Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_magisterio_1115x116_gladys.png

La cultura del emprendimiento y la empresarialidad en instituciones educativas de Colombia: realidades y oportunidades

Magisterio
19/06/2018 - 12:15
0
Expo Feria Crea y Emprende. Tomada de Flickr
El artículo sintetiza los resultados del Estudio Nacional de Caracterización de la Cultura del Emprendimiento y la Empresarialidad que desarrolló en 2012 el Ministerio de Educación Nacional de Colombia en convenio con la Organización Internacional de las migraciones (OIM) y la Fundación Universitaria Cafam, el cual identificó las actitudes de docentes y estudiantes de la educación media frente al emprendimiento y la empresarialidad, así como el estado de gestión de las instituciones educativas en relación con el tema. Además de los datos principales se presentan líneas de reflexión y acción futuras. 
Palabras clave: Cultura del emprendimiento, empresarialidad, currículo, perfil emprendedor, actitudes emprendedoras. 
Introducción
Una cultura institucional para el emprendimiento y la empresarialidad (CIEE) plantea a las instituciones educativas del país importantes retos desde la gestión académica, administrativa y de relaciones con la comunidad. Para que estos retos sean asumidos de la mejor manera, es importante partir de la caracterización del trabajo que actualmente se desarrolla en las instituciones con el ánimo de identificar fortalezas, debilidades y acciones de mejoramiento que puedan emprender los diversos actores que participan en el proceso. 
En esta línea y con el ánimo de motivar e invitar al análisis y reflexión en los lectores sobre las realidades y oportunidades frente al fomento de la CIEE, se sintetizan en este artículo los resultados del Estudio Nacional de Caracterización de la Cultura del Emprendimiento y la Empresarialidad que desarrolló durante el año 2012 el Ministerio de Educación Nacional de Colombia en convenio con la Organización Internacional de las migraciones (OIM) y la Fundación Universitaria Cafam, el cual tuvo como propósito principal caracterizar las actitudes emprendedoras y empresariales de los docentes y estudiantes de la educación media de las instituciones educativas en los principales centros urbanos del país y el estado de gestión de las instituciones educativas en relación con el tema.
A nivel metodológico, este estudio tipo sondeo, se realizó a partir de una muestra aleatoria de 340 instituciones educativas del país distribuidas en los 32 departamentos incluido el Distrito Capital (Bogotá), con 996 docentes y 3.332 estudiantes de décimo y undécimo grado. Este sondeo permitió establecer las principales tendencias hacia las actitudes emprendedoras y fue un medio para identificar acciones que se vienen implementando en torno a la formación para el emprendimiento y la empresarialidad. Dada la naturaleza de esta caracterización, los resultados aquí presentados no reflejan la situación de todas las instituciones educativas del país, sin embargo, la muestra permite establecer una tendencia general con un error no superior al 10%.
El primer aspecto que fue objeto de análisis en el estudio fue la tendencia de favorabilidad de estudiantes y docentes hacia las ocho actitudes emprendedoras definidas en la guía 39 del Ministerio de Educación Nacional de Colombia denominada La cultura del emprendimiento en los establecimientos educativos (ver Tabla 1). Para tal fin se construyó una escala tipo Likert con 31 afirmaciones hacia el emprendimiento, en la cual cada encuestado expresó su nivel de acuerdo o desacuerdo con la afirmación. 
El segundo aspecto analizado se refirió a las acciones y estado de gestión que desde los directivos docentes se ha desarrollado en las instituciones educativas para apoyar el proceso de formación para el emprendimiento y la empresarialidad. 
En este estudio, además de la caracterización general, se realizaron análisis comparativos entre regiones, grupos étnicos, géneros y actividad (laboral y académica) con el fin de validar si existían diferencias en el perfil de emprendimiento, dadas las variables grupo étnico, género, situación actual (solo estudia o estudia y trabaja) y grado que cursa ( en el caso de los estudiantes), y con los docentes dadas las variables género y formación complementaria (si ha recibido o no algún tipo de formación relacionada con el tema de emprendimiento y empresarialidad), se realizó una prueba de hipótesis para la diferencia de medias por cada factor, donde la hipótesis nula indica un desarrollo igual del factor en cada grupo analizado. Con un nivel de confianza del 95% y considerando igualdad de varianzas en los grupos muestrales. 
Aunque es amplio el horizonte de análisis que permitió hacer este estudio, solamente se presenta en este artículo una descripción general de los aspectos más relevantes tales como: percepciones, predisposiciones, acciones y estrategias identificadas tanto en estudiantes y docentes como en directivos docentes de las instituciones de educación media participantes, orientadas hacia la estructuración y consolidación de una cultura que fomente hábitos, actitudes y conocimientos tanto para el emprendimiento como para la empresarialidad. En este mismo sentido, se señalan algunos de los resultados que se encontraron respecto al estado de los mecanismos de gestión que implementan las instituciones educativas del país en relación con esta temática, con el ánimo de motivar la identificación de algunas acciones de mejoramiento.

