumidos, poco a poco, en un diverso mundo de programas formativos en áreas técnicas, tecnológicas y profesionales; en la interacción continua con escenarios educativos de carácter universitario, y toda la dinámica convivencial, que en ellos se da; en la intensificación de asignaturas formativas, ahora articuladas a la educación superior; en la vinculación a eventos académicos y culturales, otrora propios solo del lejano mundo de la educación superior; en el mejoramiento de su desempeño académico, resultado natural de la intensificación; y en el uso de una infraestructura técnica, tecnológica o cultural, jamás pensada para estudiantes de colegios oficiales.

ANUNCIO
banner_web_rim_digital.jpg

 

La tarea no ha sido fácil. Recordar los inicios del proceso de articulación en las instituciones educativas de Media vinculadas al programa de Articulación, es prueba de ello, la no aceptación y resistencia a su implementación, por parte de algunos sectores de las comunidades educativas; las dificultades en la comunicación; la exploración de un proceso en el que nadie era experto, pero para el cual existían las mejores intenciones y ánimo de aprender.

 

Desde un principio, debimos darnos a la tarea de explorar alternos métodos de diagnóstico y socialización de la propuesta a la comunidad, de planeación e implementación, siempre buscando la ruta menos conflictiva y más viable, de manera que lograse cautivar a docentes y estudiantes e involucrarlos en el proceso. ¿Cómo transformar la escuela de manera que se vinculara a la educación superior desde la Media, reedificando sus bases desde la Básica y, al mismo tiempo, reduciendo al mínimo los procesos y dinámicas académicas y organizativas institucionales internas?

 

¿Cómo logramos que la articulación formara saberes pero también transformara vidas?

 

Este fue todo un reto que, al final, resultó triunfante, pues, aunque muchas dinámicas del aula y la vida comunitaria debieron cambiar, finalmente, la escuela, de manera camaleónica, logró adaptarse e, incluso, la misma IES: CIDE, haciéndolo en función de una nueva relación dual armónica, en la que la escuela se acercó a la universidad, abriendo sus espacios a la entidad universitaria elegida para realizar el proceso de acompañamiento, a sus programas, docentes, asesoría y guía permanente; y la universidad a la escuela, pues en forma similar, las IES abren sus puertas a un mundo antes insospechado de la escuela, a sus estudiantes, sus docentes y la posibilidad de formarlos en los campos en los que es experta, al igual que a sus procesos y dinámicas.

 

Los roles, procesos y funciones de uno y otro escenario formativo, debieron transformarse, al igual que las dinámicas convivenciales. Las tensiones siempre tuvieron lugar entre los actores comunitarios, muchas veces reticentes al cambio, pero al final, el proceso mismo demostró ganancias formativas para sus protagonistas esenciales: los estudiantes, y desde allí las fortalezas para la escuela y la universidad misma. La escuela se llenó de equipos y recursos educativos, técnicos y tecnológicos que jamás había sospechado cobijar; los estudiantes y docentes se hicieron expertos en su uso y aplicación; el PEI y en especial el currículo debieron cambiar, al igual que las prácticas y proyectos de vida; los horarios ahora intensificados y la profundización de contenidos. Pero al final escuela, estudiante, docente y universidad, han demostrado ser ganadores en un proceso en el que la Secretaría de Educación, realmente le ha apuntado a fortalecer la calidad.

 

Hoy, casi todo ha quedado atrás. Al contemplar a lo lejos los inicios del proceso de articulación de la Educación Media con la Educación Superior, resulta evidente la multiplicidad de beneficios, que se han otorgado a los jóvenes de colegios oficiales y de poblaciones en condiciones de vulnerabilidad: la continuidad escolar, el acceso directo a la Educación Superior técnica y tecnológica, el desarrollo de nuevos talentos e intereses, la optimización del tiempo libre, la adquisición de competencias para el mundo laboral. Elementos todos, que han generado para los estudiantes, una nueva opción formativa de vida y, especialmente, una nueva oportunidad para su desempeño exitoso en el mundo profesional futuro. La articulación ha sido así, una fuente permanente de calidad de vida, en el presente y hacia el futuro.

