Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_magisterio_1115x116_28mayo_0.png

Las imágenes como casos de estudio

Magisterio
03/04/2020 - 17:15
0
Foto de Pixabay

Con el propósito de llevar un estímulo distinto al aula, me di a la tarea de investigar sobre el método de casos y cómo implementarlo. Revisé los casos de estudio disponibles con la idea de promover el análisis y el debate entre mis alumnos de preparatoria. Comencé la búsqueda de los casos más adecuados para mi clase en distintos repositorios y bases de datos, lo cual resultó en una experiencia frustrante. Aunque encontré algunos casos interesantes, eran muy extensos para trabajarse en una sesión de cincuenta minutos o utilizaban un vocabulario y términos muy especializados fuera del alcance de mis alumnos, lo cual dificulta su estudio. En este artículo les comparto mi experiencia. 

Conozca el curso virtual: Aprendizaje Basado en Proyectos-ABP en la práctica pedagógica 

Desde un inicio me entusiasmaba la intención de implementar el estudio de casos como técnica didáctica en mi clase, ya que son recursos que permiten entregar contenido a los alumnos de una manera más efectiva que un libro de texto (Bonney, 2015). También es un método de enseñanza altamente adaptable que involucra el aprendizaje basado en problemas, promueve el pensamiento crítico y permite a los alumnos alcanzar niveles más altos de aprendizaje según la taxonomía de Bloom (Singh, 2017). Adicionalmente, los casos de estudio facilitan el aprendizaje interdisciplinario y pueden ser utilizados para establecer conexiones con problemáticas sociales de actualidad (Saldanha y Haen, 2016).  

“Los casos de estudio no necesariamente tienen que ser en texto; también existe la posibilidad de usar obras de arte, fotografías, videograbaciones, entrevistas, entre otros formatos” 

Comparto dos ejemplos que permiten darnos cuenta de la relevancia que este método de enseñanza tiene en el ámbito educativo; por un lado, la Universidad de Yale cuenta con su propio repositorio de casos de estudio, YALE SOM; y también, el Tecnológico de Monterrey cuenta con el Centro Internacional de Casos para proveer a sus profesores de casos de estudio de calidad.  

En resumen, los casos de estudio tienen todo lo que yo deseaba para diseñar e implementar una actividad de aprendizaje exitosa. Sin embargo, necesitaba un caso apropiado para que mis alumnos de tercer semestre de preparatoria pudieran examinar el impacto de la tecnología en los derechos humanos desde múltiples perspectivas como tema de clase. Solamente disponía de cincuenta minutos para toda la implementación y al final de la discusión del caso los estudiantes se llevarían una reflexión final escrita como tarea. 

Conozca el libro: Comunicación digital y educación - teoría y práctica 

Para aprender más sobre la aplicación de casos de estudio como técnica didáctica, tomé una certificación en línea, y fue en una de esas lecturas donde aprendí que los casos de estudio no necesariamente tienen que ser en texto; también existe la posibilidad de usar obras de arte, fotografías, videograbaciones, entrevistas, entre otros formatos. Por ello, considerando la duración de la sesión de mi clase, el tema, las características de mis alumnos, y mi objetivo principal, llegué a la conclusión de que mi mejor opción sería el uso de imágenes como caso de estudio.  

Debo decir que, disfruté muchísimo la búsqueda de las imágenes como casos de estudio, ya que ofrecen una gama amplia de posibilidades con mucha flexibilidad, por algo dicen que “una imagen dice más que 1000 palabras”; además es adecuado para analizarse desde múltiples perspectivas. Las imágenes que presento a lo largo del artículo las obtuve de diferentes fuentes (a las que hago referencia) y son las que utilicé en la dinámica en la clase. 

Adicionalmente, los casos de estudio facilitan el aprendizaje interdisciplinario y pueden ser utilizados para establecer conexiones con problemáticas sociales de actualidad (Saldanha y Haen, 2016).  

A continuación, les comparto el resultado que obtuve de utilizar imágenes como casos de estudio en mi clase: 

Para los estudiantes, las imágenes fueron más motivantes que leer un texto, al moverse entre distintas estaciones (cada estación con un caso de estudio distinto) tenían la curiosidad por saber de qué trataría la siguiente imagen. Se sintieron muy involucrados con esta actividad y motivó su creatividad y pensamiento crítico.  

Los estudiantes desarrollaron su análisis desde múltiples perspectivas; algunos de los comentarios que escuché durante las discusión o que pude leer en las reflexiones finales de los alumnos fueron: “no puedo creer que esto sea tan negativo para otras personas, cuando para mi es tan inofensivo y lo uso todo el tiempo”, “pensé que la tecnología solamente traía beneficios”, “hay muchas historias detrás de cada caso”, “la actividad me forzó a ignorar mis necesidades y considerar las de lo demás”, “hay que ver lo que hay detrás”. 

ANUNCIO
banner_web_rim_digital.jpg

+Conozca los cursos virtuales y registre sus datos AQUÍ

Los estudiantes se mostraron empáticos y tolerantes ante distintas perspectivas al analizar el impacto de la tecnología en los derechos humanos, lo cual forma parte del desarrollo de competencias globales. 

El diseño final de la actividad incluyó cuatro casos de estudio distintos; en los 50 minutos disponibles tuvimos tiempo para trabajar y analizar los casos, respondiendo ciertas preguntas y discutiendo algunos planteamientos. Los alumnos analizaron en equipo cada caso de estudio, perteneciendo a un nuevo equipo en cada caso. 

Una ventaja de las imágenes como casos de estudio es que Internet es un repositorio enorme de fotografías actuales, con significado y contexto. Es sencillo encontrar los casos de estudio que se ajusten a las necesidades del profesor. 

El hecho de que una imagen pueda ser interpretada desde diversos puntos de vista puede convertirse en una debilidad como caso de estudio; es aquí donde el profesor tiene un rol vital, desde la selección idónea de imágenes según el tema a discutir y el perfil de alumnos, la redacción de las preguntas detonantes hasta el monitoreo constante durante la discusión para garantizar que el objetivo de aprendizaje no se pierda.  

De esta experiencia en el aula, concluyo que hacer uso de imágenes como casos de estudio facilitó la implementación de la actividad en muchos aspectos, y permitió lograr el objetivo que buscaba; pero además la enriqueció y le suministró un disfrute que no habríamos tenido si hubiéramos utilizado texto. 

Mi nuevo reto es utilizar una mezcla de formatos para casos de estudio con imágenes y texto y, ¿por qué no?, probar algún formato que nunca he usado previamente. 

+Lea: Casos en vivo y multimedia como recursos de aprendizaje

Colega, ¿cuándo fue la última vez que hiciste uso de casos de estudio en tus clases como estrategia didáctica? ¿Por qué no llevar un estímulo distinto al aula haciendo uso de imágenes como casos de estudio? Aprovechemos las ventajas que ambos recursos nos  pueden proporcionar en el quehacer docente. 

El anterior  artículo es tomado de la web Observatorio de Innovación Educativa del Tecnológico de Monterrey para visitar el contenido original haga click en el siguiente enlace: Las imágenes como casos de estudio 

Foto de Pixabay