Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
magisterio_bruno_kombi_cholulteca.png

La Tutoría como Articuladora de la Investigación

Por Lauro Hernández , Por Mireya Rosas Haro , Por Rosa Mercado Moreno
Magisterio
03/04/2019 - 09:45
0
By Freepik

Superior education, is debated between two processes Antagonic: on one end the degrees in the entire country have multiplied, in the other hand there are attemps of personalized attention to students. This two process occur in a social enviroment in which students have less contact with their parents according to specialist they arrived with deorientation to the class rooms of universitys and institutions of superior education.

Palabras clave: tutoría, proyecto de investigación, tutor, articulación, innovación

Introducción

La enseñanza superior a nivel licenciatura, se debate entre dos procesos antagónicos: por un lado las licenciaturas en todo el país se han masificado, por otro lado se tratan de idear formas de atención individual a los estudiantes. Estos dos procesos ocurren en un ambiente social en el que los estudiantes tienen menos contactos con sus padres y según especialistas llegan desorientados a las aulas de las universidades e institutos de educación superior.

Los profesores por su parte no tienen los elementos que les permitan comprender el ambiente social de sus estudiantes: se vuelven duros y a veces arbitrarios o permisivos, disminuyendo las exigencias académicas, contribuyendo en los dos casos a la inconformidad y rebeldía de los alumnos.

Las instituciones de educación superior en México han querido implantar ideas, actitudes, conceptos y procedimientos, para tratar la condición en la que se desenvuelven las licenciaturas. Así llegan a los espacios escolares conceptos como: consejería de alumnos, responsables de grupo, asesores y tutores, sin tener acuerdos acerca del campo específico de cada concepto.

En los cursos de formación de profesores se nos induce a ser tutores, pero la comprensión de estos conceptos, está más ligada a una representación paternal que a una actividad académica.

La confusión conceptual que citamos nos ha inducido a reflexionar acerca de ¿Cuál sería el rol que jugaría una tutoría a nivel de educación superior?

+Conozca el libro Familia y escuela. Orientación y tutoría escolar

Definición de tutoría

La enseñanza en las instituciones a nivel licenciatura, está incluida por circunstancias que afectan a toda educación. Las escuelas se convierten con frecuencia en refugios donde los estudiantes permanecen muchas horas y disminuyen el impacto en la vida cotidiana de las ciudades.

Un buen número de estudiantes llega a la licenciatura en pos de una ilusión, la ilusión de que mejoraran su vida social con el estudio.

La enseñanza a nivel licenciatura sin proponérselo en forma precisa enseña a los estudiantes el papel de la autoridad que puede ser justa o injusta.

La enseñanza a nivel superior es masiva tanto por el número de alumnos en cada grupo de aula como por la cantidad de alumnos aceptados en el ingreso a la escuela.

El nivel de deserción, dicho conservadoramente llega al 25% de cada grupo escolar.

La enseñanza está orientada a formar profesionales que acepten lo ya hecho, lo supuestamente probado y da muy poco espacio a la creatividad de los jóvenes.

En las licenciaturas el currículum tiene una estructura enciclopédica que al ejecutarlo, deja poco espacio a la reflexión, a la inventiva.

Los exámenes que se efectúan tienen un enfoque excluyente, suponiendo que los realizan exitosamente los más inteligentes; pero los docentes carecen de formación para atender los distintos conceptos de inteligencias.

En enseñanza superior no se evalúa, se hacen exámenes, salvo en casos excepcionales de profesores que tienen la vocación y formación docente para evaluar.

La evaluación1 para que cumpa el rol pedagógico adecuado, debe de reforzar los aprendizajes, los conocimientos, los criterios de la evaluación no son los antiquísimos conceptos de aprobación y reprobación; si no que se fundamenta en la certeza de que los estudiantes siempre aprenden algo en las clases y sobre todo en sus interrelaciones con otros estudiantes de otros grupos escolares.

La evaluación pedagógicamente hablando es un elemento más, quizá el más importante de cualquier teoría moderna del aprendizaje.

En la enseñanza superior a nivel licenciatura se ubican personas que realizan trabajos de docentes orientados por programas escolares, que a su vez forman un curriculum de carrera.

La misión del docente es terminar a como dé lugar el programa escolar adquiriendo mayor importancia, las temáticas que componen el programa, que las dudas e inquietudes de los alumnos, no dando lugar a conversaciones individuales de grupo entre profesores y estudiantes.

