Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1.png

La importancia de interpretar en el aula

Magisterio
19/12/2016 - 16:45
0
Foto de SecomUnB. Tomada de Flickr

En una experiencia en el aula, podemos diseñar y describir datos perceptivos y de imaginación para recoger, a través de las informaciones que consideremos, las representaciones interiores que el intelecto traduce en lenguaje y que organiza en definiciones útiles para el momento, y que hay que conservar en la memoria para volverlas a sacar a la luz en situaciones futuras.

 

Nos ejercitamos, a través de actos de reflexión que sedimentan y conectan entre sí imágenes mentales en un continuo proceso de colocación, organización y conexión en red, para afirmar y negar, para crear vínculos siempre nuevos sobre lo conocido en base a criterios de asociación semántica, de evidencia lógica, de necesidad, de probabilidad; focalizando ideas generales y conceptos específicos.

 

Comprender es siempre un acto situado, concreto. Se lleva a cabo a través de un proceso iterativo, cíclico, que se ancla en lo conocido, pero que es también un proceso acumulativo y progresivo que se va conformando mediante agregaciones y conexiones plurales.

 

Es un procedimiento intelectual, pero no solo lógico. Comporta autocontrol y consciencia del propio punto de vista, de la perspectiva personal, esto es, de la capacidad de situarse a la distancia adecuada: implicados, pero con una cierta distancia.

 

+Conozca la colección Saber Mejor

 

ANUNCIO
banner_web_336x280_1_2.png

Nos enfrentamos al cansancio intelectual, a los laboriosos tiempos del esfuerzo, incluso emocional y volitivo, a las incognitas de distintos niveles y a los campos de aplicabilidad de los conceptos y de los procedimientos, para buscar respuestas a cuestiones y para tener unos criterios de comportamiento que tengan sentido.

 

Todo sujeto tiene sus recursos, estrategias y tiempos personales en relación a sus procesos de comprensión para enfrentarse y dominar lógicamente, aunque también emotivamente, organizativamente y en la relación comunicativa relacional, la complejidad de los acontecimientos y de las situaciones que, casualmente, intencionadamente o de forma forzada, se va encontrando.

 

+Le: La Enseñanza para la Comprensión: Cómo ir de lo salvaje a lo domesticado

 

Por eso, al variar las situaciones varían los esquemas y los procesos de comprensión. La forma de la comprensión es un sistema en movimiento, abierto, dúctil, plasmable y con algunos puntos fijos que hay que respetar:

 

  • Credibilidad, entendida como la exactitud de la información sobre los datos y como corrección presente en los procedimientos de utilización.
  • Explicitación de los presupuestos racionales, pero también emocionales, éticos y morales de los que se parte, de los prejuicios que guían y orientan la elección del campo y los recorridos que hay que privilegiar en la propia exploración, orientada a comprender.
  • Documentación como prueba argumentada de los vínculos y de los puntos críticos que llevan a regulaciones, a autocorrecciones, a integraciones o a modificaciones de los desarrollos del proceso mismo.

 

La comprensión necesita y promueve la interpretación, o por lo menos, toda interpretación debe ser corroborada por una correcta comprensión, para que no quede ligada al limbo de las opiniones y para no resultar mal dirigida o desviada.

 

+Conozca la revista Enseñanza para la compresión

 

El conocer individual emerge, se abre camino y se especifica en lo global, pro-cede con la exploración inmediata y con la intuición y se pone a prueba con procesos de autocorrección. En cualquier caso se configura como una forma de comprensión que se va enriqueciendo de forma progresiva, se decanta y se va dirigiendo.

 

Se puede comprender sin interpretar, pero no se puede interpretar sin comprender. Ricoeur (1966: 2002)

 

Referencia

Ricoeur P. (2002), Il simbolo dà a pensare (Edición de Ilario Bertoletti), Brescia, Morcelliana.

 

Título tomado del libro: Saber interpretar. Autor: Amalia Murcio Maghei. pp. 14-15

 

Foto de SecomUnB. Tomada de Flickr

 

 

Libros y cursos recomendados

ANUNCIO
ANUNCIO