Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_1.png

Las actividades musicales en el aula y el rol de los docentes

Por Andrea Giráldez , Por Judith Akoschky , Por Maravillas Díaz , Por Pep Alsina
Magisterio
22/02/2017 - 16:15
0
Foto de Omar Burgos. Tomada de Flickr

Es importante que la maestra o el maestro cuente con una preparación adecuada para desempeñar su papel: buen conocedor de los contenidos de la música que se va a enseñar y con la necesaria formación acerca del desarrollo motor, intelectual, psicosocial de los niños y niñas de educación infantil. Si sumamos a estos requisitos su capacitación pedagógica y las estrategias metodológicas que adopte, el maestro o la maestra estarán en condiciones de desarrollar la tarea didáctica que implica la enseñanza de la música en este ciclo educativo. Pero reparemos en su tarea cotidiana que incluye la preparación previa de cada clase, su realización y registro y la evaluación posterior.

 

+Lea: Proyecto: Música para niños

 

La tarea cotidiana. La preparación previa

 

  • El maestro o maestra va a sus clases provisto con materiales, con recursos que ha escogido de acuerdo con su programación, teniendo en cuenta las condiciones necesarias para su mejor desarrollo. Previamente, ha buscado y seleccionado el repertorio de canciones, las grabaciones que piensa hacer escuchar, los instrumentos varios para producir sonido, así como otros materiales que utilizará a lo largo de su secuencia de actividades.

     

  • Tiene prevista la duración aproximada de cada paso, como un boceto de un cuadro previo a su realización. Y, fundamentalmente, tiene en mente al grupo de niños y niñas destinatario del plan: conoce sus tiempos, sus necesidades, sus posibilidades y el recorrido de sus aprendizajes previos.

 

+Conozca los libros:

Para nacer con música

Juego musical y aprendizaje. Estimula el desarrollo y la creatividad

 

En clase

ANUNCIO
banner_formacion_web_336x280_4.png

 

  • Ya en el aula, acomodará el espacio desplegando con diferentes estrategias los materiales seleccionados. Dará inicio a su tarea con un saludo «sorpresa», con la canción con la que ese grupo se identifica, o con una nueva actividad que dará impulso al reciente caudal de experiencias musicales.

     

  • En el transcurso de la actividad su observación será atenta y permanente, mantendrá la mirada puesta en el grupo en su totalidad y en cada niño y niña en particular. Esto le permitirá tomar decisiones imprevistas si fuera necesario –interrupción y/o cambios de actividades en la secuencia programada, supresión de algunos pasos, reemplazo del plan en su totalidad– o bien desarrollar su planificación tal y como fue programada.

 

+Conozca el libro Juegos musicales para estimular la atención y concentración

 

El registro

 

  • Más tarde hará un registro de lo realizado, sus logros, sus dificultades. Recordar lo ocurrido durante la clase le permitirá sacar conclusiones y evaluar la secuencia de actividades paso a paso y si se concretaron con satisfacción y buena predisposición grupal.

     

  • Las dudas iniciales tendrán respuestas: el acierto de la canción elegida, la selección de instrumentos utilizados, las músicas grabadas para promover la escucha atenta, etc.

     

  • Las dificultades registradas serán atendidas en próximas clases con diferentes actividades y con repeticiones renovadas.

 

  • Finalmente podrá determinar el avance en los aprendizajes.

     

     

Las sesiones siguientes

 

  • El paso siguiente, proyectado luego de la evaluación anterior, tendrá otros objetivos. Promotoras de nuevos desafíos y engarzados con las actividades anteriores, las propuestas docentes irán diseñando una trama de experiencias y conocimientos recientes en los que el disfrute y el placer, la expresión y la emoción, serán invitados de honor.

     

 

Título tomado del libro: La música en la escuela infantil (0-6). Autor: Judith Akoschky, Pep Alsina, Maravillas Díaz, Andrea Giráldez. pp.43-45

 

Foto de Omar Burgos.  Tomada de Flickr