Muchos profesores pretenden saber que su autoridad es la que propicia los aprendizajes de los estudiantes y se vuelven inabordables y rígidos, elaborando exámenes intencionalmente complicados.

Por su parte los estudiantes hacen elucubraciones acerca de los contenidos de los exámenes, tratando de adivinar las posibles interrogantes que formen el examen. Para resolver las adivinanzas planteadas, es natural que los alumnos se intercomuniquen en la hora del examen y que ideen formas de copiar o de hacer acordeones y ahora utilizar los celulares con lo cual se producen resultados sorprendentes:

Hay alumnos de vista rápida y de oído pronto que son capaces de copiar de una o de otra manera y aprueban los exámenes, hay otros estudiosos tenaces, obtienen resultados negativos; por que resolver exámenes se convierte en un problema de habilidades de intercomunicaciones.

Hay un currículum paralelo que se va formando en el transcurrir de los alumnos desde su ingreso, desde el primer semestre y que se corta hasta el último.

En ese currículum los estudiantes aprenden sobre las características personales de cada profesor o profesora.

Aprenden también a aprovechar los esfuerzos de los estudiantes más adelantados o tenaces.

Aprenden a no asistir a clases en grupo para bloquear un examen y en fin que el currículum oculto les dan habilidades y competencias para su desarrollo social en la escuela.

El currículum real y el currículum oculto constituyen el ámbito real de los aprendizajes de los estudiantes. Si tenemos en cuenta que los jóvenes proceden de diversos ambientes sociales tenemos ya 3 elementos que van a orientar sus aprendizajes.

La institución de educación superior en este caso el Instituto Politécnico Nacional2, partiendo de conceptos paternalistas pretende instituir un programa de tutorías sin tener una amplia, sólida discusión acerca del concepto, el rol y los alcances de la tutoría.

Hay conceptos que podrían utilizarse paralelamente o como sinónimos de tutorías como son: asesoría, acompañamiento, consejería, orientación y que tampoco han sido lo suficientemente discutidos.

El término que goza de mayor precisión es el de asesoría que se refiere a la dirección de tesis de final de carrera o a responder dudas de estudiantes planteadas por cualquier materia específica.

El término orientación por su parte se refiere a orientación vocacional, orientación profesional y aúna orientación educativa y parte del supuesto de que los jóvenes no conocen exactamente sus intereses y la magia de la psicología se los va a revelar. Con esta idea se han creado en diversas instituciones educativas departamentos de orientación.

En ciertos bachilleratos y universidades se habla de la existencia de consejeros de grupo nombrando a un profesor responsable de cada grupo escolar (tutor).

Desde el sexenio de Vicente Fox en que fue secretario de educación pública el Dr. Reyes Tamez se le dio gran impulso a la tutoría en los diversos niveles escolares.

Se llevaron a cabo congresos en que se discutió acerca de la tutoría y su importancia en la vida escolar, las instituciones de educación superior que compraron el concepto establecieron programas de tutoría escolar, de grupo o de alumnos, surgiendo la figura de maestro tutor.

La tutoría llevada a la educación superior no perdió su carácter de continuidad paterna, de cuidado, de protección y de amparo; Para tratar de palear las dificultades de los estudiantes con sus materias de estudio.

En las diversas definiciones de tutoría que aparecen en documentos de universidades o instituciones internacionales como la UNESCO3 la tutoría no pierde el carácter de protección. No se liga a la tutoría con el desarrollo científico de los alumnos, con el acompañamiento de proyectos de investigación se le entiende como diferente a la docencia, como un agregado que no forma parte del curriculum, que por lo tanto está supeditada a la voluntad de los profesores tutores.

Si se le da al profesor tutor un papel de cuidador, de orientador, de consejero en general, entonces el profesor no sabrá qué hacer con el papel de tutor que le asignen, según conversaciones sostenidas con profesores de largos años de trabajo. Porque según ellos no tienen la preparación pedagógica, psicológica y aún antropológica para dirigir a los jóvenes a la solución de problemas escolares, familiares, sociales y aún amorosos.

Envueltos en esta confusión de términos en que nos atrevimos a levantar la cabeza y tratar de encontrar un camino para la utilización operativa de un concepto de tutoría que permitiera relacionar la tutoría con la investigación.

De tal suerte que los jóvenes encuentren un terreno fértil para la adquisición y proyección de sus aprendizajes de sus conocimientos y de competencias de investigación y desarrollo profesional.