Resultados y ejes de reflexión

Estudiantes 

Con respecto al perfil emprendedor se identificó en promedio, que los estudiantes de educación media en Colombia, tienen un mayor desarrollo de las actitudes relacionadas con la capacidad para asumir riesgos, visión del futuro y de autorregulación; por su parte, el pensamiento flexible, el uso de herramientas tecnológicas y la materialización de ideas en proyectos, son las habilidades menos desarrolladas en la muestra analizada.
Teniendo en cuenta los resultados obtenidos por género, se observa que las mujeres estudiantes tienen un porcentaje más alto de predisposición que los hombres hacia actitudes relacionadas con: capacidad para asumir riesgos, comportamiento autorregulado, innovación y creatividad, visión de futuro, identificación de oportunidades y recursos, así como hacia el pensamiento flexible. En el caso de los hombres se presenta una alta predisposición hacia el uso y manejo de herramientas tecnológicas, aspecto que es crucial en los procesos de innovación y desarrollo creativo.
Respecto a la empresarialidad es de resaltar que, a nivel país, no se evidencia con claridad y como tendencia que los estudiantes estén desarrollando emprendimientos empresariales, solo un 39% de los estudiantes consultados a nivel nacional ha tenido alguna idea de negocio, donde la mayoría manifiesta encontrarse en un etapa inicial, es decir, en un estado de idea sin pasar a un estado de desarrollo que implique la elaboración de un plan de negocio o la elaboración de un prototipo. En complemento con los anteriores resultados, se resalta la diferencia en el desarrollo de las actitudes para el emprendimiento en las diferentes regiones.
En cuanto al agrupamiento por comunidades étnicas, se encuentra que los estudiantes que pertenecen a alguna etnia y los que no, manifiestan una tendencia favorable hacia las actitudes que implican una capacidad para asumir riesgos, innovación y creatividad, identificación de oportunidades y recursos, materialización de ideas en proyectos y el pensamiento flexible. Por su parte, los estudiantes que no pertenecen a alguna etnia, muestran una predisposición de comportamiento más favorable para el emprendimiento en los factores relacionados con el comportamiento autorregulado, visión del futuro y uso de herramientas tecnológicas.
Docentes
En relación con los resultados de los docentes hombres y mujeres sobresale en este análisis un perfil emprendedor relativamente homogéneo, en relación con el género; es de resaltar que en las mujeres docentes se evidencia un mayor nivel de predisposición frente a las actitudes comportamiento autorregulado y pensamiento flexible. De igual manera, un 57,8 % de los docentes encuestados han desarrollado algún tipo de formación complementaria en el área de emprendimiento y empresarialidad, especialmente orientados por el SENA, Cámara de Comercio y diversas instituciones de Educación Superior, aspecto que se considera fundamental para lograr la consolidación de unas prácticas educativas que fomenten de manera complementaria tanto en estudiantes como en docentes las actitudes favorables hacia el emprendimiento y la empresarialidad. Así mismo, es relevante señalar que los docentes que manifiestan que han recibido algún tipo de formación complementaria en estas áreas tienen un nivel más alto de predisposición frente a las actitudes emprendedoras relacionadas con la capacidad para asumir riesgos y la visión de futuro, las cuales son estratégicamente importantes para desarrollar en sí mismos y en los estudiantes la realización de las ideas e iniciativas. 
Un aspecto del estudio que sirve para analizar los niveles de percepción e importancia que le dan los docentes al desarrollo de las actitudes para el emprendimiento, tiene que ver con la jerarquización que ellos realizaron de las diversas actitudes, en la cual todos coinciden en que la visión de futuro, la materialización de ideas en proyectos, la innovación, creatividad, la identificación de oportunidades y recursos y la capacidad de asumir riesgos son las más importantes en el proceso de formación, dejando en un nivel de menor importancia las actitudes emprendedoras relacionadas con el uso de herramientas tecnológicas, el pensamiento flexible y el comportamiento autorregulado. Sin embargo, con respecto a los resultados de las prácticas docentes, sobresalen acciones orientadas al desarrollo de estas últimas actitudes valoradas como menos importantes. Esto permite inferir que, en términos de desarrollo de actitudes emprendedoras, es importante fortalecer las estrategias pedagógicas para fomentar las primeras actitudes (evaluadas como más importantes) pero que, aparentemente, menos se desarrollan en la escuela. 