 

La articulación ha formado saberes… muestra de ello ha sido contemplar cómo los estudiantes se han visto sumidos en la interacción continua con diversos escenarios educativos de carácter universitario, así como la dinámica formativa y convivencial, que en ellos se da: la intensificación de asignaturas, ahora articuladas a la educación superior; la vinculación a eventos académicos y culturales, otrora propios del lejano mundo de la Educación Superior; el mejoramiento de su desempeño académico, resultado natural de la intensificación; y el uso de la infraestructura técnica, tecnológica o cultural propia de las entidades de educación superior, ahora al servicio de estudiantes de colegios oficiales.

 

La Articulación ha formado saberes pero, también, ha transformado vidas… pues la intencionalidad del proyecto ha estado además de formar desde lo epistémico, en propiciar la transformación del aspecto convivencial, el proyecto de vida y la continuidad de los estudiantes de Media del Colegio OEA IED en la Educación Superior. Sin embargo, la más importante de ellas, ha sido, precisamente, la mutación de las relaciones que surgen entre los diferentes actores que coexisten en la escuela, su lugar en ellas y las particularidades que asumen; generando así la modificación la cultura escolar institucional. La intención, desde el principio, estuvo en buscar transformar la escuela de manera que se lograra vincular la Educación Superior desde la Media, reduciendo al mínimo los inconvenientes surgidos de algunos procesos organizativos, convivenciales e institucionales. Sin embargo, las renovaciones estuvieron a la orden del día: la primera de ellas, en el proyecto de vida del estudiante, que ahora se asumía como un individuo con metas y proyección académica, universitaria y profesional desde la escuela.

 

Pese a las dificultades del proceso de Articulación de la Educación Media con la Educación Superior, han sido grandes los beneficios en términos académicos. Sin embargo, la renovación de la cultura escolar también ha estado presente al brindar un nuevo proyecto de vida a los jóvenes del sector oficial de Bogotá, al posibilitar su formación autónoma, co-participativa y auto-responsable, para su futura vida como sujeto social, estudiante y profesional.

 

La Articulación de la Educación Media con la Educación Superior en el Colegio OEA IED, gestada durante los últimos seis años ha generado logros múltiples y significativos:

 

  1. La institución ha participado en procesos de construcción de lineamientos tanto académicos como administrativos a nivel de Bogotá, en lo referente al programa de Articulación participando desde el 2007 en mesas de trabajo a nivel Distrital, participación que se ha reconocido en el libro de lineamientos propuesto por la SED.
  2.  Ha vinculado al Programa de Media Fortalecida, desde grado décimo, a estudiantes de más de 30 colegios de Bogotá tanto públicos como privados mostrando excelentes resultados académicos y formativos.
  3. El soporte del reconocimiento y crecimiento de la Institución, lo hacen los programas y procesos que se han venido consolidando desde la IES CIDE en coordinación con la Secretaría de Educación Distrital de Bogotá.
  4. Las IES y el Colegio, han participado en congresos, encuentros, foros a nivel nacional e internacional, en los que se ha resaltado el debido reconocimiento al proceso que se viene llevando a cabo.
  5.  El Ministerio de educación Nacional hizo el reconocimiento del proceso como una de las 18 experiencias más exitosas del país el 21 de Octubre de 2011.
  6. El proyecto que se viene desarrollando desde hace tres años, ha evidenciado como parte de sus resultados a nivel del Colegio OEA IED:
  •  El mejoramiento en los resultados en las pruebas de estado, durante los últimos tres años a Nivel Superior.
  •  Año tras año mayor número de estudiantes continúan la educación superior en la CIDE y otras IES tanto públicas como privadas, aproximadamente el 50% lo están haciendo.
  • Aumento en el número de estudiantes en la Educación Media: Año 2008, 220 estudiantes; Año 2012, 537 estudiantes.
  • Cambio de carácter en la Educación Media: Titulación como bachiller de Media Técnica con especialidad en Mecatrónica y Sistemas e Informática Empresarial.