Para ejemplificar lo expresado sitamos en seguida diversos conceptos de tutoría y otros ya mencionados que acompañan al concepto base:

LA TUTORÍA

Es un programa de carácter preventivo y facilitador del desarrollo de competencias, que se concreta en intervenciones de carácter interpersonal y profesional para caminar junto con las personas o con los grupos confiados por el programa de psicología.

La tutoría para la facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Nuevo León4 es un proceso de atención individual al estudiante en donde se intenta buscar y solucionar problemas o situaciones de orden general, que afecten al rendimiento escolar. Además incluyen que la tutoría no es lo mismo que asesoría, ya que en la asesoría se busca dar orientación sobre problemas académicos relacionados con una materia específica.

Como se lleva a cabo el proceso de tutoría en la UANL El maestro participante recibe una lista de alumnos con los que se organiza para darles atención en sesiones individuales de 30 a 60 minutos de duración cada una, cada dos semanas. En el cual existe un formato para dar las sesiones de atención individual, en el que se integra un expediente para cada alumno, en el que están consignados los datos recabados en dos documentos básicos: Fichas de seguimiento o Encuesta para identificar problemas. Además el maestro anexa por escrito la información adicional que considera pertinente sobre el alumno.

La participación en el programa de tutoría es obligatoria para los maestros, más se considerarán los casos de aquellos maestros que por su carga académica no estén en posibilidad de atender alumnos.

Por lo tanto en la UANL las tutorías, son estrategias pedagógicas, consistentes en sistemas solidarios y organizados de apoyo pedagógico y/o socio afectivo entre dos personas: el tutor y su tutorado. Aunque puede estar centrada en el desarrollo socio-afectivo del alumno, siempre es parte de su definición, la vinculación con procesos de aprendizajes, académicos o sociales. Las tutorías se organizan sobre una labor de acompañamiento y orientación y se caracterizan por estar basadas en una relación de confianza, cercanía y respeto mutuo, donde tutor y tutorado desarrollan lazos recíprocos de responsabilidad y apoyo, en los cuales el primero asume el compromiso de brindar orientación y ayuda en algún área específica a su tutorado. En esta relación ambos actores se potencian en el desarrollo de sus capacidades. Para la Universidad de Sonora5. La tutoría es un proceso mediante el cual un profesor designado como tutor, guía al estudiante en su incorporación al medio universitario y académico, mediante la atención personal, a un alumno o a un grupo de estudiantes.

Consiste en el acompañamiento de un tutor durante la formación de los estudiantes que requieren de guías y apoyos durante su estancia en la universidad, mediante la atención personalizada a un alumno o a un grupo reducido de alumnos.

El objetivo general de las tutorías en la Universidad de Sonora es: Orientar y dar seguimiento al desarrollo de los estudiantes, apoyarlos en los aspectos cognitivos y afectivos del aprendizaje. Busca desarrollar su capacidad crítica y creadora. Fomentar su rendimiento académico. Perfeccionar su evolución social y personal.

Facilitar el proceso formativo de los estudiantes de psicología mediante acciones dirigidas al desarrollo de competencias cognitivas, afectivas y sociales necesarias para su propio crecimiento personal y para un verdadero compromiso con la calidad integral que pretende el programa de psicología en la propia Universidad de Sonora.

¿Pero qué es tutoría y qué es instrucción (“coaching”)?

Parece que hay muy poca claridad respecto a las definiciones, similaridades y distinciones de los dos conceptos. En alguna documentación, los dos conceptos (instrucción y tutoría) se utilizan de forma intercambiable en tanto que en otra se hace la distinción. La instrucción se centra en el puesto de trabajo; tiene como objetivo un tema específico o una tarea bien determinada; tiene lugar durante un breve periodo de tiempo; el proceso está dirigido por los instructores y finalidad es el desempeño. El proceso se lleva a cabo a través de instrucciones, discusiones y diálogos, y los beneficiarios aprenden de los instructores.

Características de la tutoría

• Se considera una modalidad de la actividad docente que comprende un conjunto sistematizado de acciones educativas centradas en el estudiante.

• Es distinta y a la vez complementaria a la docencia frente a grupo, pero no la sustituye.

• Implica diversos niveles y modelos de intervención 5 [] Universidad Autónoma de Sonora, Página, http://tutorias.uasnet.mx/include/pdf/Programa Institucional de Tutorías UAS.pdf consultado 15 octubre 2014.