Gestión institucional 

Respecto a las acciones pedagógicas que han implementado los docentes y los establecimientos educativos de Colombia para fomentar la cultura del emprendimiento, se encuentra que el 82% de las instituciones que hicieron parte de este estudio fomentan el emprendimiento a través de actividades institucionales tales como celebraciones, eventos, ferias de la ciencia, de la creatividad y del emprendimiento, muestras empresariales, entre otras. En relación con los proyectos pedagógicos solo un 58% de las instituciones manifiestan que de manera intencional desarrollan actitudes para el emprendimiento, siendo igualmente importante que el 64% de las instituciones educativas manifiestan que tienen una asignatura específica para el emprendimiento. Estos resultados muestran que, aunque existen diversas estrategias para fomentar el emprendimiento, prevalece a nivel nacional una tendencia enfocada hacia una educación para la empresarialidad. 
En cuanto a la formación disciplinar, el docente que orienta el área de emprendimiento, se encuentra que el 19% tiene formación en diferentes áreas, otro 19% está formado en temas de emprendimiento y empresarialidad, mientras que el 14% tiene formación en licenciatura en diferentes áreas, 10% en administración de empresas, 4% en contaduría pública y 3% en economía, El restante 12% corresponde a diferentes áreas como la filosofía, artes, agropecuarias, ingenierías, psicología y sistemas.
Es de resaltar la percepción que las instituciones tienen sobre el apoyo que han tenido las IE para los procesos de formación para el emprendimiento; esto se refleja en que solo un 12% de las ideas de negocio planteadas por los estudiantes se han llevado a la práctica gracias al apoyo que han recibido de otras instituciones o entidades, este apoyo se manifiesta en que un 45% ha tenido capacitación, otro 25% ha obtenido asesoría técnica, un 15% ha recibido apoyo para participación en eventos empresariales, 10% ha obtenido promoción del producto y solamente un 5% ha tenido apoyo con recursos financieros para la puesta en marcha de la idea de negocio.
Con respecto al nivel de gestión institucional frente a la consolidación de una cultura para el emprendimiento y la empresarialidad, el 40,8% de las IE encuestadas fueron clasificadas en un nivel de pertinencia, el cual es definido como aquel en el cual se han desarrollado algunas acciones que han empezado a institucionalizar prácticas, costumbres y actitudes para una cultura del emprendimiento y la empresarialidad que responda a las necesidades e intereses de la comunidad educativa y su contexto.
En relación con la intencionalidad de las instituciones educativas de direccionar una CIEE, el 65% de la muestra seleccionada manifiesta que esta intencionalidad está expresa en la misión, los objetivos institucionales, el diseño y desarrollo curricular. Así mismo se encuentra que los factores de gestión institucional en los que menos se trabaja el emprendimiento son: la proyección a la comunidad y la formación docente. En relación con el plan de mejoramiento institucional, solo el 39% de las instituciones tienen contemplada allí la intencionalidad de fomentar la cultura del emprendimiento y la empresarialidad, siendo las regiones centro y eje cafetero las que más fortaleza perciben al respecto. 

