Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0

ANUNCIO 

whatsapp_image_2021-11-04_at_4.48.35_pm.jpeg

La importancia de la formación de los entrenadores de fútbol

Por Edid Perea P. , Por Jorge Alberto López G.
Magisterio
12/12/2019 - 11:00
0
By Freepik

En la infancia, a la mayoría de los niños les agrada jugar al fútbol, ya sea a nivel escolar o en una escuela de iniciación y formación deportiva. Por decirlo así, todos hemos tenido la oportunidad de golpear un balón de fútbol, de manera recreativa o competitiva. De ahí la importancia de tener un buen orientador durante el proceso. 

Ningún docente o entrenador, debe negar a un niño la oportunidad de jugar; si lo hace, está coartando la posibilidad de que él vivencie sus propias experiencias en este deporte. Los niños que se ven afectados con estas situaciones pueden asumirlo como falta de afecto, de comprensión o mal trato hacia ellos y sus familias. 

Si al fútbol, ingresan profesionales preparados y responsables para ejercer esta labor, con el correr del tiempo, podremos contar con personas íntegras en su formación. Tendremos en el futuro personas de bien, desaparecerá de los escenarios ese fútbol violento, que se practica hoy por hoy en todo el universo, y permitirá a los aficionados acercarse con confianza y seguridad a los sitios de prácticas y competencias de este bello y hermoso deporte. 

En el fútbol se vivencia un proceso semejante al de la educación. Por ejemplo, en un equipo se inscriben 30 jugadores en la categoría infantil, cinco llegan a la categoría juvenil, tres llegan a la primera C, y uno o ninguno llega al profesionalismo; en la educación se presenta algo similar, 40 niños inician en el grado primero, aproximadamente quince llegan al grado sexto, ocho terminan el bachillerato, cinco ingresan a la universidad, y dos o uno obtienen el título como profesional. Es como utilizar un filtro, en donde todo pasará cernido y sólo quedará “lo ideal”. 

Sugerimos a profesores, entrenadores y estudiantes de educación física, prepararse íntegramente: no sólo en su aspecto académico, sino también en el espiritual y humano con el fin de formarse como personas e inspirar confianza en los niños mediante la socialización de conocimientos, credibilidad en sus dirigidos, orden en la planeación de actividades, mejora en las relaciones interpersonales y compromiso en el cumplimiento de sus deberes. Si al fútbol, ingresan profesionales preparados y responsables para ejercer esta labor, con el correr del tiempo, podremos contar con personas íntegras en su formación. Tendremos en el futuro personas de bien, desaparecerá de los escenarios ese fútbol violento, que se practica hoy por hoy en todo el universo, y permitirá a los aficionados acercarse con confianza y seguridad a los sitios de prácticas y competencias de este bello y hermoso deporte. 

ANUNCIO
banner_web_rim_digital.jpg

Desafortunadamente se han venido presentando en los estadios, escenas de violencia y agresión física y verbal, que han hecho de estos sitios lugares inseguros y peligrosos, no propios para la práctica de un deporte de multitudes, lejos de toda discriminación social, racial o religiosa. Se hace necesario, pues, que a este hermoso deporte lleguen personas con aptitudes y actitudes renovadoras para mejorar el comportamiento de los protagonistas, y así lograr que los niños y jóvenes se dediquen de una vez por todas a realizar lo que más les agrada hacer: Jugar al fútbol y través de él lograr una sana y alegre convivencia. 

Título tomado del libro: Fútbol: pedagogía y didáctica. Autor: Edid Perea P., Jorge Alberto López G. pp. 11-12 

Foto de Freepik