• Se ofrece en espacios y en tiempos diferentes a los de los programas de estudios.

• Tiene indudables efectos en el logro institucional de elevar la calidad y la eficiencia terminal de los estudiantes de nivel superior.

¿Por qué es necesaria la tutoría?

Por medio de la tutoría, el profesor comprende los problemas que enfrenta el alumno:

• En la adaptación al ambiente universitario

• En las condiciones individuales para un desempeño aceptable durante la formación y

• En el logro de los objetivos académicos que te permitirán enfrentar los compromisos de la futura práctica profesional.

• La tutoría se centra en la persona; su fin es ayudar al “alumno” a ayudarse; se desarrolla durante un largo período; los beneficiarios son quienes dirigen el proceso y objetivo es la reflexión. El proceso se lleva a cabo a través del diálogo y el alumno aprende con el mentor.

• La tutoría juega un papel importante puesto que se constituye en un servicio educativo que permite el seguimiento tanto individual como grupal del proceso de formación del alumno del alumno, así como el planteamiento y desarrollo de estrategias dirigidas a estimular habilidades y destrezas de los estudiantes y usuarios, al manejo adecuado del software que practican y desean conocer, orienta el desarrollo metodológico de los programas e involucrar al estudiante como parte fundamental y activa del proceso, con el fin de garantizar una formación de las más alta calidad y por lo tanto el logro de un mayor nivel de conocimiento, destreza y profesionalidad.

¿Qué es un tutor?

Según el Instituto Politécnico Nacional define al tutor como:

  • El tutor es el profesor principal de un grupo de alumnos, encargado de una serie de actividades burocráticas y de relación.
  • El tutor es un profesor que ejerce la tutoría como un procedimiento de enseñanza, entendiendo, casi informalmente, a características instructivas de un grupo pequeño de alumnos.
  • El tutor es un profesor que ejerce la tutoría como un procedimiento de enseñanza, atendiendo, casi informalmente, a características instructivas de un grupo pequeño de alumnos.
  • El tutor es un profesor que realiza su función tutorial compartida casi equitativamente con su función instructiva; se señala que cuando el profesor asume íntegramente esta función, actúa plenamente como educador.
  • El tutor es el orientador, que realiza la orientación en el centro, conjugada con alguna actividad docente.
  • El tutor es el orientador, que realiza la orientación en el centro, conjugada con alguna actividad docente.
  • El tutor es el orientador, no realiza actividad docente y es asistido por especialistas en psicología y pedagogía.

En la facultad de ingeniería de Ensenada6 un tutor es un profesor perteneciente a la planta docente de la facultad, el cual es el encargado de proporcionar las tutorías a los alumnos. 

Características generales

  • El profesor forme parte de la disciplina que curse el estudiante
  • Preferentemente el docente que funja como tutor deberá ser profesor de tiempo completo, medio tiempo o profesor de asignatura con reconocida trayectoria académica en la unidad de adscripción.
  • Conocer el modelo educativo de la institución y sus estrategias de operación
  • Haber cursado programas académicos de formación y actualización docente

Características específicas 

  • Conocimientos generales sobre el plan de estudios y de los lineamientos generales y específicos para su operación  Conozca al menos de manera general, los contenidos básicos de cada asignatura que conformen el plan de estudios.
  • Tener conocimiento de las asignaturas comunes que los alumnos pueden tomar con otros programas de estudios así como los procedimientos correspondientes, que favorezcan la interdisciplinariedad y la movilidad estudiantil.
  • Estar informado de los servicios y programas generales de la UABC que apoyan a los estudiantes a su formación.
  • Conocer los requisitos de egreso específicos de investigadores como quehacer artesanal. http://www.posgrado.unam.mx/publicaciones/ant_omnia/09/03.pdf consultado noviembre 2014 las carreras de la unidad académicas (servicio social, titulación, prácticas profesionales, idioma extranjero, etc.)
  • Mostrar actitud empática en su relación con el alumno  Mantener una actitud positiva, tolerante y responsable ante el ejercicio de la tutoría  Mostrar habilidad en el manejo de la información  Tener habilidad para escuchar y comunicarse adecuadamente.

¿Cuáles son las funciones de un tutor?