Estrategias de mejoramiento

Después de presentar algunos resultados del estudio es importante analizar que, de una u otra forma, la formación para el emprendimiento y la empresarialidad es un proceso que se viene desarrollando en las IE del país, pero que requiere ser fortalecido de una manera más integral, ampliando el horizonte a los diversos tipos de emprendimiento y el fortalecimiento de todas las actitudes emprendedoras, acción que redundará en beneficio del desarrollo integral de la comunidad educativa, de manera especial en los estudiantes, ya lo dejan ver algunas reflexiones internacionales, donde se resalta, por ejemplo, que las instituciones educativas que promueven la formación para el emprendimiento se comienzan a diferenciar del común, pues, como lo afirma un estudio que sintetiza la experiencia peruana alrededor del tema:
Las experiencias internacionales indican que los estudiantes que reciben una educación y formación escolar que estimula el espíritu emprendedor presentan mejores resultados académicos, liderazgo dentro de su entorno educativo y mejores logros educativos (Durand, 2012, p. 7).
De igual manera, es importante recordar que la CIEE integra de manera dinámica el desarrollo de las diversas competencias tanto básicas, como ciudadanas y laborales específicas, lo cual puede contribuir al fortalecimiento de los procesos académicos y al desempeño de los estudiantes. Esto se observa en otras experiencias internacionales que afirman:
Los estudiantes que han tenido la oportunidad de participar de estas iniciativas de emprendimiento tienen más habilidades para resolver problemas y tomar decisiones; son efectivos en sus relaciones interpersonales, más eficaces en el trabajo en equipo, en la gestión de recursos, tienen mejores facilidades para hablar en público, les resulta más fácil conseguir empleo y presentan mejor desarrollo psicológico-social (conciencia de sí mismo, desarrollo del autoestima, auto eficacia) (Cobo en Durand, 2012, p. 32). 
En este sentido, es importante hacer una reflexión profunda sobre las acciones y estrategias para consolidar una CIEE en los establecimientos educativos del país. Algunas de estas acciones pueden ir orientadas hacia: 
El fortalecimiento de espacios en los cuales los maestros aprendan de maestros, es decir, espacios de socialización y sistematización de experiencias institucionales, regionales y nacionales, donde, por áreas del conocimiento, se estructuren aprendizajes y reflexiones disciplinares en torno al fomento de actitudes emprendedoras y aportes para la consolidación de CIEE. Sería importante que el desarrollo de estos espacios contara con la asistencia, evaluación y retroalimentación de pares académicos a nivel gubernamental y no gubernamental, así como de actores del sector productivo, expertos en el tema de los diversos tipos de emprendimiento que puedan evaluar y retroalimentar estas experiencias y generar estrategias de apoyo para su desarrollo. 
En relación con los docentes, es importante fortalecer su perfil emprendedor pues esto les permitirá a ellos mismos construir y orientar procesos de formación para el emprendimiento. Este aspecto es un llamado al liderazgo de las autoridades educativas locales y nacionales para fortalecer los procesos de formación docente que favorezcan el enriquecimiento de los currículos y de las prácticas pedagógicas en torno a la consolidación de la CIIE. 
La CIEE es una oportunidad para fortalecer los proyectos educativos a partir de la intencionalidad explícita por fomentar actitudes emprendedoras y/o actitudes y conocimiento para la empresarialidad que se manifiesten en los diversos contextos sociales, culturales, deportivos, ambientales, entre otros. Esto se puede lograr a través de experiencias de reflexión y orientación sobre la naturaleza, filosofía y prácticas de las instituciones y la definición y estructuración de modalidades, énfasis, especialidades, asignaturas, proyectos pedagógicos, entre otras, centradas en el emprendimiento y la empresarialidad.
