Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_1.png

La escuela como espacio de seducción y comprensión de realidades

Por Leidy Lorena Chacón Ortiz
Magisterio
03/08/2018 - 11:15
0
Quirigua
Foto tomada de Flickr. Barrio Quirigua

Objetivos

• Fomentar un ejercicio pedagógico alrededor del reconocimiento de espacios geográficos y entornos sociales. 

• Promover un acercamiento entre el saber popular de las comunidades y las ciencias sociales.

Introducción

Frente a la disparidad entre los estándares curriculares y las necesidades de los sujetos inmersos en el proceso educativo, la escuela encuentra retos permanentes que exigen prácticas escolares que reconozcan otras maneras de acercamiento a los jóvenes y niños. La cartografía social es una posibilidad que aproxima la realidad escolar y posibilita tejer redes entre la escuela y las comunidades.

La presente ponencia presenta algunas conclusiones de una experiencia escolar en el Instituto Técnico Laureano Gómez de la localidad de Engativá en la ciudad de Bogotá, a través de la cual se hace un análisis de elementos geográficos, estéticos, históricos, antropológicos y sociológicos en la búsqueda de una mirada a la comunidad frente al saber social y su conexión con los saberes de las disciplinas de las ciencias sociales.

Marco conceptual

Para la comprensión de distintos fenómenos sociales de impacto en la vida de las comunidades, la escuela cumple una labor determinante ya que es en esta, donde se conjugan las problemáticas de los sujetos. Es por ello necesario ampliar la perspectiva por medio de la cartografía social pedagógica (Barragán y Amador, 2014) como ejercicio de representación de los espacios y la simbología de las realidades sociales.

La cartografía social parte de la Investigación Acción Participativa (IAP) y requiere de las condiciones necesarias para que los sujetos involucrados puedan analizar los fenómenos sociales a través representaciones del espacio, con mapas y planos que a su vez contengan símbolos construidos en equipo.

Esta metodología de reconocimiento de los territorios permite hacer una proyección del entorno, partiendo de las necesidades geográficas, ambientales, sociopolíticas y culturales, promoviendo el compromiso por parte de los sujetos involucrados en el ejercicio investigativo y convirtiéndose así en una herramienta de comprensión y una posibilidad de transformación social.

Por esta razón, la escuela es un escenario propicio para este tipo de técnicas de investigación, ya que permite la reflexión de los sujetos que hacen parte de las comunidades y analiza situaciones de conflicto e injusticia que los afecta directamente. Este escenario de aprendizaje debe ser puente de mediación entre el conocimiento y los fenómenos sociales que viven, partiendo de las experiencias, los imaginarios y los deseos de transformación.

De esta manera, Barragán y Amador (2014) sugieren tres tipos de mapas: ecosistémico poblacional, temporal-social y temático, a través de los cuales es posible la recolección de la información necesaria para el análisis de problemáticas en torno a la transformación de los espacios, la historia de las comunidades y el análisis de fenómenos sociales particulares de impacto. Al ser esta una técnica de recolección de información, el uso de las TIC cobra importancia en este momento histórico (Bernal y Galindo, 2012), ya que para niños y jóvenes es natural y permite mejores procesos de aprendizaje.

Metodología

Para la metodología se utiliza el mapa temático sugerido por Barragán y Amador (2014), con el que se analizan variados aspectos concernientes a la caracterización de barrios circundantes al colegio. Así, por ejemplo, establecimientos de servicio a la comunidad: instituciones educativas, puestos de salud, plaza de mercado. La oferta cultural: espacios deportivos, lugares de encuentro y recreación. El cuidado y sentido de pertenencia de los espacios públicos a través de la observación de procesos como la recolección de basura, apropiación de territorios, mantenimiento de fachadas, arreglo de entornos. De igual manera, en la búsqueda de los orígenes de los barrios circundantes a la institución se promueve la historia barrial.

ANUNCIO
banner_formacion_web_336x280_3_0.png

Este trabajo de investigación escolar se organizó en grupos de trabajo por ciclos de aprendizaje bajo el acompañamiento de los docentes de ciencias sociales de la institución y utiliza representaciones del espacio geográfico como mapas, planos, maquetas. Se sistematiza la información recolectada a través de entrevistas, fotos, audios y videos.

Resultados

El ejercicio de cartografía social en la institución educativa arrojó los siguientes resultados:

  • Con respecto a los establecimientos de servicio a la comunidad, se pudo establecer que el barrio Bachué ofrece servicios de educación inicial, primaria, secundaria y superior con instituciones educativos de carácter público y privado, desde colegios con amplias instalaciones hasta centros educativos de menor tamaño que funcionan en casas adecuadas para tal fin, situación que evidencia que gran parte de la población está en edad escolar lo que hace de estos territorios, escenarios propicios de movilizaciones sociales futuras.
  • Los vecinos del barrio se abastecen de elementos para la canasta familiar en la plaza de mercado de Quirigua, locales pequeños de frutas y verdura, almacenes de cadena o centros comerciales, todo ello depende de la capacidad adquisitiva o de los imaginarios frente a los espacios de consumo. Existe también la venta en la calle en zonas de concurrencia.
  • Con respecto a la oferta cultural, existen en los parques de los barrios o en las urbanizaciones, escuelas deportivas privadas que prestan servicios a niños y jóvenes. La mayor entretención está en los centros comerciales que ofrecen juegos de video o de destrezas para la familia. Las salas de cine acogen a la familia durante los fines de semana o las vacaciones escolares, siendo ésta una de las mayores actividades de entretenimiento. Según los estudiantes encargados de esta parte de la investigación, son pocos los eventos y espacios de expresiones culturales diversas como el teatro o la música en vivo, excepto cuando se programa el Festival de Verano en la ciudad de Bogotá. Es decir, que la oferta cultural se reduce a los espacios de proyección de cine comercial y la labor aglutinante de los centros comerciales que invitan al consumo de confitería o comida rápida para cambiar las rutinas.
  •  Con respecto al sentido de pertenecía, medido a través de la apropiación y cuidado del espacio público y privado, es evidente la problemática frente al abandono de fachadas y calles descuidadas con desperdicios y basuras de casas y locales comerciales a ciertas horas del día. La situación no es diferente en parques públicos. Existen también zonas aledañas al colegio, de construcción irregular que presentan dificultades frente a la apropiación de la comunidad por lo cual se ven en abandono.
  • En lo que se refiere a la movilidad, existen vías importantes de acceso al barrio, como la calle 80, la avenida Cali, la carrera 90, convirtiendo a esta zona en una de las de mejor acceso en la ciudad, sin embargo, presenta problemas de congestión vehicular y contaminación auditiva y ambiental. Los ciudadanos utilizan medios de transporte público como Transmilenio, SITP y servicio de busetas y colectivos tradicionales. Es de uso común la bicicleta en ciertas zonas y el transporte privado. En conclusión, se podría afirmar que este territorio tiene un elevado flujo vehicular y presenta graves problemas de congestión a diario, deteriorando las calles y agravando la movilidad de residentes y visitantes asiduos.
  • Por otra parte, el uso del suelo en esta zona, está determinado por lugares de residencia, barrios construidos hace más de treinta años y habitados por familias fundadoras que permitieron recoger información primaria. Existen barrios circundantes al colegio más jóvenes, como el Luis Carlos Galán de construcción irregular luego de un proceso de apropiación e invasión que posteriormente fue legalizado. Sin embargo, en este barrio se presentan problemas de inseguridad permanentes que azotan a los residentes y vecinos. Existen, además, zonas de comercio con almacenes de ropa, utensilios, tecnología, centros de salud oral, farmacias, tiendas de comida, sedes de esoterismo, templos religiosos, sedes bancarias, etc.
  • Las ventas ambulantes con artículos a menor precio son una constante en calles de los territorios estudiados, lo que evidencia la problemática vivida, relacionada, a su vez, con fenómenos de inseguridad y microtráfico, pero que pueden ser la manifestación de la búsqueda de formas diversas de trabajo ante los niveles elevados de desempleo.
  • Finalmente, el análisis de problemáticas sociales como el consumo y expendio de SPA en lugares públicos, la sensación de inseguridad en ciertos sectores, la existencia de pandillas y bandas criminales fruto del desplazamiento forzado y de condiciones socioeconómicas adversas, deja como resultado el riesgo inminente al que están sometidos los habitantes del sector, siendo un reflejo a menor escala de la situación social atravesada a nivel nacional.

Impacto en la política pública

Promover metodologías participativas como la cartografía social a través del mapeo de territorios, implica el trabajo cooperativo de los habitantes del mismo, humaniza las ciencias sociales, las acerca a las comunidades, establece lazos entre la escuela y los ciudadanos y es una excusa en la construcción de país. Por tal razón, experiencias que hagan de la escuela un espacio de seducción y comprensión de realidades, es un gran paso a la transformación social.

Pertinencia social

El conflicto social en el que estamos sumergidos desde hace décadas se ha trasladado a las ciudades inevitablemente, es por ello necesario enfrentar a partir de la observación y mapeo de los territorios el impacto social, para establecer estrategias de comprensión y apropiación de espacios geográficos y sociales con el objetivo de aportar desde la escuela elementos de transformación. 

Referencias

Barragán, D. y Amador, J. C. (2014). La cartografía social- pedagógica: una oportunidad para producir conocimiento y repensar la educación. Itinerario educativo, (64), 127-141. 

Bernal, R. y Galindo, D. (2012). Cartografía Social y Sistemas de Información Geográfica. Una nueva experiencia en la educación. Revista digital del grupo de estudios sobre geografía y análisis espacial con sistemas de información geográfica (GESIG), año 4(4), 2012, 169- 186.

Tomado de:http://bienal-clacso-redinju-umz.cinde.org.co/IIBienal/memorias/Eje%205_.pdf. Pp 378-383. La escuela como espacio de seducción y comprensión de realidades.

Foto tomada de Flickr