  • Orientar al alumno, en la elección de las asignaturas y actividades de aprendizaje que conformarán su carga académica.
  • Propiciar la toma de decisiones como forma de reforzar la seguridad y elevar la responsabilidad profesional y personal del alumno.
  • Fomentar actividades que promuevan su madurez profesional y que posibiliten su acercamiento a la cultura.
  • Informar a los alumnos sobre aspectos generales de la institución, potenciando su participación dentro de su misma unidad académica.
  • Informar sobre la estructura y organización del plan de estudios que cursa el alumno respecto a: perfil de egreso de la carrera, cursos operativos y otras modalidades para la obtención de créditos.
  • Identificar y apoyar al alumno que manifieste dificultades durante su desempeño escolar canalizado aquellos casos especiales a las instancias correspondientes.
  • Participar en reuniones de coordinación con el resto de tutores para programar y evaluar las actividades de tutorías.
  • Organizar y planear las sesiones de tutorías.

Función del tutor en un sistema institucional de tutorías

ANUNCIO
inteligencia_emocional_v2_1.png

El tutor debe estar siempre atento a la mejora de las circunstancias del aprendizaje y, en su caso, canalizar al alumno a las instancias en las que pueda recibir una atención especializada. La tutoría exige de una interlocución fructífera entre profesores y tutores y entre los propios tutores.

Si se cuenta con un tutor se podrá:

  • Conocer diversas formas de resolver los problemas dentro de la universidad.
  • Comprender cómo funciona el Plan de estudios y las opciones de las materias.
  • Superar dificultades en el aprendizaje y en calificaciones.

Plan de acción tutorial

En el desarrollo del presente trabajo hemos tratado de ubicar el concepto de tutoría en el contexto educativo de la carrera de Ingeniería en Comunicaciones y Electrónica, en la ESIME-ZACATENCO del Instituto Politécnico Nacional.

Hemos afirmado varias veces que vamos a estructurar un concepto operativo de tutoría ¿por qué acudimos a la operacionalización del concepto de tutoría y no nos remitimos a la teorización del mismo concepto?

La respuesta es clara no hay teoría en el sector educativo en todos los niveles. Hay recomendaciones, hay deseos escritos, hay ideas dispersas y en todo lo visto, nos da la sensación de que tutoría se deja a la comprensión de los profesores que son designados como tutores.

El Instituto Politécnico Nacional a su vez como institución, expresa la necesidad de tutoriar a los estudiantes para ayudarles en problemas de la más diversa índole.

Por ese camino no llegamos muy lejos nos quedaríamos en el plano de los consejos, a veces de la compasión, quizá algunas veces en recomendaciones académicas, pero no tendríamos la posibilidad de vertebrar el trabajo académico de los estudiantes y aún de los profesores.

Proponemos operativamente entender a la tutoría como un concepto que junto con el concepto de investigación científica se constituyan, en el eje de aprendizaje y conocimiento de la carrera en la cual se aplique, en este caso a Ingeniería en Comunicaciones y Electrónica.

Sabemos que lo dicho de entrada nos presenta un problema consistente en enfrentarnos a un curriculum enciclopédico y disperso; en el cual no se contempla la investigación como una constante. Habría que buscar los procedimientos para que el currículum, perdiese el rostro de enciclopédico y deje un espacio para realizar investigación científica en la cual se relacionen diversas disciplinas. Si vamos suprimiendo algunos contenidos de los programas de estudio automáticamente vamos abriendo espacios para la investigación.

Tengamos clara la siguiente afirmación repetida por investigadores de trascendencia nacional e internacional.

Ha investigar se aprende investigando. Parece esta afirmación muy simple y hasta ingenua, pero deja de tener estas características si hablamos de dos conceptos filosóficos fundamentales para el trabajo científico:

Relacionar la teoría y la práctica. Esto también se relaciona con principios educativos que aún son mencionados por la UNESCO:

A aprender se aprende haciendo, a pensar se aprende pensando, a sentir se aprende sintiendo y a educarnos aprendemos educándonos.

Retornando a la investigación en muchas instituciones de educación superior UNAM, IBERO, DEL VALLE, la investigación es un agregado, es extracurricular o en su caso se le da nombre de investigación a una actividad poco estructurada.

Se trata de que la investigación como necesidad esté en la mente de estudiantes y profesores, se trata de darle más apertura al trabajo propio de los estudiantes y no pretender llenar en las clases todas las posibilidades que pueda tener una ciencia.