Respecto al tema de proyección a la comunidad es necesario posicionar en las instituciones educativas un enfoque de desarrollo social y comunitario del emprendimiento y la empresarialidad de tal manera que se cumpla con el gran objetivo social de contribuir al mejoramiento de la calidad de vida y el desarrollo de la sociedad.
El poco apoyo evidenciado en la financiación de proyectos para la empresarialidad, constituye un gran obstáculo para materializar ideas en proyectos viables. Este aspecto invita a las instituciones educativas y redes de emprendimiento a fortalecer procesos de gestión, articulación y alianzas que permitan la participación y el compromiso de entes tanto gubernamentales como no gubernamentales en el apoyo y seguimiento a las ideas emprendedoras y para la empresarialidad que se generan en la educación media. 
Estas son solo algunas reflexiones que en torno a las oportunidades de mejoramiento para el fomento de la CIEE se pueden generar a partir del estudio de caracterización realizado por el Ministerio de Educación Nacional de Colombia, la OIM y la Fundación Universitaria Cafam. 
Queda abierta la puerta para que las autoridades educativas nacionales y locales, los docentes y directivos docentes e inclusive los padres de familia y demás miembros de la comunidad, continúen reflexionando acerca de los cuestionamientos que este estudio y las propias experiencias institucionales generan respecto a la formación para el emprendimiento, cuestionamientos tales como: ¿Qué factores de género, de condiciones socioeconómicas o geográficas influyen para que haya diferencias en las actitudes emprendedoras de los estudiantes y los docentes?, ¿Cómo generar procesos de formación para el fortalecimiento de actitudes emprendedoras que cierren la brecha entre estas diferencias?, ¿Cómo estructurar procesos de formación para el emprendimiento de manera transversal donde se fortalezcan las actitudes emprendedoras y su manifestación en diversos contextos de tipo social, cultural, deportivo, tecnológico o ambiental?, ¿Cómo generar procesos de formación para la empresarialidad en la Educación Media que se materialicen en proyectos y planes de negocio viables y sostenibles que constituyen una alternativa de desarrollo productivo para los estudiantes y sus familias y no se queden solo en actividades de tipo institucional?
Finalmente, este estudio es una oportunidad para recordar que la formación para el emprendimiento es, ante todo, una posibilidad de fortalecimiento del sistema educativo, donde la articulación de las acciones de todos los actores involucrados en torno a este propósito logrará contribuir de manera significativa en el desarrollo del proyecto de vida de estudiantes y de la comunidad. 
Referencias
Durand, M. C. (Noviembre de 2012). IPAE - Cerntro de Competitividad y Estudios Estrategicos. Obtenido de ttp://www.ipae.pe/media/201301/LibroPalomaDurandv02.pdf
Ministerio de Educación Nacional, OIM, Fundación Universitaria Cafam. (2012). Estudio nacional de caracterización de la cultura del emprendimiento y la empresarialidad. En el marco del convenio de cooperación Internacional N° NAJ- 709 de 2012, NAJ 643. Bogotá. 
Ministerio de Educación Nacional. (2012). Guía 39. La Cultura del Emprendimiento en los Establecimientos Educativos. Orientaciones generales, Bogotá. 

Jairo Rodrigo Velásquez Moreno.  Magíster en Desarrollo educativo y social del Convenio Cinde Universidad Pedagógica Nacional (Bogotá Colombia), Especialista en Pedagogía para el desarrollo del aprendizaje autónomo de la UNAD (Colombia), Licenciado en Pedagogía Social y Comunitaria de la Pontificia Universidad Javeriana (Bogotá, Colombia), actualmente profesor asistente de la Fundación Universitaria Cafam (Bogotá, Colombia). jairo.velasquez@unicafam.edu.co

Claudia Marcela Guarnizo Vargas.  Magíster en Educación de la Universidad Santo Tomás (Bogotá), Especialista en Pedagogía para el desarrollo del aprendizaje autónomo de la UNAD (Colombia), Especialista en Docencia Universitaria de la Universidad El Bosque (Bogotá), Licenciada en Física de la Universidad Pedagógica Nacional de Colombia, actualmente Coordinadora de la Unidad de Proyección Social de la Fundación Universitaria Cafam (Bogotá, Colombia). marcela.guarnizo@unicafam.edu.co
 
ANUNCIO
banner_web_rim_digital.jpg