Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_magisterio_1115x116_28mayo_0.png

La Cátedra de estudios Afrocolombianos

Magisterio
01/06/2017 - 14:45
51
Foto de Sol Robayo. Tomada de Flickr

Las comunidades negras, afrocolombianas, raizales y palenqueras, a través de sus diferentes luchas, líderes y organizaciones han establecido el mes de mayo, como el mes de la afrocolombianidad en el territorio nacional. Con esto se pretende, conmemorar una serie de hechos históricos, políticos, sociales y culturales, ocurridos en los pueblos afrodescendientes y que han marcado un hito en el desarrollo de la humanidad y del país. Sin embargo, es pertinente aclarar que jurídicamente el Congreso de Colombia, a través de la ley 725 del año 2001, estableció el 21 de mayo como el día nacional de la Afrocolombianidad.

El sector educativo no es ajeno a estos acontecimientos y para ello, ha desarrollado una serie de políticas que permiten visibilizar el legado económico, social, político y cultural de las comunidades afrodescendientes en los entornos escolares de la nación. Dentro de estas políticas tenemos la Cátedra de Estudios Afrocolombianos (CEA), oficialmente reglamentada por el Decreto 1122 de junio 18 de 1998, la cual estipula que todos los establecimientos educativos de educación formal en sus tres niveles (preescolar, básica y media) del país deben implementarla como un proyecto pedagógico transversal e interdisciplinar, el cual debe permear el currículo, el plan de estudios, el PEI y la vida escolar de las instituciones educativas.

Sin embargo, es importante aclarar que la CEA es producto de tres factores fundamentales: el primero, está relacionado con las luchas sociales, políticas, simbólicas y jurídicas que desde muchos años atrás han venido adelantando las comunidades afrocolombianas, cuyos frutos están visibilizados en un conjunto de normas educativas, que por el lado de la Etnoeducación Afrocolombiana propenden por una formación integral que tengan en cuenta las necesidades de las Afrocolombias y el etnodesarrollo; y por el otro está la Cátedra, que en sus propósitos generales busca el reconocimiento de los saberes, prácticas, conocimientos, valores y legados culturales materiales e inmateriales de las Colombias Negras, además de propender por la disminución de los niveles de invisibilidad, estereotipia, racismo y discriminación racial respecto a la población afrodescendiente en las instituciones escolares urbanas. El segundo factor, tiene como epicentro el avance de los estudios afrocolombianos en diferentes áreas del conocimiento como la antropología, la sociología, la historia, la filosofía y la pedagogía, entre otras, lo que ha traído como consecuencia el acervo investigativo y sus respectivas producciones académicas y bibliográficas que han hecho, que el tema de la afrocolombianidad tome fuerza en la academia y por ende su interés por ser abordados en el proceso de enseñanza-aprendizaje en los centros de formación desde preescolar hasta postgrado. El tercer componente tiene que ver con el trabajo silencioso, metódico, paulatino, pedagógico y didáctico que han venido adelantando por varias décadas los docentes, investigadores, instituciones, comunidades escolares y entornos educativos de las colectividades afrocolombianas, negras, palenqueras y raizales, a lo que generalmente se denomina Etnoeducación Afrocolombiana o educación propia de las comunidades afrocolombianas, la cual ha sido la base para el diseño, implementación y evaluación de la CEA.

Conozca el libro Benkos. el héroe de la Matuna

En el trayecto, desde 1998 hasta nuestros días, los diferentes gobiernos nacionales, departamentales, municipales y distritales, a través de diversos procesos jurídicos y pedagógicos han buscado la manera de que las organizaciones escolares de educación formal implementen la CEA. Estos propósitos se han materializado en leyes, decretos, ordenanzas, resoluciones y sentencias de la corte constitucional para que los colegios (tanto oficiales como privados) desarrollen la Cátedra. Otro aspecto que se ha desarrollado para la inmersión de la CEA en las organizaciones escolares, ha sido por un lado, la formación de maestros en centros especializados sobre este proyecto pedagógico; y por el otro, la investigación, publicación y socialización de lineamientos curriculares, propuestas de mallas curriculares, planes de estudio, metodologías, materiales didácticos, cartillas, libros de texto, maletas pedagógicas, entre otras, que pretenden ayudar a las comunidades escolares para el abordaje de la cátedra en las instituciones educativas.

Con base en lo anterior, docentes de diferentes áreas y niveles educativos han tomado la iniciativa y la responsabilidad de articular la CEA a sus instituciones escolares, ya sea como un proyecto, una asignatura, un campo de conocimiento, un eje temático, una unidad didáctica, una temática o una competencia a evaluar dentro del plan de estudios que contempla el currículo institucional. Lo anterior, ha traído como consecuencia una variedad de propuestas pedagógicas, de formación de redes de maestros, la producción intelectual, bibliográfica, didáctica y la puesta en escena de estos avances a través de encuentros de socialización de experiencias a nivel local, distrital, municipal, departamental, nacional e internacional entorno a la Cátedra.

