Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
magisterio_bruno_kombi_cholulteca.png

¿La educación puede cambiar la sociedad?

Por Teodoro Pérez Pérez
Magisterio
15/11/2019 - 11:15
0
By Freepik

Es ya un lugar común afirmar que uno de los principales caminos para avanzar hacia el cambio social es la educación, en el sentido de que ésta logre ser garantizada como derecho efectivo para la población. Se cree que, si incrementamos sustancialmente los años promedio de escolaridad, automáticamente avanzaríamos hacia una sociedad más igualitaria, más pacífica, más justa, más incluyente. Ante tal perspectiva emerge una pregunta: ¿La educación actual está formando mejores seres humanos y por lo tanto, si la población incrementa su escolaridad, con ello se garantiza que estamos construyendo una mejor sociedad?  

La educación no puede cambiar a la sociedad, decía Paulo Freire, pero sí puede cambiar a las personas, y estas cambiarán a la sociedad. En este sentido, la educación juega un rol fundamental en cualquier proceso de cambio social, pero bajo la condición de que a su vez la educación cambie, por cuanto mantener la misma educación solo generará resultados similares. 

Infortunadamente la respuesta es negativa. Actualmente, acceder a la educación en cualquiera de sus niveles aporta gran cantidad de conocimientos y habilidades para desempeñarse más funcionalmente al tipo de sociedad existente, pero otorga muy pocas herramientas para construir convivencia armónica, pues la educación sigue orientada al individualismo, centrada en formar para ganarle a los otros, para adquirir poder y para el enriquecimiento económico. Ello se constata al observar que los grandes protagonistas de los casos de corrupción y de otros delitos tanto en el sector público como en el privado son personas que usualmente recibieron educación superior, muchas de ellas incluso en universidades prestigiosas del país y del exterior.  

Es axiomático que la educación por sí misma no puede cambiar a la sociedad. Pero ningún cambio social se puede lograr si no va apuntalado por la educación. La educación no puede cambiar a la sociedad, decía Paulo Freire, pero sí puede cambiar a las personas, y éstas cambiarán a la sociedad. En este sentido, la educación juega un rol fundamental en cualquier proceso de cambio social, pero bajo la condición de que a su vez la educación cambie, por cuanto mantener la misma educación solo generará resultados similares.  

ANUNCIO
inteligencia_emocional_v2_1.png

+Lea: Del educador que enseña al educador que aprende

Título: El poder transformador de los educadores. Reflexiones y herramientas para cultivarlo. Autor: Teodoro Pérez Pérez. pp. 29-30. 

Foto de Freepik