El alumno en su trabajo diario avanza de acuerdo a sus intereses y motivaciones, el trabajo de aula puramente repetitivo es cansado, aburrido y des motivante.

La investigación en la que estamos pensando es una actividad contemplada en el desarrollo intelectual académico y técnico de los estudiantes.

Ellos los jóvenes encontrarán más capacidades expresivas en la investigación. Se piensa que los jóvenes sobre todo de primer ingreso) no están capacitados para investigar en sentido estricto.

Recuérdese que la investigación principia con dos actividades básicas: la observación en sus varias modalidades y la recuperación de información que se va depurando en razón de un primer objetivo que se persiga, estas dos actividades citadas requieren de un entrenamiento, de una sistematización, de un aprender a registrarla.

Recuérdese también que ninguna información es válida por sí misma, sino pasa por el tamiz de la crítica y la discusión, luego entonces estamos ampliando el concepto de investigación para darle un carácter didáctico, que va creciendo, conforme la carrera transcurriendo. De tal suerte que este proceso didáctico de investigación se va enriqueciendo, se va complejizando, formando en estudiantes y profesores nuevas competencias de aprendizaje y conocimiento.

Si este proceso de investigación siguiera un curso ascendente llegaríamos al final de la carrera con el entrenamiento suficiente para realizar el proyecto de tesis final, reduciendo el tiempo de su consecución, evitando de paso que haya cientos de alumnos colgados que tardan años en realizar sus tesis o nunca las terminan.

La tutoría como la pensamos es un concepto operativo que se tiene que desprender de su carácter simbólico paternal que se tiene que ejercer apoyando a los alumnos en el proceso de investigación, a través de diversas maneras.

La más productiva tal vez sea la del Método de seminario por varias razones:

Uno que el seminario es un espacio en el que se intercambian opiniones, conocimientos y críticas, dos el seminario facilita la realización de trabajos escritos que pasan por la crítica de los integrantes del seminario, tres el seminario necesariamente termina con un producto: el trabajo combinado de alumnos y profesores, cuatro el seminario no necesariamente es atendido por un solo profesor sino que también participan otros profesores en calidad de integrantes o invitados, cinco el seminario adoptaría un carácter de desarrollo complejo de acuerdo a cada semestre propiciando que los estudiantes y profesores desarrollen competencias de lectura, de escritura de discusión con el método y de respeto al trabajo de todos.

La tutoría como la pensamos incluiría como conceptos acompañantes al concepto de: consejería y al concepto de asesoría; porque tal vez sea necesario apoyar algunos estudiantes en lo individual.

La tutoría y la investigación caminarían juntos, sí descansando en la mayor experiencia de los profesores que hayan hecho investigación de manera frecuente; pero reconozcamos que hay muchos profesores que no han hecho investigación y lo que hacen es algunos trabajos escritos, pero no siguiendo rigurosamente el proceso de investigación. Sin embargo como profesores estarían a cargo de la tutoría, pero, al igual que los estudiantes, para aprender se cumple la afirmación de Adam Shaf: “educar es educarse” y si quisiéramos expresarlo en colectivo “educar es educarnos”, también se cumple lo expresado por Paulo Freire “nadie educa a nadie, todos nos educamos a todos”.

Hasta aquí he dado los elementos contenidos en una propuesta de tutoría ligada a la investigación. Sabemos que lo que proponemos tiene sus dificultades, pero por nuestra experiencia docente hemos aprendido que los programas de estudio no se siguen al pie de la letra, sino que se interpretan, tomando en cuenta las características de cada grupo escolar.

He comprendido que la mayoría de los profesores llegan al grupo como han llegado en otros semestres, sin hacer un estudio somero de las características de cada grupo en aula, estandarizando la comunicación de los contenidos programáticos, estamos educando a seres que parecen haber nacido todos iguales en la misma clase social, con los mismos recursos económicos, con las mismas inteligencias y en esa condición elaboramos los exámenes de finales de curso.

Decimos que damos clase nos paramos frente al grupo y empezamos a hablar, ocupando el lugar de los libros, entonces los estudiantes se enfrentan a dos libros que se titulan igual y que no saben cuál es el mejor, el escrito o el hablado, porque esos dos libros no son iguales.

Si el profesor está frente al grupo de estudiantes no es para repetir libros, sino para comentar y transmitir otras experiencias, otros conocimientos.

Retornando a la columna vertebral de una carrera representada por la tutoría y la investigación quiero ver si despliego un modelo a través del cual se visualice esta relación de conceptos y su ubicación en el transcurso de la carrera.