 

El balance ha sido positivo, a la fecha se han establecido algunas de las condiciones de transformación en la formación de los estudiantes de grado décimo y undécimo del colegio OEA IED, que estuvieron vinculados o realizan en la actualidad el proceso de articulación entre la Educación Media con la Educación Superior; se han logrado identificar algunos de los fenómenos sociales y pedagógicos institucionales que evidencian un mejoramiento del desempeño académico de los estudiantes desde la Media Fortalecida; se ha iniciado el proceso de análisis y sistematización de las acciones que han posibilitado el desarrollo de una cultura de autorregulación, corresponsabilidad y autonomía frente a su formación, de los estudiantes involucrados en el proceso de articulación de la Educación Media con la Educación Superior en el Colegio OEA IED; se han evidenciado procesos de continuidad, con pertinencia y calidad de los estudiantes de Educación Media articulada del Colegio OEA IED, en la Educación Superior. Sin embargo, resulta imprescindible, a nivel de las políticas de la actual administración de la SED Bogotá, revisar los procesos que se vienen llevando a cabo en las instituciones de Media Fortalecida, con el fin de no generar rupturas o retrocesos en la estructura académica y organizativa de las instituciones de Media, contribuyendo así, como lo reza la actual política, a fortalecer realmente, los procesos de Educación Media impartidos.

 

Una gran pregunta resuena en el escenario educativo bogotano y quizás de Colombia misma: ¿Ha sido realmente la articulación, una experiencia exitosa? Al respecto, no existe una respuesta concluyente. Todo lo que se puede decir es que el proceso que se ha seguido, la transformación dinámica de las vidas de las instituciones de Media y Superior, y sus actores, evidencian un arduo trabajo y resultados positivos, colmados de éxitos en el plano académico, organizativo y convivencial, vislumbrados en sus propios protagonistas: los estudiantes. Lo que permite concluir que, pese a las dificultades del proceso, son grandes las construcciones, pero aún falta mucho por recorrer. Sin embargo, son grandes los aciertos, así como la intención honesta de realizar una labor con calidad y generar una oportunidad de transformar vidas… las de los jóvenes del sector oficial de Bogotá.

 

 

Referencias

 

Buch, T. (1999). Sistemas Tecnológicos. Contribuciones a una teoría general de la artificialidad. Buenos Aires: Aique Grupo Editor.

 

Calderón, O. (s.f.). Articulación de la educación media y superior en la perspectiva de la formación en ciencia y tecnología para la democratización del conocimiento. (s.e.).

 

González, A. (2007). Estudio estructural “evaluación del ámbito de calidad de la política de educación distrital, desde el plano funcional y programático”. Período 2004-2006, contraloría de Bogotá. Octubre de 2007.

 

Moscato, R. (2006). La Articulación educativa. Una concepción sistémica para tiempos alterados. PROSED Junio 8 de 2006. Conferencia: 1a Jornada de instituciones educativas del PROSED, La articulación, un problema de la escuela.

 

Pedreros, R. y otros. (1999). La Autorregulación, Un universo de posibilidades. Propuesta desde el aula para la ciencia-tecnología. Santafé de Bogotá: Editorial El fuego azul.

 

 

* Licenciada en Química, Especialista en Educación para la Informática y en Gestión Educativa, Participación como ponente sobre el tema en Argentina (VI Congreso Iberoamericano de Redes de Maestros que hacen Investigación e Innovación Educativa julio, 2011), Cuba (universidad 2012, 8o Congreso Internacional en Educación Superior. La Universidad por el Desarrollo Sostenible. Articulación entre la educación media y la educación superior) y Colombia en congresos Internacionales organizados por la Universidad Nacional y el Instituto para la Investigación Educativa (Ponente 1er Encuentro Nacional de Educación y Pedagogía. Experiencias, reflexiones, investigaciones, Nov 2011). II Coloquio “Universidad, Conocimiento y Poder”, El derecho a la educación superior, Convocado por Secretaría de Educación Distrital de Bogotá y la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, en la Secretaría de Educación del Distrito. Publicaciones en Aula Urbana. Reconocimiento del MEN como Experiencia Significativa en Articulación y ponente Invitada, invitación para participar dentro de las experiencias exitosas de Bogotá ante el MEN en Educación Media, ponente en foro 2010 y 2011 en Bogotá, reconocimiento como coordinadora de articulación más destacada por su compromiso otorgado por la Dirección de Educación Media y Superior en Bogotá, además de algunas publicaciones sobre el tema.

 

 

 

Más sobre el tema que está leyendo

La reflexión sobre sentidos y posibilidades de diálogo entre Educación Media y Superior para la población rural exige acercarse a las características...