Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_magisterio_1115x116.png

La Teoría de la Mente – Saber lo que piensan los demás

Magisterio
18/12/2018 - 16:45
0

Para cerrar el tema del desarrollo de la mente humana por un tiempo, tras hablar de la empatía y El Efecto Pigmalión, hoy quería tratar la Teoría de la Mente y de cuándo son capaces los niños de saber lo que piensan los demás.

La Teoría de La Mente
Es habitual todavía, escuchar a padres o educadores infantiles, decir que bebés de semanas o pocos meses de vida intentan manipular a los adultos, utilizarles o engañarles para “salirse con la suya” y lograr que estos actúen como ellos desean. Pero, ¿puede realmente un bebé de unos meses de vida entrar en la mente de un adulto y manipularla a su antojo?

Para responder a estas preguntas es interesante utilizar la Teoría de la Mente como referencia. Ésta responde a preguntas como: ¿Tienen los niños y las niñas una teoría sobre qué es la mente? ¿Qué saben sobre su propia mente y la mente de otras personas? ¿Cómo lo llegan a saber? ¿A qué edad? ¿Cuándo tienen capacidad para engañarnos?

El término de Teoría de la Mente fue propuesto por Premack y Woodruff (1978) para referirse a la capacidad que nos permite interpretar y predecir la conducta de otras personas, es decir, la capacidad de comprender que otras personas tienen mente y de saber además cómo funciona (pensar, creer, imaginar, recordar…) permitiéndonos interpretar y predecir qué conducta tendrán los demás y sabiendo cómo se puede influir en ella con nuestra propia conducta.

La teoría de la mente sirve para comprender el engaño, la mentira o una creencia equivocada,  y también sirve para engañar y manipular a otras personas para lo que es necesario desarrollar ciertas habilidades muy complejas. Antes de eso, comenzaremos por comunicarnos con otras personas y cooperar con ellas.

La edad a la que se considera que se tiene una plena Teoría de la Mente es a los 5 o 6 años. En torno al año, antes de que aparezca el lenguaje, niños y niñas realizan interacciones comunicativas con clara intencionalidad hacia otras personas. A esta edad es habitual que le pidan mediante un sonido o una mirada a otra persona que le acerque un juguete o que les dé agua. A partir de los 18 meses o los dos años aproximadamente y ya conseguida la capacidad simbólica y de representación, el niño es capaz de reconocer lo que piensa y siente él mismo y es capaz de ponerse en el lugar de los demás y saber lo que piensan o por qué tienen determinadas conductas.

Te dejo este interesante vídeo en el que podréis ver un estudio sobre la Teoría de la Mente en los dos primeros años de vida. Si tienes poco tiempo (aunque solo dura 7min), te recomiendo que veas a partir del minuto 3:30.

ANUNCIO
inteligencia_emocional_v2_1.png

Bebés: Teoría de la mente por Raulespert
La teoría de la mente implica hacer uso de creencias, deseos, intenciones o sentimientos para dar cuenta del comportamiento de otras personas. Supone que la niña o el niño haga uso de verbos relacionados con estados mentales como pensar, creer, recordar, sentir, desear, etc.  Una prueba que se puede realizar a un niño a partir de los 3 años para ver si ha desarrollado todas las habilidades necesarias para saber lo que otros piensan, es el experimento conocido como “La falsa creencia”, el más conocido hasta ahora para estudiar el desarrollo de la Teoría de la Mente. A continuación tienes un extracto de un documental de National Geographic donde verás en qué consiste :).

Hay niños que con tres años ya tienen desarrollada la teoría de la mente y otros que terminan de desarrollarla a los seis años. La mayoría suele tenerla adquirida hacia los cuatro. Pero, como hemos visto, es sobre el año y medio o dos años cuando las conductas implican una representación mental anterior a la acción, por lo que es imposible que un niño de días, semanas o meses de vida intente manipularnos con sus acciones.

Si quieres saber más acerca de la Teoría de la Mente, no puedo dejar de recomendarte que te hagas con un ejemplar de “Educar las emociones en la primera infancia”. Trato este tema con más profundidad en la primera parte del libro, así que aprenderás mucho al respecto. Y como no, tendrás un montón de recursos para introducir la educación emocional en tu hogar y/o en tu aula.

Artículo de Belén Piñeiro tomado de su Blog Maestra de Corazón

Photo by Dakota Corbin on Unsplash