+Conozca la Revista Diversidad cultural

ANUNCIO
banner_web_rim_digital.jpg

Después de dieciocho años de legalizada la Cátedra de Estudios Afrocolombianos, algunos propósitos, como los de favorecer el conocimiento de las manifestaciones culturales materiales e inmateriales de los pueblos afrocolombianos, facilitar las relaciones interétnicas, la convivencia pacífica y el respeto a la diferencia; además de fortalecer la autoestima y reafirmar la identidad nacional de los afrodescendientes, están en proceso de construcción y consolidación. Sin embargo y a pesar de las dificultades que representa la inclusión de semejante labor, es clara la necesidad de seguir avanzando en la incorporación de la CEA en las instituciones educativas, no solo por las actuales circunstancias socio-políticas que vivencia el país en un proceso de acuerdo de paz con fuerzas insurgentes y el postacuerdo; sino en la proyección de una nueva mirada a la acción pedagógica en el colegio, que permita hacer más tolerante e incluyente esta y las futuras sociedades, avanzando en la interculturalidad.

Con base en lo anterior, conmemoremos el mes de la afrocolombianidad desde nuestro quehacer pedagógico asumiendo los retos, los compromisos y las acciones educativas propias de la CEA.

El autor

Doctor en Educación de la Universidad Santo Tomás. Docente-investigador de la Secretaria de Educación de Bogotá y de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad La Gran Colombia, e integrante del grupo Educación y Pedagogía de la misma entidad con clasificación B en Colciencias.  

Foto de Sol Robayo.  Tomada de Flickr

 

Comentarios (12)