Los elementos del modelo son los siguientes:

  • Los contenidos interpretados de los programas de estudio (desde luego que estamos pensando en ICE Zacatenco
  • La instauración de la investigación y la tutoría como ejes didácticos que atraviesan toda carrera.
  • La fundación de seminarios en el que se formen competencias de lectura, de escritura, de discusión metódica, de crítica y de elaboración de productos.
  • Los alumnos desarrollarán una investigación por semestre en forma gradual en cuanto a su complejidad y profundidad.
  • Los profesores en los seminarios trabajaran juntos educándose junto con los estudiantes de tal manera que los profesores noveles en investigación formen y desarrollen competencias.
  • La investigación final prácticamente sería la tesis de final de carrera.

De este proceso de tutoría e investigación será necesario intervenir oportunamente para asesorar a alumnos en lo individual y grupal, además que no pierdan el ritmo de trabajo.

La pregunta permanece ¿es posible realizar este sueño?

Didácticamente pensamos que sí, curricularmente también humanamente, con la contribución de los profesores es posible. Contar con las autoridades para desplegar este proyecto sería necesario.

Motivar a los estudiantes para que ingresen a un proceso de investigación sería magnífico7.

En suma el proyecto ahí está lo difícil, es posible mediante la conjunción de voluntades, renunciando los profesores a algunas de sus costumbres y como dice Bordeau1 algunas de sus arbitrariedades.

Conclusiones

La investigación científica requiere de dos circunstancias que parecen opuestas, pero que bien visto se complementan.

Estas circunstancias y conceptos son: rigor y libertad, el rigor no significa encapsular al investigador para que no salga del tema, al contrario, el investigador sepa tomar de lo imprevisto aquello que fortalezca su trabajo aun cuando lo indique un nuevo camino.

En cuanto a la libertad no significa que el investigador proceda sin orden. El investigador en uso de su libertad tiene que extraer del desorden o mejor dicho al desequilibrio. Gracias a la libertad el investigador no abandonará el tema original enriqueciéndose para obtener mejores resultados.

La tutoría está ligada históricamente a un concepto protector paternalista del estudiante. El estudiante para investigar no necesita un sustituto de padre, sino un profesor apasionado de su ciencia, sin perder el rigor de la investigación y la libertad necesaria:

Lograr que el alumno se apasione por los temas a investigar sería una finalidad de la tutoría.

La tutoría consistiría en acercar al joven estudiante a  los aspectos de la ciencia que le interesen, el alumno aprenderá más y mejor si su decisión cuenta y la motivación le sirve de impulso para alcanzar los objetivos que se ha propuesto.

Referencias bibliográficas

1.- Almaguer, S. (1998). El desarrollo del alumno.

Características y estilo de aprendizaje. México:Trillas.

2.- Álvarez, M. Bisquerra, R. (1996). Manual de orientación y tutoría. Barcelona, España: Praxis.

3.- ANUIES. (2000). Programas institucionales de Tutorías. México. Disponible en: www.anuies.mx/libros.

4.- Baudrit, A (2000), El tutor: procesos de tutela entre alumnos, Barcelona, España, Paidós.

5.- Charlot B. (2006), La relación con el saber, elementos para una teoría, Buenos Aires, Zorzal, pp. 159.

6.- Sánchez, L. (2004), Manual de Tutorías para la educación superior, proyecto PAPIME, México:UNAM.

7 Pierre Bordeau, La reproducción apuntes para una teoría, 2005, pp. 85 (2005).

Título:La Tutoría como Articuladora de la Investigación. Para leer y conocer más experiencias de innovación educativa consulte: Revista del Congreso Internacional de Innovación Educativa. Tomado de: Memorias del primer Congreso Internacional de Innovación Educativa. ITESM.

Mireya Rosas Haro. Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica- Zacatenco. Departamento de Ingeniería en Comunicaciones y Electrónica

Del Instituto Politécnico Nacional, México. mrosash@ipn.mx

Lauro Hernández. Departamento de Relaciones Sociales Universidad Autónoma. Metropolitana-Xochimilco. lhernad@correo.xoc.uam.mx

Rosa Mercado Moreno. Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica- Zacatenco. Departamento de Ingeniería en Comunicaciones y Electrónica

Del Instituto Politécnico Nacional, México. rmercadom@ipn.mx

Foto by Freepik