Imagen de mcuervob_26383
mcuervob_26383 Lun, 21/08/2017 - 10:41
EL texto nos permite reconocer la importancia que se debe dar a los grupos afrocolombianos,teniendo en cuenta sus tradiciones y costumbres, que son parte fundamental de la historia de Colombia, y que es crucial para la enseñanza y aprendizaje de nuevas generaciones, en donde se promueve la equidad y el respeto por la diversidad cultural.
Responder
Imagen de editorial@magisterio.com.co
editorial@magis... Mié, 30/08/2017 - 11:57
Ok. Si para nosotros es importante saber sobre la diversidad de nuestra nación para diseñar un currículo y así mismo diversificar la educación de acuerdo a las necesidades de cada región colombiana. La educación debe respetar las costumbres y los pensamientos de cada individuo. Gracias por tus comentarios.
Responder
Imagen de julian.guzman9526_26386
julian.guzman95... Lun, 21/08/2017 - 20:29
ES IMPORTANTE RECONOCER LOS DIFERENTES PUEBLOS Y LAS ETNIAS EXISTENTES EN NUESTRO PAÍS, DE MANERA MAS DIRECTA. COMO PROFESOR EN EJERCICIO Y LEYENDO ESTE ARTICULO ME DOY CUENTA LA DEBILIDAD QUE PRESENTA EL PAÍS FRENTE A ESTE HECHO HISTÓRICO Y CULTURAL. SIN EMBARGO, DEBEMOS TENER EN CUENTA LAS DOS CARAS DE LA MONEDA EN CUANTO A LA DISCRIMINACIÓN Y LA EXCLUSIÓN E INCLUSIÓN, ES DECIR SE HACE INCLUSIÓN EN LA EDUCACIÓN DANDO PRIORIDAD A LAS PERSONAS PERTENECIENTES A UNA COMUNIDAD ÉTNICA, Y SE EXCLUYE A LA PERSONA QUE NO HACE PARTE DE NINGUNA ETNIA Y QUE TAMBIÉN ASPIRA EN LLEGAR A LA EDUCACIÓN PUBLICA DONDE SE LE DA POR LO GENERAL PRIORIDAD A LAS ETNIAS, (DEJANDO CLARO EL EJEMPLO EN LA EDUCACIÓN PUBLICA UNIVERSITARIA.)
Responder
Imagen de editorial@magisterio.com.co
editorial@magis... Mié, 30/08/2017 - 11:57
Ok. Si para nosotros es importante saber sobre la diversidad de nuestra nación para diseñar un currículo y así mismo diversificar la educación de acuerdo a las necesidades de cada región colombiana. La educación debe respetar las costumbres y los pensamientos de cada individuo. Gracias por tus comentarios.
Responder
Imagen de laluramilenaparra_26393
laluramilenapar... Mar, 22/08/2017 - 01:28
Definitivamente la Cátedra de Estudios Afrocolombianos es un mecanismo para que en las instituciones se reconozca la diversidad de Colombia y se fomente la interculturalidad. Claro está, si se trabaja en el marco de los derechos humanos, la dignidad y más allá de la tolerancia, el reconocimiento y el respeto a la otredad. De igual manera, si se desenvuelve con pertinencia, según el contexto, y con sentido, en tanto que las actividades que se realicen estén más allá de un acto homogenizador de las culturas afrocolombianas. Ahora bien, respecto al reconocimiento de la diversidad, surge la pregunta del por qué no pensarse la educación colombiana bajo los paradigmas de la complejidad y la diversidad, los cuales no solo se reconozcan en la escuela, sino también en otros espacios que son potencialmente educativos. Paradigmas que no solo reconozcan y trabajen grupos culturales específicos (afrocolombianos, ROOM, indígenas, etc.), si no que abarque la riqueza poblacional característica de Colombia, en la cual, por ejemplo, incluyan la diversidad de aquellos grupos culturales, la diversidad de grupos religiosos o las diversidades funcionales de la sociedad colombiana.
Responder
Imagen de editorial@magisterio.com.co
editorial@magis... Mié, 30/08/2017 - 11:58
Ok. Si para nosotros es importante saber sobre la diversidad de nuestra nación para diseñar un currículo y así mismo diversificar la educación de acuerdo a las necesidades de cada región colombiana. La educación debe respetar las costumbres y los pensamientos de cada individuo. Gracias por tus comentarios.
Responder
Imagen de laluramilenaparra_26393
laluramilenapar... Mar, 22/08/2017 - 01:32
Definitivamente la Cátedra de Estudios Afrocolombianos es un mecanismo para que en las instituciones se reconozca la diversidad de Colombia y se fomente la interculturalidad. Claro está, si se trabaja en el marco de los derechos humanos, la dignidad y más allá de la tolerancia, el reconocimiento y el respeto a la otredad. De igual manera, si se desenvuelve con pertinencia, según el contexto, y con sentido, en tanto que las actividades que se realicen estén más allá de un acto homogenizador de las culturas afrocolombianas. Ahora bien, respecto al reconocimiento de la diversidad, surge la pregunta del por qué no pensarse la educación colombiana bajo los paradigmas de la complejidad y la diversidad, los cuales no solo se reconozcan en la escuela, sino también en otros espacios que son potencialmente educativos. Paradigmas que no solo reconozcan y trabajen grupos culturales específicos (afrocolombianos, ROOM, indígenas, etc.), si no que abarque la riqueza poblacional característica de Colombia, en la cual, por ejemplo, incluyan la diversidad de aquellos grupos culturales, la diversidad de grupos religiosos o las diversidades funcionales de la sociedad colombiana.
Responder
Imagen de editorial@magisterio.com.co
editorial@magis... Mié, 30/08/2017 - 11:59
Ok. Si para nosotros es importante saber sobre la diversidad de nuestra nación para diseñar un currículo y así mismo diversificar la educación de acuerdo a las necesidades de cada región colombiana. La educación debe respetar las costumbres y los pensamientos de cada individuo. Gracias por tus comentarios.
Responder
Imagen de jsanchezv_26396
jsanchezv_26396 Mar, 22/08/2017 - 16:32
es importante empezar a generar formas de enseñanza distintas a las tradicionales que permita una inclusion de todas las poblaciones etnograficas del pais, al mismo tiempo, reconociendo el papel de estas culturas en el desarrollo economico, social y cultural de nuestra nacion. aun mas fundamental es impartir una enseñanza de los diferentes papeles que han tenido las comunidades afrodescendientes en temas como la independencia, en donde solo se resalta la figura de los personajes criollos y no de estas comunidades que pusieron su fuerza y sus conocimientos para realizar dicho acto, entonces va hacer importante la implementacion de esta catedra y asi seguir avanzando en la erradicación del racismo y la violencia cultural.
Responder
Imagen de editorial@magisterio.com.co
editorial@magis... Mié, 30/08/2017 - 12:01
Ok. Si para nosotros es importante saber sobre la diversidad de nuestra nación para diseñar un currículo y así mismo diversificar la educación de acuerdo a las necesidades de cada región colombiana. La educación debe respetar las costumbres y los pensamientos de cada individuo. Gracias por tus comentarios.
Responder

Páginas

ANUNCIO
banner_728_x_90_4.png
ANUNCIO
universidad_libre_editorial_magisterio_0.png
 
ANUNCIO
 
banner-336x280-beam_0.jpg